Por Víctor Hugo Lucero Carmona-Primiciadiario.com

Un vendedor ambulante de las calles de Bogotá, después de trajinar entre el estudio y el trabajo, es hoy el director del IPES, organismo del Distrito encargado de reglamentar las ventas ambulantes, los puestos de las plazas de mercado y del espacio público.

Se trata del economista Libardo Asprilla, un chocoano que se aventuró a Bogotá, hace 35 años, donde es ampliamente conocido por ayudar a sus coterráneos que llegan a la capital del país, por ser un dirigente deportivo, por ser un líder social y político, ocupando durante varios periodos una curul como edil.

Aspiraba al Concejo de Bogotá y perdió su curul por menos de cien votos. Sin embargo, fue llamado por la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, para que enfrentará el tema que anteriores administraciones le habían huido, los vendedores ambulantes, un conflicto social que se da por la falta de oportunidad para la gente humilde.

Primicia Diario, logró entrevistar a Libardo Asprilla, cuando realizaba una inspección a la Plaza de mercado de Paloquemao sobre los diversos aspectos que tiene que afrontar como director general del IPES, en los siguientes términos:

–¿Cuál es la tarea del IPES que le encomendó la administración de la alcaldesa Claudia López? 

–El Nuevo Contrato Social y Ambiental por Bogotá, es la carta de navegación de la ciudad propuesta por la Alcaldesa Claudia López y aprobada por el Concejo Distrital para los siguientes cuatro años. En este marco, la tarea del IPES, está enfocada en dos frentes de trabajo principales: Plazas Distritales de Mercado e Informalidad Económica en el espacio público.

En un recorrido con la alcaldesa por las plazas de mercado.

–¿Cuál es la tarea de Libardo Asprilla en esta nueva responsabilidad? 

-Liderar la ejecución de las acciones institucionales en el marco de mi función como director del IPES. Quiero que a partir de nuestra gestión se valore a los vendedores informales desde sus potencialidades para el emprendimiento y la empleabilidad, facilitando entornos de diálogo y concertación para su organización en el espacio público.

–¿Cuáles son las tareas que se ha trazado y se encuentra ejecutando?

-De conformidad al PDD, tenemos contemplada la ejecución de cuatro (4) Metas prioritarias:

-Fortalecimiento de las Plazas de Mercado Distritales a partir de su vocación y potencialidades, 6 con enfoque turístico y 8 en abastecimiento, todas serán intervenidas con mejoras en su infraestructura.

–Promover 2.500 emprendimientos por subsistencia a partir de las identificaciones potencialidades empresariales de nuestros vendedores Informales

–Intervenir por lo menos 10 zonas de aglomeración donde hacemos identificación y Caracterización de vendedores Informales, promovemos el fortalecimiento institucional y el Diálogo Social

–Realizar 125 Ferias que permitirán beneficiar a más de 22 mil vendedores Informales con sus iniciativas productivas en diferentes espacios organizados por el IPES con todos los protocolos de bioseguridad.

El 52% de los vendedores Informales de Bogotá son mujeres, pero en los programas y alternativas que ofrece el IPES, el porcentaje es mayor.

–¿Cuál es la población objetivo a la entidad que dirige? 

-Nuestra población objetivo son las personas de la economía informal que identificamos en el espacio público y hacen aprovechamiento económico del mismo, incluye a vendedores Informales y bicitaxistas, así como aquellos que desarrollan su actividad en las Plazas de Mercado Distritales.

–¿Qué programas en materia de educación se están desarrollando?

-Desde nuestra Subdirección de Formación y Empleabilidad, estamos fortaleciendo la formación virtual en mercadeo, marketing digital, servicio al cliente, gastronomía y toda una diversidad de cursos técnicos que le facilita a nuestra población objetivo cerrar brechas frente a oportunidades de empleo y emprendimiento.

–¿Cuántos vendedores informales tiene Bogotá?

-Desde el IPES, llevamos avanzado un ejercicio de caracterización que permitió identificar de manera presencia a 39.620 Vendedores Informales y una vez llega la pandemia, habilitados canales virtuales que nos han permitido identificar bajo el principio de buena fe a 83.000 personas adicionales que se auto reconocen como Vendedores Informales.

–¿Cuentan con la seguridad social? 

-Una de las características de la informalidad es precisamente el bajo nivel de cotización en esta materia, la mayor parte integra el régimen subsidiado en salud y muy pocos cotizan a pensión, por ejemplo, ya que, en este sector, la gente prefiere maximizar sus ingresos del día a día, que en promedio mensual ascienden a 988 mil pesos netos producidos en el espacio público.

“En los días de cuarentena estricta por localidades, nuestros vendedores informales han tenido un comportamiento ejemplar”.

–¿Cuántas madres cabeza de familia hacen parte de los diferentes programas? 

–El 52% de los vendedores Informales de Bogotá son mujeres, pero en los programas y alternativas que ofrece el IPES, el porcentaje es mayor. Por ejemplo, en Plazas de Mercado, representan el 62% de los 2.800 comerciantes que beneficiamos con espacios locativos. Igual sucede en las 3 mil alternativas comerciales que ofrecemos en los quioscos, puntos de atención y locales comerciales. La mayor parte son mujeres dedicadas a llevar las riendas en sus hogares, hacen el papel de mamá y papá, son unas luchadoras que merecen todo nuestro reconocimiento. 

–¿Es cierto que existen mafias del espacio público? 

-Por eso es que uno de los pilares de nuestra estrategia de intervención en el espacio público, es la Identificación de Roles de Poder, que no solo está enfocada a descubrir potenciales empresariales de los vendedores Informales sino también a identificación de factores irregulares como la venta del espacio público por individuos sin competencia, financiación gota a gota, micro-tráfico y el contrabando, para que las autoridades competentes actúen de conformidad.

–¿Qué opinión tiene del espacio público? 

-El espacio público es un escenario de construcción colectiva donde debemos ser capaces de minimizar las tensiones históricas entre la lucha por el mínimo vital y el derecho al disfrute del espacio público que a todos nos asiste. 

–¿Es cierto que el contagio de COVID-19 entre los vendedores ambulantes se ha disparado?

-No tenemos evidencia de ello, las estadísticas de Cultura ciudadana señalaban era el uso inadecuado del tapabocas por parte de los vendedores Informales, lo cual implica un mayor factor riesgo de contagio, por ello fue que emprendimos las campañas de sensibilización al respecto, con entrega de más de 70 mil tapabocas, demarcación y distanciamiento, con el apoyo de Cultura Ciudadana de la Alcaldía Mayor. Y en los días de cuarentena estricta por localidades, nuestros vendedores informales han tenido un comportamiento ejemplar.

–¿En materia de alimentos en pandemia se asegura el suministro a los habitantes de Bogotá?

-Los programas implementados por la Alcaldesa Claudia López, han funcionado bien, con Bogotá Solidaria en Casa le hemos llegado con transferencias monetarias a 56 mil vendedores informales y de la mano de las Secretarias de Gobierno, Integración Social y alcaldías locales, estamos completando entrega de ayudas humanitarias a 67 mil personas adicionales. Desde el IPES hemos acompañado todas estas jornadas de articulación interinstitucional para garantizar las ayudas a nuestra población objetivo en estos tiempos de pandemia.

También puede leer: