4 antibióticos naturales que siempre debes tener en casa

Uno de los grandes beneficios de utilizar remedios naturales es que son económicos y producen menos efectos secundarios

El abuso de antibióticos es un problema de salud creciente es todo el mundo. Por supuesto con la supervisión médica adecuada, son de enorme utilidad; sin embargo, para ciertas dolencias existen alternativas naturales, esos tradicionales remedios de nuestros abuelos que muchas veces son “milagrosos”.

Aquí esta están cuatro opciones que te ayudarán a cuidar tu salud:

Aloe vera o sábila

Esta maravillosa planta tiene cerca de 70 activos, entre los que se destacan su acción antiinflamatoria, antimaterial y antimicótica. Estos beneficios la vuelven un excelente remedio para tratar infecciones en la piel causadas por bacterias y hongos, quemaduras y eccemas.

Eucalipto

Es realmente eficaz para tratar infecciones de garganta y vías respiratorias, es recomendable usar su aceite ya que es rico en cineol, una sustancia que tiene propiedades antivirales y antibióticas. También fortalece al sistema inmunitario y tiene una acción analgésica que calma los síntomas. Se recomienda untar el aceite en el pecho y la espalda antes de dormir, tomar en infusiones caseras y hacer gárgaras con unas gotas de aceite de eucalipto en agua.

Ajo

El ajo es uno de los antibióticos naturales más eficaces y económicos que podemos encontrar, tiene propiedades curativas excepcionales para prevenir todo tipo de infecciones. También posee una sustancia que se llama sulfuro de alilo, sustancia beneficiosa para tratar padecimientos relacionados con la digestión, específicamente para tratar parásitos intestinales. Adicionalmente tiene propiedades antisépticas para tratar alergias y sirve para depurar los bronquios. Es importante que su consumo sea en crudo, si no te animas a comerlo directamente puedes comprar cápsulas en cualquier tienda herbolaria.

Jengibre

Es de los remedios favoritos, tiene propiedades antibióticas, antiinflamatorias y antibacterianas perfectas para tratar infecciones orales, estomacales e intestinales. Lo ideal para tratar dolencias es prepararlo en infusiones con bastante jengibre y tomarlos durante todo el día. Uno de sus principales ingredientes es el gingerol que fortalece al sistema inmune.

Lea también:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *