Por Lafamilia.info

Destetar al bebé es la mayor preocupación para los padres primerizos. Es normal sentir temor porque no sabemos qué alimentos son los más adecuados y cómo incluir los alimentos sólidos en su dieta. Además, cuál es la forma correcta para que acepte la comida.

Aunque durante mucho tiempo los padres han alimentado a sus bebés de manera tradicional, no es tan eficiente como la técnica que te mostraremos a continuación, denominado Baby-Led Weaning. 

Baby-Led Weaning, el destete dirigido por el bebé 

Popularizado en el Reino Unido, Baby-Led Weaning (BLW), es un método creado por padres jóvenes que buscaron la forma más natural y familiar de servir alimentos sólidos. En este caso, el miembro más pequeño de la familia gana protagonismo en la escena ya que decide elegir entre una variedad de bocadillos presentados ante él y trata de transferir los trozos de la bandeja a la boca por sí mismo. 

En pocas palabras, el destete dirigido por el bebé tiene como objetivo saltarse los purés con cuchara y dejar que los pequeños se alimenten con los dedos desde el principio. Cada vez más padres practican esta técnica en sus hijos e inician aproximadamente a los 6 meses de edad. 

¿Cuáles son los beneficios del destete dirigido por un bebé?

Sin duda, la técnica BLW ofrece la posibilidad de que los bebés exploren la textura, el sabor y el color de los alimentos. 

El miembro más joven de la familia también aprenderá sobre la autorregulación y dejará de comer cuando se sienta satisfecho. Por el contrario, en la alimentación con cuchara los padres pueden exigir que el bebé continúe comiendo más incluso si está lleno. Continuar con esta práctica le enseñará a comer habitualmente más de lo que su cuerpo necesita. 

Aunque se han realizado pocos estudios al respecto, los especialistas mencionan que el destete dirigido por el bebé tiene un efecto positivo en las preferencias alimentarias. De hecho, el niño desarrolla el paladar y establece hábitos alimentarios. Sin embargo, es importante mencionar que los bebés con problemas neurológicos deben incluir los alimentos sólidos de manera más tradicional. 

¿Con qué alimentos empezar? 

Antes de elegir los alimentos que introduciremos en la dieta de nuestro bebé, debemos tener en cuenta diferentes aspectos. Por ejemplo, si son muy blandos los aplastará con facilidad y si son muy duros no podrá triturarlos. Además, los trozos muy pequeños dificultan el agarre porque aún no domina su índice y pulgar y los trozos medianos podrían ser peligrosos. 

Algunos de los alimentos más populares de la BLW son la patata, las judías verdes y el brócoli por su alto contenido en vitamina C, el pepino por su aporte en vitamina B, el calabacín, la zanahoria y el boniato por ser ricos en betacaroteno, la calabaza, el aguacate y el pan sin sal. 

Por último, los expertos en pediatría recomiendan que los padres estén atentos a la asfixia y las alergias alimentarias, ya que es posible que las habilidades de masticación no sean tan fuertes en niños mayores de 6 meses de edad. Esta habilidad no se desarrolla por completo hasta los 9 meses. 

También puede leer: