Julián Capera: “¡CUÁNTAS LÁGRIMAS ME HA SACADO EL FÚTBOL!”

Por Guillermo Romero Salamanca

Como de obras maestras se podrían calificar las crónicas finalmente elaboradas por el equipo compuesto por Steven Arce y José Julián Capera Barrero, bajo la dirección de Diego Rueda, tituladas “Lo mejor del Caracol del Cielo”. Eso es periodismo.

José Julián Capera, un egresado de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, que cuenta con 23 años y 5 de experiencia en Caracol Radio se perfila como una de las figuras del periodismo deportivo de Colombia. Y es que su trabajo lo desarrolla como mandan los cánones de la mejor carrera del mundo.

Es un hincha furibundo del Deportes Tolima. Don Julio Hernán Capera, aunque no le gustaba mucho la idea, lo llevó primera vez al estadio Manuel Murillo Toro para presenciar un partido entre su equipo de alma y el América de Cali.Recuerdo que Tolima ganó 3-1 y a la salida nos tocó correr porque las hinchadas de ambos equipos empezaron a lanzarse piedras”, comenta ahora y, desde luego las imágenes de los goles, pero también de los hinchas enardecidos le quedaron para siempre.

Doña Carmen Lucía Barrero se asustó, como es lógico, por lo que había sucedido y albergaba, entonces, que su güipa olvidaría el tema de los estadios. Pero no. El ilustre personaje estaba metido en fútbol a toda hora. Escuchaba partidos por radio, veía resúmenes los domingos, leía todo lo que encontraba sobre el deporte y escuchaba a los vecinos hablar de personajes como John Jairo Charria, Agustín Julio, Yulián Anchico, Carlos Darwin Quintero, Gerardo Vallejo, Bréiner Castillo, Rodrigo Marangoni, Antony Silva y Cristian Marrugo.

Cuando salió del colegio determinó Comunicación Social Periodismo. Estaba en quinto semestre y se presentó a Caracol Radio para buscar una oportunidad haciendo pasantías. Le fue bien en el encargo y un día se encontró con el hijo epónimo de La Palma, Cundinamarca, Diego Rueda, quien le preguntó en un pasillo de la empresa:

–¿Quiere ser productor de El Alargue?

Le temblaron las piernas y hasta sudó antes de contestar en menos de 5 milésimas de segundo: “Claro, si señor”.

Ya se retiró del programa de las 9 de la noche y ahora está en el Vbar, a las 2 de la tarde.

Domina el inglés y otros idiomas, es amigo de sus compañeros de trabajo y se ríe de “pulgoso”, el can que critica cuando alguien pronuncia mal el nombre de algún deportista. “En el fondo se parece a mí”, dice.

AMOR A PRIMERA VISTA

–¿Sabía que Capera es el apellido número 78,148 más común del Mundo?

–Jajaja no lo sabía. Sé que somos muy pocos. Incluso, hay gente que nunca había escuchado el apellido antes de conocerme. Mi abuelo era de Ortega, un municipio del Tolima, con ascendencia indígena, donde sí somos mayoría. Me siento muy orgulloso de mis raíces, de mi apellido y de mis ancestros. Siempre pienso poner este apellido lo más alto posible y honrar así la memoria de mi abuelo.

–¿Cómo nació su pasión por el fútbol?

–Desde el jardín infantil. Recuerdo dos pequeños arcos azules en los que jugábamos apenas aprendimos a caminar. De ahí en adelante, una sed insaciable por todo lo que tiene ver con este deporte. Mi papá me llevaba mucho al estadio a ver al Tolima, a pesar de que no era su plan favorito. Le agradezco eso, su amor inagotable.

–¿Ha llorado por algún partido?

–Por varios, de alegría y de tristeza. Cuando Tolima perdió la final ante el Once Caldas en 2010 y cuando Brasil eliminó a Colombia en 2014 lloré de amargura. Las lágrimas más recientes fueron con el título del Tolima el año pasado ante Nacional. No vi el partido, estaba volando a Madrid para hacer conexión a Moscú y cubrir el Mundial. Al aterrizar y darme cuenta de lo que había pasado me senté a llorar solo en una silla de Migración. Vinieron a mi mente muchas imágenes y muchos rostros.

–¿Su amor por el Tolima fue de primera vista?

–Sí, nunca considere otra opción. Era algo que venía en la sangre. Negar eso era como negar a mi mamá.

–¿Cómo fue su etapa deportiva en el bachillerato?

–Siempre hice mucho deporte en el colegio. En primaria gasté muchísimas horas jugando fútbol y microfútbol, era lateral derecho. En bachillerato entrenaba baloncesto en las tardes, hice parte de la selección del colegio hasta que me gradué y viajé por el país con el equipo.

SU SELECCIÓN IDEAL

–¿Llegó al Alargue y se le alargó su permanencia en Caracol?

–Gracias a Dios. Llegué a hacer prácticas cuando estaba en quinto semestre y a mitad de la pasantía Diego Rueda me preguntó si quería quedarme como productor del programa. Antes de acabar ya había firmado mi vinculación con Caracol y allí arrancó mi camino en esta maravillosa escuela. Estar aquí es cumplir un sueño de niño.

–¿A quién pondría como director técnico de la Selección Colombia?

–A Reinaldo Rueda si estuviera libre.

–¿Cuál sería su selección ideal para la Copa América?

–Ospina; Arias, Mina, Jeison Murillo, Borja; Wilmar, Matheus; James, Quintero; Duván y Falcao.

–Además del Tolima, ¿qué otros equipos le gustan?

–En Colombia tengo un cariño grande por Millonarios. Es el equipo que cubro en Caracol, mi novia es hincha de Millos y tengo grandes amigos en el Club. Afuera, me gusta Racing en Argentina, Real Madrid en España y el Inter de Milán en Italia.

–¿Alguna vez ha preparado una lechona?

–Nunca, pero quisiera aprender.

–¿En dónde hacen buenos tamales?

–En todo el departamento hay buenos sitios. Mis favoritos son los de Don Floro en el barrio La Francia de Ibagué.

LOS MEDIOS SIN REDES SOCIALES NO FUNCIONAN

–¿Cómo es una jornada laboral suya?

–Llego a Caracol antes de las nueve de la mañana y comienzo a preparar El VBAR con Pilar Velásquez. Cuando el programa termina, a las 4:00 p.m. hacemos consejo de redacción para definir temas y personajes del día siguiente. Si hay fútbol por la noche en El Campín, me voy para allá. Si no, desde la casa vamos coordinando lo del siguiente programa. Los sábados estoy todo el día en función del Carrusel.

–¿Cómo descansa?

–Me gusta estar con mi gente, mi familia, mi novia. Estar con ella es mi botón de reinicio. Me gusta jugar con Lucas, el perro de mi novia. Eso me descansa. Trato de dormir las horas que son, eso es sagrado.

–¿Qué libros lee?

–De fútbol básicamente.  Ahora estoy leyendo Liderazgo Tranquilo, con la coautoría de Carlo Ancelotti.

–¿Tiene buenos directivos el fútbol colombiano?

–Hay de todo. Hay gente que sabe mucho y se preocupa porque este deporte siga creciendo, pero también hay pícaros y personas que piensan en el beneficio propio, qué dañan a otros y al deporte.

–¿Qué deportista admira?

Roger Federer, Cristiano Ronaldo y Kobe Bryant.

–¿Qué periodistas deportivos le han marcado su vida profesional?

–Son muchos. Estar en Caracol es cumplir un sueño, trabajar con aquellos que crecí escuchando y admirando: Iván Mejía, Hernán Peláez, César Augusto Londoño y Héctor Chávez, entre otros. Diego Rueda es mi maestro: le he aprendido muchas de las cosas que sé de este oficio. Pilar Velásquez, a mi juicio, tiene todo para convertirse en la mejor periodista deportiva de este país. De Steven Arce admiro mucho su capacidad de conducir. Tengo un profundo respeto también por el trabajo de Alberto Piedrahita, Édgar Perea, Javier Hernández. De la nueva generación, me gusta mucho lo que hacen Pino Calad, Daniel Angulo y Guillermo Arango.

–¿Cómo realizaría un programa de televisión?

–Creo que el lenguaje de los medios de comunicación ha cambiado. La interacción con la audiencia es mucho más relevante que antes. Lo primero que buscaría es tener un producto cercano a la gente. Genuino.

–¿Cómo le ayudan las redes sociales?

–Tiene mucho que ver con la respuesta anterior. Las redes sociales nos sientan en la misma mesa con la audiencia, y eso es maravilloso. Saber lo que realmente la gente piensa, siente y se cuestiona. Una de las cosas que más disfruto es sentarme a resolverle dudas a las personas. Y si no lo sé, buscar la información que ellos me piden. Al fin y al cabo, es nuestra responsabilidad.

–¿Qué le hace falta al fútbol colombiano?

Mucho. Creo que aún estamos muy lejos de las ligas de élite y es un error creernos el cuento de que estamos en el TOP-5. Aquí hay mucho potencial, dentro y fuera de la cancha, pero todos los involucrados debemos entender que en espectáculo estamos lejos. Hay que mejorar la experiencia de ir al estadio, los escenarios, la producción del evento. Hay que vendernos mejor. Sé que son tiempos duros para los clubes, pero mientras no volvamos a traer grandes figuras, será difícil crecer.

–¿Estaría de acuerdo con pagar 30 o 40 mil pesos por ver fútbol colombiano en canchas donde no hay iluminaciones, estados lamentables de las canchas que pueden lesionar a un jugador y jugadores que no saben patear penaltis?

–Como le decía, primero hay que mejorar el producto. Pero no me parece una mala idea del todo: Win tiene grandes profesionales en todos los campos y tener otro canal deportivo 24/7 puede ser muy bueno.

View this post on Instagram

Everywhere 🎙🤙🏾

A post shared by Julián Capera (@juliancaperab) on

SÓLO VI UNA VEZ A DON ALBERTO PIEDRAHITA PACHECO

–¿Qué música escucha?

–Escucho mucha música cristiana. El propósito principal de mi vida es agradar a Dios y esas letras me ayudan a no perderlo de vista. Soy muy vallenatero también: el acordeón es el mejor instrumento del mundo y sus letras son un verdadero poema. También tengo mis días de The Beatles y Gun’s and Roses.

–¿Cuál es su sueño como periodista? ¿Qué le gustaría hacer?

–Ya he cumplido varios: trabajar en Caracol, estar en un partido de la Selección Colombia, cubrir un Mundial de fútbol. Ahora, quiero estar en unos Juegos Olímpicos y quiero, en algún momento, ser el periodista de mayor credibilidad en el país.

–¿Cómo se siente en el Vbar?

–Bien, emocionado. Como todos los grandes proyectos, hay que ajustar muchas cosas en el arranque y en eso estamos, pero estoy feliz y muy agradecido con el respaldo de la gente desde el primer día.

–¿Qué le ha aprendido a Diego Rueda?

–Muchas cosas. Desde la manera correcta de leer una alineación y la forma más exitosa de abordar un personaje hasta cómo leer un partido y cómo manejar un programa. Como lo dije antes, Diego ha sido mi maestro en esta profesión.

–¿Quién le enseñó a hacer crónicas?

–Creo que, escuchando, he tomado elementos de varias personas, pero he construido mi propio estilo. Nunca nadie me dio una receta.

–¿Por qué no las hace más seguidas?

–Por la dinámica de los programas en los que estoy. La hago cuando creo que encajan, que riman con la coyuntura y con lo que tenemos preparado para ese día.

–¿Le gustaría tener un programa de sólo crónicas?

–Me parece una buena idea. No sé si para hacerlo todos los días porque soy muy respetuoso de este formato, incluso me molesta cuando lo utilizan para cualquier cosa, o llaman crónica a cosas que no lo son. Quizá una vez por semana.

–¿Alguna vez habló con don Alberto Piedrahita Pacheco?

–Una sola vez, estando aún en la Universidad. Siempre quise trabajar con él y me dolió mucho su muerte.

Los

–¿Cómo ve la radio actual? ¿Qué le hace falta? ¿Qué le aportaría?

–Creo que está en un proceso de transición interesante. Primero, desde lo generacional. Nuevas voces se están abriendo paso y eso es una buena noticia. También creo que la radio se está reinventando a la fuerza: competir con propuestas digitales no es fácil y nos obliga a pensar la radio, en otros términos. Ya la radio no solo escucha, por extraño que parezca. Y vuelvo a lo que dije antes: es clave entender que la audiencia ya tiene un rol mucho más participativo.

View this post on Instagram

Equipo, @alarguecaracol 📻❤

A post shared by Julián Capera (@juliancaperab) on

PULGOSO ES UN VERDADERO GAMÍN

–¿Es un maniático del celular?

–Más de lo que me gustaría. Por la dinámica de nuestra profesión es difícil soltarlo, aunque trato a veces de hacerlo para no perder tiempo valioso con mi gente.

–¿Qué piensa cuando le dicen que usted es una de las promesas del periodismo deportivo de Colombia?

–Me emociona y me reta. Nuestro país tiene grandes periodistas, y que me incluyan ahí me anima a seguir trabajando fuertemente para hacer eso una realidad. Agradezco a quienes lo ven así.

–¿Cómo ve el fútbol femenino nacional?

–Irrespetado y desperdiciado. Es una lástima ver como nuestros dirigentes la han dado la espada.

–¿Cree que James está bien mentalmente?

–Eso debe responderlo su siquiatra. Es un tremendo jugador que le ha dado mucho a la Selección.

–¿Debe ir Duván Zapata a los equipos españoles como el Real o el Barcelona para que no lo pongan en la titular?

–Creo que hoy Duván tiene cómo pelear titularidad en cualquier club del mundo, y en la Selección.

–¿Está de acuerdo con el nombramiento de Carlos Queiroz o a quién pondría?

–Con Reinaldo Rueda y Juan Carlos Osorio ocupados, me parece una apuesta interesante.

–¿Por qué no le ayuda a Omar Sánchez a seleccionar buena música?

–A su edad, ya no oye consejos.

–¿Pulgoso es un buen perro?

–Es un gamín, pero nos divierte.


Lea también:

DICE GUILLERMO ARANGO: “HOY LOS EQUIPOS NO SE REFUERZAN CON JUGADORES DE POSTÍN”


 

También le puede interesar:

DIEGO RUEDA RECIBIRÁ EL PREMIO MOMENTOS COMO EL MEJOR PERIODISTA DEPORTIVO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *