210 millones de personas son adictas a Internet

Por Instituto de la Familia-Universidad de La Sabana

Las adicciones son amenazas para la sociedad que traen consigo múltiples consecuencias negativas en los ámbitos individual, familiar y social. Estas se convierten en problemas de salud pública, deterioran las relaciones familiares y causan sufrimiento a la persona que las padece. La actividad preventiva, los factores protectores y la identificación temprana de los síntomas permiten tener una reacción para evitar este flagelo.

Hoy, existe un espectro de adicciones: al tabaco, al alcohol, a las sustancias psicoactivas, a la pornografía, a la tecnología, entre otras. Según un estudio de la University of Michigan y la Middle Tennessee State University, aproximadamente 210 millones de personas en el mundo sufren de adicción a internet. Aunque cada adicción actúa de forma diferente, hay ciertos rasgos en común que pueden alertarnos.

Resultado de imagen para Aida Casa-diego, psicóloga y profesora del Instituto de La Familia
La profesora Casadiego recomienda hacer ejercicios que ayuden a entrenar la voluntad . Foto Twitter.

Aida Casadiego, psicóloga y profesora del Instituto de La Familia, expone seis signos de alarma frente a las adicciones:

1. Tienes pensamientos recurrentes sobre algo y no puedes dejar de pensar en eso. Por ejemplo, fumarte un cigarrillo.

2. Sientes que pierdes el control sobre tus deseos y les cedes a tus impulsos la libertad de elegir.

3. Empiezas a presentar ansiedad, nerviosismo, sensación de desesperación o estrés por no hacer lo que quieres.

4. Inventas cualquier excusa para tener el comportamiento adictivo. Aquí vienen las típicas frases “es uno y nada más” o “solo estaré cinco minuticos más”. Además, el comportamiento se justi?ica porque “se está feliz o se está triste para hacerlo”.

5. Comienzas a aislarte y dejas de disfrutar momentos con tus seres queridos por ceder ante el comportamiento adictivo. Haces esto todo el tiempo e interrumpes tus actividades normales.

6.Empiezas a tener conflictos en las relaciones interpersonales porque los otros reconocen un comportamiento anormal en ti. Entonces, te irritas con facilidad cuando alguien te dice que te estás excediendo en algo.

Si identificas algunas de estas señales, analiza tus comportamientos y busca ayuda. “Usualmente, lo primero que pasa es que la persona se niega a aceptar la adicción y cree que puede manejarla sola. Entonces, el autoconocimiento es importante para pedir ayuda profesional”, dice la profesora Aida Casadiego.

¡A entrenarla voluntad!

La profesora Casadiego recomienda hacer ejercicios que ayuden a entrenar la voluntad; por ejemplo, poner el celular en modo avión mientras se estudia o privarse de comer algo que cause mucho gusto, como un dulce. “Lo más importante es tener la certeza de que se deja de hacer algo para aspirar a beneficios mayores”, explica. Sobre este punto, el psiquiatra Enrique Rojas expone la siguiente idea en su texto La conquista de la voluntad: “Lo primero que necesitamos para ir domando la voluntad es ser capaces de renunciar a la satisfacción que nos produce lo urgente, lo que pide paso sin más. Lo inmediato puede superarse y rebasarse cuando existen otros planes, a los que nos hemos adherido y que han sido incluidos dentro de nuestro proyecto de vida, el cual no se improvisa, sino que se diseña”.

Lea también:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *