CUANDO OMÍTAR69 ESTÁ DESESPERADO

Por Guillermo Romero Salamanca

Es posible que el médico le haya dicho a Ómar Sánchez que no vuelva a ver los partidos de Independiente Santa Fe. Le pueden perjudicar su noble corazón.

No entiende –ni muchos de los hinchas del equipo rojo de Bogotá tampoco—que haya llegado a un punto tan lamentable. Al borde de hacer fila para la B, de perder consecutivamente, estar sin directivos dolientes por el equipo y sin un entrenador de renombre.

Ómar Sánchez –conocido también como omitar69 porque es su nombre en Twitter– es un apasionado por la radio. Hizo todo lo posible para que don Hernando Herrera lo contratara en 1992 como mensajero en Radio K y allí pudo ver cómo era un estudio radial, el manejo de los programas y buscar sintonía. En unos días ya estaba como operador y dos años más tarde pasó su hoja de vida a Caracol Radio donde comenzó como control de Radiodeportes. Meses después estaba en operaciones y luego lo llamaron para que fuera productor de deportes.

“No fue fácil. Me tocó el trabajo de “bombillo”, es decir que estaba entre las diez de la noche y las seis de la mañana”, recuerda.

Aprendió a trasnochar y a conocer a los deportistas, a organizar una agenda con un sinnúmero de teléfonos y contactos. Actualmente es el Productor General de Deportes y está a cargo de El Alargue y el Carrusel Deportivo, programas con el VBAR que están en los puestos de vanguardia deportiva de la cadena.

Con Julián Capera y Steven Arce, sus “amigazos” en los programas. Foto archivo particular.

–¿Y cómo hace para contactar a tanta gente?

–Esto es un oficio de años, tras conocer muchos contactos en los medios y no solo en Colombia sino en el exterior, donde poco a poco va uno haciendo nombre y la vaina funciona así: tú me das este número, yo te doy este otro.

–Pero debe haber unos más difíciles que otros…

–Claro. La verdad, dos personajes me han costado mucho conseguirlos para hacer las notas: don Vicente del Bosque y Roberto Carlos, el uno porque fueron 4 meses para convencerlo y el otro, porque ese día estaba en Moscú.

–¿Con cuáles ha gozado más?

–Con las entrevistas a los ciclistas, son personas humildes y que les ha costado muchísimo llegar a donde están. Pero la primera entrevista a Nairo Quintana muy fue especial, inolvidable.

El puesto de Ómar en Caracol es un cubículo donde comparte con otros compañeros. Frente a él hay un computador, audífonos, un teléfono y, desde luego su celular y una carpeta que es su tesoro.

Después de la reunión con el director, debe pensar quién es el personaje de actualidad, qué noticia podría dar y luego, ubicarlo, buscar la forma para que acceda a dar la entrevista.

“Mira, dice Ómar, ser productor de radio es prácticamente ponerle el alma y corazón de un programa, porque todos los personajes, que salen al aire son producto de tu esfuerzo trabajo y dedicación”.

–Pero se puede apoyar en jefes de prensa, ¿Quién es un buen jefe de prensa?, por ejemplo.

–Ser un buen jefe de prensa, se lo resumo en un nombre: Pablo García, el jefe de prensa de Independiente Santa Fe. Entrega teléfonos, contactos, informes, resúmenes de hojas de vida, estadísticas.

–Y a propósito, ¿cómo ve la actual situación de Santa Fe?

–Lo que le está pasando a Santa Fe me entristece y me preocupa porque nos tenía acostumbrados a ser protagonistas y estar en la elite de las Copas, lamentablemente tras varias malas decisiones le ha llegado la época de las vacas flacas. Ojalá se recupere rápido en los resultados del equipo y el nivel de varios jugadores.

–Y qué le haría falta al equipo, según su opinión…

–Jugadores, orden y un técnico de jerarquía.

–¿Alguien debería renunciar?

–No sé si debe haber renuncias, creo que falta una reingeniería, trayendo tres jugadores de cartel y un técnico de prestigio.

En un “consejo de redacción” con Julián Capera, Juliana Salazar Meza y Laura Ximena. Foto archivo particular.

Hace un par de años, cuando Diego Rueda era el director, determinó poner a Ómar como encargado de la música. Él hace todo lo posible por buscar éxitos. En marzo pone los temas de diciembre, busca baladistas, temas en inglés –saboteados siempre por Julián Capera–, canciones viejas, salseras, merengues, boleros, rancheras, pero nada. No atina a pesar de su colección de “135 mil discos”.

“Diego tiene claro que en el programa con en la vida, debe haber momentos para reír, llorar, hablar, etcétera y así nació la idea”, cuenta Ómar.

Y a decir verdad lo cumplió. En esos momentos los oyentes ríen, lloran y comentan. Pero él sabe que esperan su participación a las 10 y 35 de la noche. Son unos minutos de gloria o de infierno, pero le fascina.

A veces, lo apoya Eugenio Baena. Raras veces, pero es la voz de aliento.

–¿Por qué Steven Arce nunca votará por usted así le ponga a Beethoven?

–Steven es un rebelde sin causa y le apuesta a la música moderna, las viejitas pocón, pocón, no van con su gusto Je je je je.

–¿Por qué no volvió a imitar a Jaime Ortiz Alvear?

–Porque no se ha vuelto a dar como el momento, pero me gusta hacer voces y mamar gallo con eso.

–¿Cómo ha funcionado del VBAR?

–Es una nueva propuesta con cosas diferentes, una mesa llena de panelistas en todo el país analizando temas de actualidad y con el grupo que encabezan Diego Rueda, Julián Capera y Pilar Velásquez, les dan una alternativa a los oyentes novedosa y agradable.

–¿Algún personaje no ha querido ir al VBAR?

–Pues como en todos los programas hay personajes difíciles, complicados y hay los que no pueden ir o no quieren. Eso pasa en todos los programas, no solo en el VBAR.

–¿Cómo le parecen las entrevistas con Cochise?

–Cochise es un personaje único, ya lo hemos tenido en los diferentes programas de la cadena, pero cuando haya un tema que amerite volverlo a tener, seguro lo llamaremos.

–¿A quién le gusta escuchar de deportes?

–Me encanta ver y escuchar a Quique Wolf, a Jorge Valdano y a Juan Pablo Varsky. Tienen conceptos claros diferentes y muy actuales.

Con el equipo de deportes de Caracol Radio. Un tiempo para el descanso.

–¿Cómo ve la situación de las mujeres futbolistas?

–El tema del fútbol femenino es increíble e injusto…lo que les han hecho a ellas por ventilar los acosos labores y sexuales, son unas canalladas por parte de los directivos, las tratan como a parias sólo porque ellas buscan un trabajo, una liga, un trato igual al de los hombres, un respeto y que les paguen. ¡No hay derecho!

–Tranquilo Ómar, mire que su corazón es débil, tome un poco de agua, pero bueno, ¿después de Santa Fe, es el ciclismo lo que más le gusta?

–Me da ira que las traten mal, pero tengo dos deportes en mi gusto personal: el ciclismo y el tenis. Me encanta ver el Giro, el Tour y la Vuelta y en el tenis los cuatro Grand Slam.

–¿Cómo haría un programa suyo de radio?

–Uy ¿cómo haría un programa? No sé, porque si lo tuviera, no quiero que sea de deportes, me encantaría tener uno dedicado a la salsa, a la salsa vieja, a esos ritmos que se hacían antes con orquestas completas, que dejaban voces únicas y con letras llenas de mensaje. La música que hacen hoy da pesar, no escucho eso.

–¿Cuántas veces lo han suspendido por algo que dijo en los programas?

–Me han suspendido muchas veces, pero no por decir algo en los programas como tal, sino porque necesitaba ese día y como no iba a ir, al aire estaba supuestamente suspendido o castigado.

Al aire en El Alargue. Momentos de “tensión”. Foto archivo particular.

Lea también:

PILAR VELÁSQUEZ: LA TALENTOSA MUJER DEL PERIODISMO DEPORTIVO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *