46 AÑOS NO SON NADA EN SOFÍA VERGARA

Por Guillermo Romero Salamanca

Algo le vieron a Sofía Vergara los de la revista Forbes, cuando en el 2014 la pusieron entre las 100 mujeres más poderosas del mundo. La ubicaron en el puesto 32.

Es posible que este 10 de julio, de muchas partes del mundo le lleguen mensajes. Productoras de televisión, artistas y medios de comunicación la buscarán para hacerle saber que la quieren o simplemente para decirle “Feliz cumpleaños”.

Apenas respiraba ese 10 de julio de 1972 y se sabía que Sofía Margarita Vergara Vergara era el centro de tracción. Esa sería la fecha especial para los barranquilleros, sus paisanos, porque que siempre se acordarían de ella por su natalicio.

Comenzó su carrera de luminaria cuando caminaba por una playa y contó con la suerte de ser vista por un cazatalentos que le propuso hacer un comercial para una bebida gaseosa. La llamaron para hacer programas de variedades, la entrevistaban acá y allá y todos la veían como una estrella de Hollywood, a donde llegó con paso firme, pero los encargados del casting la miraron con su pelo rubio, sus ojos color miel y su piel blanca.

Sofía Vergara como modelo de ropa interior. Foto de su twitter.

Les parecía otra actriz más y buscaban una que fuera más latina.

Además de su cuerpo, Sofía Vergara posee una extrema inteligencia y vio que, si la buscaban más morena, debía asolearse un poco y encontrar el tono esperado. Así lo hizo.

De inmediato la llamaron para actuar. Hoy es una reconocida actriz, con más de 20 películas, unas buenas, unas no tanto, igual sus seguidores sólo la buscan para mirarle si en realidad sus ojos son color miel.

Es la artista colombiana que más proyección internacional ha tenido.

Ha sido nominada a decenas de premios, que no gana, pero que los jurados y organizadores de estos certámenes saben que su presencia les lleva lo que llaman “free-press”, porque los fotógrafos de medios estarán pendientes de cada uno de sus movimientos y garantiza la venta de un buen número de boletos para ingresar al espectáculo.

Sofía lo sabe y por ello aprovecha estas oportunidades.

La barranquillera ha conquistado al mundo de las estrellas. Entiende de glamour, de esa elegancia que deben tener las personas que se sacrifican para obtener una estrella en el paseo de la fama. Privarse de comidas, chocolates y postres, hacer miles de ejercicios y aguantar sesiones completas de maquillaje y peluquería.

Aprender muy bien los libretos. Dominar sus gestos, saber llorar cuando hay que hacerlo y de un momento a otro, soltar una carcajada. Ese es el talento histriónico que buscan los directores de cine.

Y ella lo ha logrado.

Sofía: ¡Feliz cumpleaños!.




Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Mostrar Botones
Ocultar Botones