Comprobado: la música para gatos si beneficia a los felinos

Un curioso estudio aconseja ponerla cuando se lleva al animal al veterinario.

«Scooter Bere’s Aria» es un tema musical de David Teie compuesto específicamente para deleitar a los gatos. Contiene sonidos un poco chirriantes para los humanos -el rango vocal felino es dos octavas más alto que el nuestro-, ronroneos y ruidos de succión que prometen dejar a las mascotas relajadas y tranquilas. ¿Funciona? Pues parece que sí. Según una curiosa investigación científica publicada en la revista «Journal of Feline Medicine and Surgery» (JFMS), la música para gatos cumple lo que promete. Tanto, que los autores del estudio la recomiendan para preparar a los gatos a la hora de ir al veterinario.

Si uno es dueño de un gato es probable que haya tenido una mala experiencia en la clínica veterinaria. Un animal molesto, asustado en un lugar nuevo y ante un desconocido que además pretende manipularlo de una forma muy poco agradable augura zarpas afiladas, un dueño estresado y una situación incómoda.

Los autores del estudio, investigadores de la Universidad Estatal de Louisiana (EE.UU.), tuvieron en mente cómo el uso de la música se ha vuelto cada vez más popular en la medicina humana, con estudios que muestran una variedad de beneficios, desde mejorar la función motora y cognitiva en pacientes con accidente cerebrovascular hasta reducir la ansiedad asociada con los exámenes médicos, los procedimientos de diagnóstico y la cirugía. Así que por qué no estudiar los beneficios de la música en los gatos.

El experimento

Los investigadores analizaron los efectos calmantes de distintos tipos de música en los gatos, incluida la compuesta específicamente para ellos. Las piezas musicales que se consideran agradables para el oído humano a menudo tienen un ritmo similar al pulso humano en reposo y contienen frecuencias del rango vocal humano. Este principio se ha extendido a la música específica para gatos, que se compone de líneas basadas en vocalizaciones amistosas gatunas, como ronroneos y sonidos de succión, así como frecuencias similares al rango vocal felino.

En el experimento, se expuso a 20 gatos domésticos durante 20 minutos a música específica para gatos («Scooter Bere’s Aria»), música clásica («Élégie» de Fauré) o sin música (silencio) de forma aleatoria durante tres exámenes físicos realizados en una clínica veterinaria con dos semanas de diferencia. Las puntuaciones de estrés, basados en el comportamiento y la postura corporal de los felinos, y las puntuaciones de manipulación, basadas en las reacciones al manipulador, se asignaron a cada uno de los animales, que fueron grabados en vídeo durante los exámenes. También se midieron las proporciones de neutrófilos: linfocitos de muestras de sangre para buscar una respuesta de estrés fisiológico.

Menos estrés

El estudio encontró que los gatos parecían estar menos estresados durante el examen cuando se reproducía la música específica para gatos, en comparación con la música clásica y el silencio. Este efecto no se reflejó en los neutrófilos, pero los investigadores sugieren que 20 minutos pueden no haber sido suficientes como para permitir que la música afecte a esta medida.

Al disminuir los niveles de estrés, los investigadores concluyen que la música específica para gatos puede no solo tener beneficios en términos del bienestar del gato, sino que los propietarios pueden sentirse seguros de que su gato tendrá una visita más cómoda y el equipo veterinario podrá evaluar a sus pacientes felinos con mayor precisión. Como dicen los autores, las visitas más agradables podrían influir en los dueños de gatos para que visiten al veterinario con más frecuencia, lo que sin duda repercutiría en la salud de los mininos.

Textos y fotos: elmundoalinstante.com

También puede leer:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *