CÉSAR MILLÁN: UN MILLONARIO ENTRENADOR DE CANES

Por Guillermo Romero Salamanca

La gente se desespera con algunos perros: no obedecen las instrucciones, atacan a los vecinos, son camorreros, destruyen muebles o, a veces, no quieren comer, son tristes o están con algún problema sicológico. Entonces llaman a César Millán, el domador de perros.

Él los analiza, les pide que los hagan caminar y observa sus comportamientos. Después de ello, él toma por la correa al animal y con unos seis “shuuu” los controla. Si no quieren obedecer, entonces los agarra por el cuello.

Los sabuesos apenas miran de reojo y después de dos o tres ejercicios más, quedan totalmente controlados. Esa es la vida de César Millán, un mexicano culichi –gentilicio de los que nacen en Culiacán, Sinaloa—cruzó ilegalmente la frontera con Estados Unidos y se dedicó a trabajar con lo que había aprendido con su abuelo: cuidar vacas en una granja y jugar con los perros.

Descubrió que se podrían rehabilitar estos animales y hasta los de las razas más peligrosas. Muchas personas le vieron esa aptitud y comenzaron a entregarle animales para que los domara.

Se hizo tan popular que lo invitaron a un programa de televisión, le hicieron entrevistas, charlas, dictó conferencias y entonces en el 2004 National Geographic Channel le entregó una hora semanal para hacer el programa “El encantador de perros”, para emitirse en más de 80 países y en América Latina se pasó a través de Animal Planet.

Los colombianos lo vieron, por primera vez, a través de Señal Colombia y luego en diversos canales de cable.

César Millán afronta una investigación por supuesto maltrato animal. (Facebook)
Cesar Millán. Foto tomada de Facebook.

La fama lo había hecho muy popular, pero el 2010 tuvo varias noticias muy graves para su vida. Daddy, su perro pitbull murió. Era su consentido y con quien más había trabajado porque le ayudaba a controlar la manada que tenía en el patio de su casa. Lo más grave: César sufrió tanto que, según confesó meses después, intentó suicidarse.

Además, ese mismo año, cuando se encontraba a minutos de dar una charla en Irlanda recibió una llamada de su esposa, con la cual había convivido 16 años, que le pedía el divorcio. Dictó la conferencia y después arregló el problema ante el juez. Debió pagarle a la señora 400 mil dólares, darle 23 mil mensuales para sus gastos y 10 mil más, para el cuidado de los hijos.

Un duro golpe, pero César ganaba en ese momento 170 mil dólares mensuales.

No siempre los animalitos le obedecen. En marzo del 2013 un labrador no respondió a sus instrucciones y lo mordió fuertemente. Debió ser incapacitado por varios días. En febrero del 2014, otro can se le abalanzó hasta el cuello y por poco es sorprendido.

Su vida ahora transcurre en la grabación de programas de televisión, redacción de libros donde aconseja cómo cuidar a los vigilantes animales y dictar conferencias. En Colombia estuvo entre el 16 y el 19 de octubre del 2013 en una gira denominada como “El Líder de la manada”. Visitó a Bogotá y a Medellín.

Lo más reciente que ha recomendado es que la televisión es buena para los perros. “A los perros les encanta mirar a otros perros. Los televisores son tan claros en la actualidad que los perros no pueden racionalizar la diferencia entre lo que sucede en la pantalla y en el mundo real, dijo Millán, en una reciente entrevista para el famoso portal de internet Quartzy.

Este 26 de agosto cumple sus primeros 49 años y los celebrará con lo mejor que sabe hacer: domar perros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Mostrar Botones
Ocultar Botones