Por Guillermo Romero Salamanca

El 5 de julio, Margarita Rosa de Francisco escribió en su Twitter: “Lo más peligroso del fiscal Barbosa es que es un bobo con poder”.

Era su opinión sobre lo que había pasado unos días atrás cuando el Fiscal trató por todas las maneras posibles, defender su paseo a san Andrés durante el puente de San Pedro y San Pablo.

De inmediato vinieron las reacciones y en cuestión de un par de horas ya tenía más de 10 mil reenvíos.

Bobo es una palabra que se emplea mucho en el Valle del Cauca, departamento de donde es oriunda la bella actriz y significa tonto, atolondrado, pero también puede ser ridículo.

Para muchos también fueron palabras fuertes para calificar al titular de la Fiscalía. La polémica apenas comienza.

LA TALENTOSA

Pocos colombianos pueden mostrar la inalcanzable hoja de vida artística de esta caleña que ha demostrado con estudio y con tesón cómo ubicarse en el pedestal de las grandes figuras del país.

Un tapete rojo debería extendérsele todos los días a su paso. Y así lo comprenden muchos desprevenidos paisanos que se la encuentran en aeropuertos o en centros comerciales. Admirados por su personalidad y belleza, la observan incrédulos con atención, la aplauden y de pronto, tímidamente le solicitan una foto o se quedan con una toma desde sus celulares.

Es bella. Bueno, siempre lo ha sido. Hija de dos extraordinarios personajes: Gerardo de Francisco y Mercedes Baquero, a quien se le conocía simplemente como doña Merceditas. Ellos le supieron poner dos nombres de flores porque sabían que tendría el esplendor y el colorido para ser admirada.

“Aquí en Colombia la paz es un asunto político, no del espíritu, que es, a la larga, la única paz real”: Margarita Rosa de Francisco.

Esa niña traviesa descolló desde el primer momento como bailarina en el Conservatorio Antonio María Valencia de su natal Santiago de Cali. Muy pronto llegó al cine y participó en “Tacones”, luego viajó a Nueva York a estudiar inglés, a su regreso la escogieron por unanimidad para representar al Valle del Cauca en el Reinado Nacional de 1984. Aún retumban en nuestros oídos cuando la gente le gritaba en los diferentes desfiles como “esa es, esa es, esa es”. No obstante, el jurado determinó que otra belleza, Sandra Borda Caldas se llevara el trofeo y la dejara en el segundo lugar.

Jairo Alonso decía siempre que ella era “muy bella, muy bella, muy bella”.

¿Quién no se deslumbraba con esos ojos hechizadores, con ese pelo revuelto y con ese caminar que tienen las caleñas cuando pasan por la sexta?

Representó a Colombia en Miss Mundo, no ganó, pero ya los canales de televisión la tenían para llevarla a la pantalla. Apareció así la historia de “Gallito Ramírez” –dirigida por el gran Julio César Luna—y coprotagonizada también por un joven en busca de fama: Carlos Vives.

Tuvo la entereza después de presentar noticias y lo hizo de manera magistral en el Noticiero 24 Horas. Tres años después hizo de Juanita en “Los Pecados de Inés de Hinojosa”.

Después actuó en “Calamar”, “Brigada Central” y “Puerta Grande” hasta llegar a “Café con aroma de mujer”, telenovela que ha sido una de las más grandes de la televisión colombiana y que ahora los telespectadores han pedido su repetición después de la terminación de “Betty, la fea”.

Diosito, te pido que en la próxima vida me subás de estatus y me toque ser animal en vez de gente: Margarita Rosa de Francisco

 “Gaviota que ve a lo lejos, vuela muy alto/ Gaviota que emprende vuelo, no se detiene/ No te detengas triste Gaviota, sigue tu canto/ Sigue tu canto, tal vez mañana, cambie tu suerte. /Es su destino, que un mal amor/ Vista su alma, de negro duelo/ Ingrato amor, rompió sus alas/ Ingrato amor manchó sus sueños”, se oía en todos los rincones de Colombia, tipo 8 de la noche. Era una canción seguida por un coro interminable de fanáticos que se emocionaban cuando interpretaba “Gaviota” de la talentosa Josefina Severino.

Mostraba así otra faceta: cantante y luego dio a conocer la de compositora. En el escenario Margarita se desenvolvía con natural y mostraba una energía inigualable. También grabó para Sonolux temas como “Aroma de mujer”, “Entre dos fuegos”, “Volverán las oscuras golondrinas”, “Tango instrumental”, “Sangra un corazón”, “Melancolía”, “Mal amor”, “A mi pesar”, “As de corazones”, “Como si nada”, “Como un cristal”, “Vuelve”, “Café, café”, “Ni soy río, ni soy flor”, “Chapolera”. Del solo tema “Andariega” tiene más de dos millones de visitas en YouTube por esta pasión ranchera.

Luego les ha puesto vida a los programas de supervivencia como “Expedición Robinson” y “Desafío”.

Y sigue actuando, interpretando, mostrando su talento en televisión. Escribe también y hasta libros.  Desde el 2000 es embajadora de buena voluntad de las Naciones Unidas.

Es una lectora consumada. De una amplia cultura universal. Analista, inalcanzable como cantante, escritora, compositora y presentadora.

Ella es Margarita, la inalcanzable.

También puede leer: