12 RECOMENDACIONES A LA HORA DE USAR UN ASCENSOR

Por Guillermo Romero Salamanca

El pasado 15 de agosto, en el Palacio de Justicia de Santiago de Cali, un grupo de personas tomó un ascensor. Eran las 2 y 44 minutos de la tarde. Segundos después el montacarga se desplomó desde el sexto piso hasta el sótano. Dos usuarios murieron y 4 más resultaron heridos.

El 20 de junio, una empleada de oficio varios murió a caer al fondo de un ascensor en Medellín y cuatro personas más quedaron lesionadas.

Un día antes, una mujer adulta mayor falleció después de quedar atrapada en la cabina de un ascensor en Santa Marta.

Y las historias continúan.

Resultado de imagen para cantinflas en sube y baja
Escena de la película Sube y Baja, protagonizada por Cantinflas. Foto YouTube.org

Es posible que en Colombia el tema de los ascensores –esas extrañas cajas herméticas para escalar los pisos de los edificios–comenzara en 1959 cuando el gran Mario Moreno, “Cantinflas” protagonizara “Sube y baja”, una película que narraba historias en un elevador.

En 1967, en Colombia, los edificios con ascensor eran muy escasos. Las moles que llamaban “rascacielos” escasamente llegaban a los 14 pisos como el llamado Edificio Bavaria y el del Banco de Bogotá, en el centro de Bogotá.

El genial maestro Calixto Ochoa, con Los Corraleros de Majagual grabó en 1967 “El ascensor” que contaba la historia de Juanchito en Nueva York y quien nunca había montado en un elevador. “Cuando Juanchito se metió en el ascensor donde vive Micaela, se imaginaba que sería un temblor de tierra y agarró al ascensorista y lo dejó sin pantalón”.

“Para complicarse más la vida del pobre Juanchito es que el ascensorista era un americano y cuando estaban en el jala que jala, el tipo le decía: “No agarrando, juicio, porque mi bajando a usted”, agregaba el tema.

“Pero Juanchito no le entendía lo que le decía el americano, él le entendía que se agarrara que el edificio venía para abajo”, decía el famoso tema que hizo bailar a miles de personas a finales de la década de los sesenta del siglo pasado.

Una de las muertes curiosas en ascensores ocurrió en Bogotá en la década de los setenta del siglo XX cuando un toro de casta se escapó de un camión en plena carrera Séptima con Jiménez, se originó una corraleja y el animal ingresó al edificio Bachué. Justo en ese momento se abría un elevador y un vecino vestido de cachaco fue embestido y murió en el acto.

Es posible que el ascensor tenga unos 2.300 años. Dicen algunos estudiosos que Arquímedes fue el creador un sistema para elevar cargas y era sencillamente tirado, o por esclavos o por caballos. Durante la edad media se emplearon con la ayuda de grúas para construir los castillos y las altas paredes de las casas.

Elisha Graves Otis, creador del freno en el ascensor. Gran inventor. Foto WikiPedia

Pero quien verdaderamente le metió cacumen al asunto fue Elisha Graves Otis, quien después de poner acá y allá tuercas, inventó un sistema dentado que permitió amortiguar la caída al vacío del ascensor. Esto hizo se popular al aparato y convirtió a Otis en un gran empresario del ramo. Más de 2.5 millones de aparatos ha instalado en el mundo esta firma.

Existen personas La fobia a los ascensores se manifiesta como un temor a este tipo de maquinaria y les puede ocasionar dos temores: la claustrofobia y la acrofobia. Es decir, miedo al encierro y temor a las alturas.

En el 2014 se supo que el 80 por ciento de los ascensores de Bogotá estaban sin certificación, aunque existe una norma que obliga una revisión anual de esos aparatos. Entre el 2012 y el 2014, se presentaron 837 emergencia en la capital.

En Bogotá la necesidad de revisar los elevadores y las escaleras eléctricas nació en el 2011 con el Decreto 663 que obligó a los administradores de todos los edificios de la capital a una revisión anual.

En otras ciudades estas normas se han venido implementando.

12 RECOMENDACIONES CON LOS ASCENSORES

Con la asesoría del Cuerpo de Bomberos y de ascensoresymas.com:

  1. Tener un contrato de revisión y mantenimiento del ascensor y pedirles a los vecinos que observen las recomendaciones que se les brindan.
  2. No exceder en el peso de usuarios.
  3. No usarlo si no ha sido revisado por lo menos un año antes.
  4. No utilizarlo como un sistema de carga y de escombros.
  5. No utilizarlo en caso de incendio.
  6. No abrir las puertas antes de que se detenga.
  7. En caso de quedar atrapado pulsar el botón de emergencia y esperar.
  8. Han ocurrido muchos accidentes porque las personas están observando al celular y no se dan cuenta que la puerta está abierta.
  9. Asegurarse que ningún elemento que transporta obstruya el cierre de las puertas.
  10. Antes de entrar y de salir comprobar que el ascensor no esté desnivelado.
  11. No realizar movimientos bruscos dentro del ascensor.
  12. Si el elevador queda entre dos pisos, no intentar salir. Lo recomendable es tocar el botón de emergencia y esperar.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Mostrar Botones
Ocultar Botones