BARRANQUILLA – DESTINO TURÍSTICO

Más allá del carnaval

Conocida como curramba o la arenosa, Barranquilla ofrece al turista más atracciones que el Carnaval de febrero.

La historia del por qué le dicen curramba resulta bien curiosa. Como puerto y por concentrar a personas de distintas regiones del país, los barranquilleros tienen la particularidad de ser muy auténticos y de crear su propio idioma, volteando las palabras para hacer de un juego, una realidad.

Mujer es “jermu”, primo es “mopri”, usted es “teus”, Colombia es “locombia” y Barranquilla la volvieron Barrancú y de allí “Curramba”.

En Barranquilla todo es chiste o simplemente como dicen “mamadera de gallo”. Es común encontrar casas en árboles, entrenadores de pájaros, dicharacheros, gritones en las esquinas, bailadores improvisados en una calle, pero siempre habrá mujeres hermosas con su donaire al caminar.

Sería mentira decir que Barranquilla es sólo Carnaval. Es necesario salir a caminar, degustar un mango verde con sal y miel o grosellas y observar algunos puntos que traerán historia y decenas de cuentos de sus habitantes.

En “La Cueva”, bar restaurante patrimonio de Colombia, fue el lugar de encuentro de vivencia de escritores como Gabriel García Márquez, Álvaro Cepeda Zamudio y de pintores como Alejandro Obregón y Enrique Grau.

Hay que pasar por el Parque Cultural del Caribe, que es un complejo arquitectónico que ofrece servicios culturales y educativos sin precedentes en el país. Alberga el único museo regional de Colombia. Se encuentra también allí la Biblioteca Infantil Piloto del Caribe, la Mediateca Macondo y una gran plaza pública con teatro al aire libre.

En el Museo de Arte Moderno se exponen colecciones de un numeroso conjunto de artistas locales, nacionales e internacionales.

El barrio El Prado, declarado Patrimonio Histórico de la Nación, fue modelo de urbanismo y vanguardia arquitectónica e impuso un nuevo modo de concebir las urbes modernas y sus áreas residenciales.

La Casa del Carnaval es una hermosa casona señorial que conserva un fresco estilo colonial y caribeño, que alberga además la sala interactiva del Carnaval “Elsa Caridi” y el centro de documentación de nuestra fiesta popular más importante.

Ubicada en el centro del casco histórico de Barranquilla, la Iglesia y Plazas de san Nicolás, fue núcleo de la actividad social y comercial de la ciudad hasta mediados del siglo XX.

En la calle 53 con 46 está la Catedral Metropolitana María Reina. Esta moderna edificación es el templo católico más representativo de Barranquilla, consta de varios elementos que se consideran de gran atractivo por si solos: la obra escultural del maestro Rodrigo Arenas Betancourt, monumento de 16 toneladas en homenaje al Cristo Libertador; grandes mosaicos de San José y María Reina y gigantescos vitrales que representan la creación y los sacramentos de la Iglesia Católica. Al frente se encuentra la recién reinaugurada plaza de la paz que cobija también galería y amplias zonas verdes.

Otro sitio para visitar es la Plaza de la Aduana, por la vía 40 con 36 y que representa la trascendencia y auge histórico del comercio local. Allí funciona la Biblioteca Piloto del Caribe, El archivo Histórico del Atlántico, el Centro de Documentación Musical Hans Federico Neuman, la antigua Estación del Ferrocarril y un mural de Alejandro Obregón.

El Zoológico de Barranquilla, en la 76 con 68, alberga más de 500 animales pertenecientes a 140 especies de los diferentes continentes, en hábitats funcionales. Se encontrará un completo programa de recreación en el que los participantes aprenden acerca de la magia que entraña el universo silvestre.

Un paseo turístico de 80 metros de ancho por 700 metros de longitud, es el Malecón de la Avenida del Río, paralelo al río Magdalena, concebido como nuevo espacio público y lúdico, y obra complementaria de la avenida del Río, la cual parte de la intersección de la prolongación de la avenida Olaya Herrera con la calle 6.

El Castillo de Salgar es un lugar de interés histórico al haber sido un fuerte español durante la colonia. Localizado sobre un acantilado, es ideal para apreciar el atardecer.

A pocos minutos de Barranquilla encontramos playas como las de Sabanilla, Caño Dulce y Santa Verónica, dueños de una brisa refrescante y un ambiente sin igual.

Se puede ir también a La Marina Puerto Velero, ubicado en el Paraíso Atlanticense de los Deportes Náuticos, cuenta además con un moderno restaurante.

El Parador Turístico De Santa Verónica, es donde está el “Sombrero Vueltiao” más grande del mundo se encuentra ubicado en la vía al mar con carretera Rio mar, es el lugar perfecto para detenerse durante el camino y disfrutar de las representaciones artesanales y culinarias del Caribe.

Usiacurí, a 38 kilómetros de Barranquilla, es una tierra que está impregnada de poesía, no solo por haber sido hogar del gran poeta Julio Flórez, sino también por contar con manos liricas capaces de crear los más encantadores objetos artesanales tejiendo, con la fibra de la palma de iraca. En este municipio encontramos además los Bosques de Luriza, un destino maravilloso para los amantes de la aventura y el ecoturismo, recorrer sus senderos es descubrir la naturaleza en su máximo esplendor por su gran riqueza de flora y fauna.

El Parque Biotemático Megua es un escenario natural interactivo, localizado en el kilómetro 14 Vía la Cordialidad, que cuenta con servicio de piscinas, kioscos, hidromasaje, juegos infantiles, microfútbol, caminatas, camping, montañismo y cabalgatas entre otras actividades armónicas con la naturaleza.

En Tubará está el Parque Mirado, ubicado al noroccidente del Departamento del Atlántico. Obra de infraestructura moderna construida sobre un Cementerio Indígena para preservarlo de la guaquería; sitio de reunión y tertulia y de igual manera un observatorio natural, desde donde se puede ver la Capital del Departamento con sus luces fulgurantes, además de los municipios circunvecinos, el Mar Caribe y Bocas de Cenizas.

En Galapa está el Museo Antropológico, un atractivo lugar en el que se pueden conocer detalles de las culturas precolombinas Tairona, Mocaná y Zenú. El visitante podrá conocer a través de vitrinas, tablones informativos y una proyección audiovisual sobre los primeros asentamientos indígenas, sus caciques, organización política y social, ceremonias y ritos funerarios, alimentos y religión.

[FOTO TOMADA DE ELMAR.CO]

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Mostrar Botones
Ocultar Botones