CGR tiene en sus manos el Plan de Mejoramiento de Indeportes Atlántico: Enrique Vengoechea González

Al dejar la posición, Vengoechea González advierte que urge definir nuevas fuentes financieras para el deporte si se quiere evitar que ahonde su crisis en el departamento.

“La Contraloría General de la República ha recibido de nuestra parte el Plan de Mejoramiento del Instituto Departamental para la Recreación y el Deporte del Atlántico, Indeportes Atlántico, de acuerdo con sus instrucciones”, dijo el Director saliente de la entidad, Enrique Vengoechea González, al entregar un informe correspondiente a su gestión durante 3 años y 8 meses en el Gobierno de Eduardo Verano De La Rosa.

Al elaborar su balance institucional, indicó que se retira con profunda satisfacción por la labor desarrollada y los resultados deportivos a pesar de la delicada situación financiera que afronta el Instituto.

“Hemos atendido las distintas situaciones, como lo hemos hecho con los requerimientos de parte de los entes de control y quiero expresar con toda claridad que, no obstante, mi renuncia seguiré a disposición de las autoridades competentes hasta el día en que entreguen los resultados de las investigaciones, lo cual comunicaré oportunamente a la opinión pública y a los medios de información”, manifestó Vengoechea González.

El exfuncionario departamental advirtió que, si el deporte en el Atlántico no quiere seguir en permanente crisis financiera, es indispensable y urgente definir nuevas y mejores fuentes de financiamiento.

A continuación, el texto del informe que entrega Enrique Vengoechea González a la comunidad del departamento del Atlántico: 

Informe de Gestión  Indeportes Atlántico 4 de enero de 2016 – 9 de septiembre 2019 

Al retirarme de la Dirección General del Instituto Departamental de Recreación y Deportes del Atlántico -INDEPORTES ATLANTICO, cargo que ocupé nuevamente desde el cuatro de enero de 2016 por honrosa designación del Gobernador Eduardo Verano De La Rosa, a quien ya había acompañado en la misma posición durante su primer gobierno en el periodo 2008-2011, quiero expresar mi profunda gratitud a la administración departamental, a las ligas deportivas, a los entrenadores e instructores, a los deportistas y a la ciudadanía en general por el respaldo que brindaron en todo momento, aún en circunstancias difíciles y apremiantes de la gestión que me fue encomendada.

Es por ello que me complace presentar a la comunidad atlanticense, a la dirigencia pública y privada de nuestro departamento, a los estamentos sociales y a los medios de comunicación, los resultados de las labores planeadas y ejecutadas en este cuatrienio constitucional. Me voy con la conciencia tranquila, satisfecho del deber cumplido y orgulloso de haber profundizado mis conocimientos respecto de la importancia del deporte y la recreación en nuestra muy querida jurisdicción territorial.

Inicialmente destaco que el comienzo del periodo actual sirvió para comprobar la detención del tiempo en materia presupuestal para el deporte, en comparación con los años 2008-2011.

En el año 2016, como en el 2008, afronté el reto de los Juegos Deportivos Nacionales y Paranacionales, y las condiciones financieras de aquel momento no han cambiado a la fecha, lo cual ha afectado y afecta negativamente la gestión del Instituto. En aquel año de 2008, el presupuesto solo disponía de un millón de pesos ($1.000.000) para afrontar tan serio compromiso deportivo, frente a la necesidad real de contar con dos mil trescientos millones de pesos ($2.300.000.000) millones que era la cifra requerida.

Apoyo a los juegos centroamericanos y del Caribe

Gestiones que hicimos con la empresa privada nos permitieron captar ingresos que sumados a recursos propios y el aporte de 30 millones de pesos de la Gobernación del Atlántico, facilitaron la asistencia a la importante justa deportiva. Al final, en los Juegos de 2008, Atlántico se ubicó como el mejor departamento de la Región Caribe al terminar en el octavo puesto con 7 medallas de oro, 15 de plata y 27 de bronce para un total de 49 medallas por encima de Bolívar (7/10/24=41).

Se mantuvo así nuestra hegemonía deportiva y, además, gracias a los buenos oficios del Gobernador Eduardo Verano De La Rosa y de la Honorable Asamblea que incluyeron al Instituto en el Plan de Saneamiento Fiscal de la Gobernación, se erradicaron de por vida los embargos a que era sometido el Instituto a raíz de asuntos laborales pendientes con varios trabajadores de la extinta Junta Administradora de Deportes del Atlántico.

Del mismo modo, por primera vez, el deporte del Atlántico, en el año 2010 pudo captar una nueva fuente de financiación al ser sancionada la Ordenanza 000074 de 2009 aprobada por los honorables diputados, que destinaba el 30% del apostillaje a la actividad deportiva.

No obstante, las angustias económicas han sido habituales. Indeportes es un instituto que depende presupuestalmente de la gestión que adelante cada director. De tal manera que, por ejemplo, la Dirección pudo asegurar fuentes de financiación producto de los ingresos por cigarrillos, el IVA a licores y aperitivos, el apostillaje y la Telefonía Móvil, aunque es de lamentar que estas dos últimas hayan sido desmontadas en el año 2017 por el Gobierno Nacional, sin proveer reemplazo alguno en detrimento del flujo de caja, la ejecución de los diferentes planes y programas misionales y de la administración como tal.

Las metas en materia deportiva y recreativa de la primera administración son prácticamente las mismas a las de este periodo que vence el 31 de diciembre de 2019.

Todas están incluidas en los Planes de Desarrollo de cada cuatrienio direccionadas hacia el sector educativo, el social comunitario, la recreación, la actividad física y el deporte asociado, constituido por las ligas del sector convencional y no convencional, cuyos egresos representan el 80 % de la inversión del instituto representada en la Asistencia Técnica (entrenadores), Deportista Apoyado (que se inició con 7 deportistas en el 2003 y hoy acoge a 133 deportistas del sector convencional y no convencional) y el apoyo a eventos deportivos.

Así es y ha sido la inversión en el Instituto. Como buen gladiador, ha resistido siempre la “anemia” presupuestal que agobia a nuestros beneficiarios que se identifican no solo como deportistas y entrenadores, sino que también es representado por un altísimo número de personas de los municipios del Atlántico, a quienes se les debe brindar bienestar mediante programas puntuales que contribuyan a mejorar la calidad vida, lo cual es una meta cumplida gracias al apoyo incondicional de otras secretarias como las de Salud, Educación, Interior, Mujer y General con las que se han trasversalizado objetivos comunes incluidos en el Plan de Desarrollo “Atlántico Líder”.

Diplomado para deportistas.

Para los Juegos Nacionales y Paranacionales que se inician el próximo 15 de noviembre en Cartagena, la historia se repite: solo estaban disponibles presupuestalmente dos millones de pesos ($2.000.000) para atender el compromiso deportivo más importante del país.

Pero esta vez, la participación es mucho más numerosa. Se registran nuevos deportes, tanto en sector convencional como en el no convencional, que hacen imperioso el compromiso de todos y ya la Gobernación del Atlántico dispuso dos mil quinientos millones de pesos ($2.500.000.000) que garantizan la etapa de preparación consistente en garantizar los honorarios a los entrenadores de las distintas ligas, el apoyo a eventos prejuegos, los incentivos económicos a los deportistas apoyados y el servicio médico metodológico al grupo de deportistas.

Queda pendiente, la participación de la delegación estimada en 630 personas de los dos sectores, incluyendo deportistas, asistentes, delegados y personal de apoyo. El costo calculado en dos mil millones de pesos ($2.000.000.000) equivale a los uniformes de presentación y competencia, el hospedaje y alimentación de los participantes con un promedio de estancia de 10 días, la etapa de afinamiento de los deportistas clasificados en eventos nacionales e internacionales, los incentivos a los deportistas por medalla de oro, plata y bronce, el transporte a las sedes de los campeonatos previstos por la organización de los Juegos, las ayudas ergogénicas, medicamentos, los auxilios de marcha a cada miembro de la delegación y los implementos deportivos necesarios.

Las limitaciones presupuestales jamás fueron un obstáculo para ser exitosos en el empeño por cumplir decorosamente en tan importante justa deportiva. Mediante gestión de la nueva ordenanza de transversalidad del año 2016, se ha incrementado ostensiblemente el presupuesto, lo que ha permitido cumplir con las metas del Plan de Desarrollo en un 94 por ciento. Solo resta la meta de los Juegos Nacionales 2019, que es superar la posición 14 que obtuvo el Atlántico en los Juegos del 2015 en los que logró 4 medallas de oro y la 8 que se registró en los Juegos Paranacionales.

Por fortuna contamos con una dirigencia y deportistas que día a día, con esfuerzo, dedicación y alta cuota de sacrificio, han soportado y soportan la inestabilidad presupuestal que golpea al deporte, logrando ir más allá del desánimo para defender la bandera de nuestro departamento en competencias nacionales e internacionales.

Es motivo de agradecimiento a quienes con la humildad del ganador han sido nuestros embajadores en los eventos del ciclo olímpico: Juegos Bolivarianos (2017 Santa Marta), Juegos Suramericanos (2018 Cochabamba) Juegos Centroamericanos (2018 Barranquilla), Juegos Panamericanos (2019 Lima), siendo el Atlántico el quinto departamento en tener el mayor número de deportistas en el certamen continental realizado en la capital del Perú.

A Anthony Zambrano, Raül Mena, Julieth Caballero, Albeiro Paredes, Angie Valdés, Nelson Soto Martínez, Gabriela Bolle, Pedro González, Kenny Castro, Daniel Sconzo, Alex Cujavante. Shanne Torres, Luis Triviño, Kevin Donado, María Fernanda Herazo, las Mellitas Pérez, José Bendeck, David Iber y Felipe Marthe, solo para citar algunos, les reconocemos su espíritu competitivo y les ratificamos nuestra una inmensa gratitud por la esperanza y los resultados que nos han brindado. Sin dudas serán nuestros principales estandartes en un espíritu de sacrificio que solo conoce el corazón de los valientes.

Después de los Juegos 2019, donde demostraremos el avance y desarrollo técnico de nuestros deportistas, quedará un interrogante abierto: ¿será que cesará la horrible noche del Deporte, la Recreación y la Actividad Física en el Atlántico con la asignación de nuevas fuentes de financiamiento?

Fuentes como, por ejemplo, un % del Timbre Vehicular (Valle del Cauca), % del impuesto de Degüello al ganado mayor (Valle del Cauca), un % de los impuestos corrientes de libre destinación (Boyacá) o un % al consumo de la cerveza (Bolívar), que han sido los baluartes de estos departamentos para mantenerse o avanzar en el resultado deportivo y en programas de amplio sentido social a través de la actividad física y recreativa en cada uno de los municipios que los componen.

Sobre el tema logramos avanzar con la Honorable Asamblea, con las comisiones de presupuesto y con la Secretaria de Hacienda, instancias con las que examinamos cuáles pueden ser las alternativas de solución al grave problema financiero del Deporte y la Recreación.

La conclusión a la que hemos llegado es que es necesario modificar el Estatuto Tributario tal y como ha sucedido en otros departamentos, en los cuales la asignación presupuestal Per Cápita es sorprendentemente mayor a la destinada a los atlanticenses. Por ejemplo, la inversión per cápita de Bolívar es de 11.001.000 pesos, mientras que la de Atlántico llega a 1.567.000 pesos, es decir la de nuestros vecinos es casi nueve mayor a la nuestra, aunque es importante precisar que la cifra no incluye la inversión en infraestructura deportiva.

En este contexto conviene resaltar que, en equipo con otros directores departamentales, pudimos consensuar la expedición de una nueva ley del deporte, cuyo trámite avanza en la Cámara de Representantes para facultar a las Asambleas dentro del objetivo impostergable de crear nuevas fuentes de financiación para la actividad muscular y recreativa en nuestras regiones.

Hemos sido reiterativos en la necesidad de regresar al deporte, el porcentaje que por Tasa de Seguridad le correspondía desde su creación que era del 20%. Poco a poco, este porcentaje fue disminuyendo hasta llegar a perderse esta fuente de ingreso en forma definitiva.

Si esto no es posible, en el 2023 quien tenga la dirección del Instituto repetirá la historia de las dificultades que hemos tenido que soportar este año para acudir a los Juegos Nacionales y Paranacionales.

Como quiera que los puestos públicos están lejos de ser propiedad de alguien, y después de ajustar y afinar detalles de los asuntos pendientes, decidí presentar renuncia irrevocable de mi cargo, lo cual no es óbice para dejar de asumir la responsabilidad que nos corresponde en relación con la atención y respuesta a los requerimientos de los entes de control, que pronto tendrán los resultados de las investigaciones que hicieron respecto de mi desempeño y en la medida en que se vayan presentando los daré a conocer a la opinión pública y a los diferentes medios de comunicación social. En relación con las observaciones recientes de la Contraloría General de la República, me complace informar que a este organismo le presentamos el Plan de Mejoramiento sugerido, que explicaremos en otro pronunciamiento.

Me despido agradecido con todas las personas con quienes tuve la oportunidad de compartir espacios en uno de los campos más importantes de un país como lo son el deporte y la actividad física, y convencido de que el trabajo desarrollado al frente de la Dirección del Instituto nos permite asegurar un óptimo resultado en los Juegos Nacionales y Paranacionales en Bolívar 2019.

Enrique Vengoechea González

Barranquilla septiembre 13 de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *