“Esta semana es de gran importancia para la salud, por lo que invitamos no sólo a la población en general para tener en cuenta las recomendaciones, también hacemos el llamado a los droguistas y distribuidores de medicamentos. Por ello hemos dispuesto de cinco puntos a tener en cuenta frente a los antimicrobianos”, dijo Leonardo Arregocés, director de Medicamentos y Tecnologías en Salud del Ministerio de Salud y Protección Social.

Los antimicrobianos

  1. ¿Qué es un antimicrobiano?

Dentro de los antimicrobianos se encuentran los antibióticos, antifúngicos y los antivirales. Estos son capaces de inhibir el creciemiento o eliminar microorganismos como bacterias, hongos o virus, causantes de infecciones que pueden llegar a ser muy graves o mortales.

2.  ¿Cómo funciona un antibiótico?

Como se mencionó anteriormente, los antibióticos funcionan dañando partes esenciales para la sobrevida de los microorganismos o inhibiendo su crecimiento y reproducción. Así, apoyan el trabajo que hace el sistema inmune que tiene cada persona. Es importantes saber que:

  • La mayoría de las infecciones se resuelven sólo por la acción de nuestro sistema inmune, sin necesidad de tomar antibióticos.
  • Los antibióticos no tienen ninguna acción directa para aliviar el dolor o el malestar general. Para esto existe otro tipo de medicamentos.
  • Los antibióticos difieren en sus formas de acción. Algunos sirven para ciertas bacterias y otros para otras, por esto deben ser prescritos por un profesional que sepa seleccionar el adecuado, según el tipo de infección. Ningún cuadro gripal mejora con el consumo de antibióticos.
  • Su efecto no es inmediato. Normalmente toma tiempo asegurarse que la infección fue curada del todo. “Dicho así, los antibióticos sólo funcionan cuando se prescriben para la infección correcta, en las dosis adecuadas y se consumen por el tiempo indicado”, indicó Arregocés.
Resistencia antimicrobiana es un reto para sistemas de salud
  1. ¿Qué pasa si utilizo antimicrobianos sin formula médica?

“Hay dos riesgos a los que la gente se expone de manera innecesaria, asociados al uso inadecuado de los antimicrobianos: los efectos adversos y la resistencia bacteriana”, precisó el director.

Para el caso de los efectos adversos, los más comunes suelen ser leves como vomito, diarrea, indigestión, dolor abdominal y pérdida del apetito que mejoran al suspender el medicamento. Pueden aparecer otros mucho más graves, como la colonización por otros gérmenes más agresivos que pueden llevar a infecciones severas y la muerte.

En la resistencia bacteriana un microorganismo deja de ser afectado por el antimicrobiano al que anteriormente era sensible. Al perderse el efecto las infecciones pueden empeorar y causar la muerte del paciente. Incluso el microorganismo resistente puede transmitirse a otras personas y causar graves daños a otros.

  1. ¿Cómo sucede la resistencia a los antibióticos?

Explicó Arregocés que la mayoría de los microorganismos mueren con el uso de los antibióticos, pero algunos no son sensibles, sobreviven y pueden crecer, multiplicarse y propagarse a otras personas. “Así, se seleccionan los microorganismos que han desarrollado transformaciones genéticas que les permiten resistir la acción de los antibióticos de manera que estos ya no son efectivos”, dijo.

Adicionalmente, el uso inadecuado de los antimicrobianos está acelerando el fenómeno de la resistencia. Por ejemplo, el uso indiscriminado de antibióticos en actividades ganaderas y agrícolas incrementa el riesgo de seleccionar las bacterias resistentes.

  1. ¿Cuál es el impacto para la salud pública?

La resistencia bacteriana hace que sea más difícil tratar infecciones que afectan a las personas. En consecuencia, se necesitan dosis mayores o cambios de los esquemas de tratamiento que pueden incrementan el riesgo de sufrir eventos adversos o los costos de los tratamientos.

“Esto incluye la necesidad de hospitalizar para dar tratamiento y en ocasiones la persona puede fallecer porque no hay alternativas disponibles para tratar infecciones ocasionadas por microorganismos resistentes”, reconoció el director, añadiendo que la resistencia a los antimicrobianos representa una carga importante no sólo para los hospitales sino también para la sociedad.

Se estima que las muertes atribuidas a esta causa pueden superar los 50.000 casos al año sólo en Europa y Estados Unidos. A nivel global se ha llegado a estimar que para 2050, 10 millones de personas morirán anualmente por infecciones resistentes a los antimicrobianos. Esta cifra supera las muertes esperadas por cáncer. 

Acciones y recomendaciones

Reconociendo la actual problemática se viene implementando el Plan Nacional de Respuesta a la Resistencia a los Antimicrobianos de manera conjunta con el sector agropecuario. Para prevenir este fenómeno lo principal es usar los antibióticos adecuadamente, teniendo en cuenta que:

  • Sólo profesionales (médicos y odontólogos) están entrenados en el diagnóstico de infecciones y la prescripción de los antibióticos.
  • Solo se deben usar cuando hay prescripción médica.
  • Para que funcionen deben ser usados en las dosis y por el tiempo del tratamiento recomendado.
  • Nunca usar antibióticos para resfriado común o para el manejo de infecciones virales, como covid-19, ya que no son efectivos para eliminar virus y aumentan el riesgo de seleccionar bacterias resistentes.
  • No usar antibióticos de tratamientos previos o sobrantes.
  • No compartir los antibióticos con otras personas.

También puede leer: