4 razones por las cuales los juguetes siguen siendo importantes y mejores que las pantallas

Foto: Freepik 

Los juguetes son parte de la esencia de los niños, a través de ellos descubren y aprenden del mundo. Sin embargo, las pantallas han desplazado un poco los juguetes, y nosotros como padres debemos evitar que esto suceda.

Los expertos en psicología infantil explican en que la vida para el niño es puro juego, siendo el aprendizaje parte del entretenimiento. Algo que la pedagoga italiana María Montessori resume en su frase: “jugar es el trabajo de los niños”.

Por lo tanto, aquí hablaremos de la importancia del juego en el desarrollo sicopedagógico del ser humano, entendiendo por “juego” la actividad lúdica que se desarrolla en la infancia y que excluye las nuevas tecnologías: 

1. Los juguetes se especializan en cada edad y necesidad educativa

 Hoy en día existen numerosas opciones, en donde podrás encontrar juguetes que se especializan en las diferentes etapas y necesidades educativas de cada momento. Por ejemplo, para los bebés están aquellos que fomentan sus sentidos, sensaciones, motricidad fina. Más adelante en la infancia, hay juguetes que enseñan los colores, las figuras, los animales. En la etapa escolar son un gran apoyo para el aprendizaje de letras, números, conceptos… Y así sucesivamente, cada juguete responderá a un objetivo determinado. 

2. Los juguetes estimulan la creatividad

Los juguetes ponen a volar la imaginación de los niños. A través de ellos identifican los roles, los oficios y las profesiones, aprenden la dinámica de las diversas situaciones que se viven en el mundo realidad y de la vida en sociedad. Asimismo, estimulan la actividad cerebral, como son por ejemplo los juegos de armar, los bloques, rompecabezas, juegos de mesa; estos incentivan la solución de problemas y la creatividad. 

3. Los juguetes incentivan la interacción humana

El juego es también un excelente medio para que los niños interactúen entre sí “cara a cara” y desarrollen habilidades de socialización, las cuales se han ido perdiendo debido a la era digital; tal como explica Catherine L´Ecuyer.

4. El juego aporta a la identidad del niño

Otro de los argumentos a favor del juego es su aporte a la construcción de la identidad, “se requiere el espacio y el tiempo para que los niños sean ellos mismos, para que se descubran en largos períodos de ocio y fantasía, para que puedan pensar por cuenta propia desarrollando su creatividad. Son los momentos en los cuales se dan cimientos para la formación de la vida interior y de la autenticidad” así lo explica el doctor Fernando Peñaranda, médico y magíster en desarrollo educativo y social.

 Como vemos los juguetes no son sólo muñequitos o cosas con los que los niños se entretienen, su función va más allá de una mera distracción, los juguetes hacen parte importante en el proceso educativo de los pequeños. Finalmente cabe anotar que no hay necesidad de gastar una fortuna, existen cantidades de opciones que se acomodan a los presupuestos de las familias.

Textos: lafamilia.info, foto: freepik

Lea también:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *