CONFESIONES DE GONZALO AYALA, LA VOZ DEL CORAZÓN

Por Édgard Hozzman

El colombiano que más tiempo pasó al lado de un tornamesa escuchando canciones de distintas partes del mundo, es actor, pintor, locutor, productor y soñador. Se llama Gonzalo Ayala Naranjo y era quien daba el veredicto al seleccionar de miles de temas, los verdaderos éxitos de la música romántica.

Era el rey. En él se fusionaron grandes cualidades y virtudes artísticas que hicieron de este comunicador la personalidad más destacada de los decenios setenta y ochenta, galardonado con Discos de oro por sus logros y ventas de sus éxitos con la canción hablada, ganador de premios como Antenas de la consagración, como productor y director de Radio y actor de televisión. Su excelente voz identificó y promocionó grandes compañías y productos durante tres décadas y fue una de las cinco voces que mayor número de comerciales grabó.

Sus oficinas siempre estuvieron repletas de acetatos, cintas y casetes con música en distintos idiomas, pero siempre románticos.

Fue un triunfador. Su paso por la radio dejó huella por su originalidad y creatividad, posesionó a Radio Tequendama en los años setenta como la frecuencia más escuchada en Bogotá y el centro de Colombia. Su paso por Caracol como director de Radio Visión marcó la innovación de la radio juvenil de esa época.

Cuando decidió dar un paso al costado, lo hizo sin amargura, ni angustia, estaba consciente que cerraba un ciclo en que logró su objetivo: disfrutar y divertirse haciendo lo que le gustaba, es decir, buena radio.

Hoy, alejado del micrófono pinta cuadros que le reportan satisfacciones, paz e identidad con el arte, su verdadera pasión.

–¿Cómo fue su llegada a Bogotá?

–Llegué de Vélez, Santander, mi tierra en 1947 para descubrir una encantadora ciudad, gris, fría generosa en lluvias, con una elegancia que le daba un tono muy europeo, el tranvía le daba un aire romántico, al igual que los avisos de neón que iluminaban las noches dándole un encanto y dinámica únicos. Mi llegada a “La Atenas suramericana” fue descubrir un nuevo reto para mi existencia y proyectarme a través de la Radio.

–¿Qué emisora escuchaba?

–Mis emisoras preferidas eran:  Nueva Granada, Nuevo Mundo y Radio Santa Fe. No existía la televisión y estas frecuencias ofrecían atractivos desfiles artísticos en sus radioteatros.

–¿Cómo descubrió su vocación radial?

–Me encantaba escuchar radio e imitar las bellas voces que animaban los diferentes espacios, comerciales, deportivos, de esparcimiento en los radioteatros y los informativos. Eran años en los que los locutores se distinguían por su profesionalismo eran voces institucionales, escucharlos e imitarlos alimento mi vocación de comunicador.

–¿En qué emisoras comenzó?, ¿quién creyó en usted?

–Hice un curso en la Academia Radiar, de Manuel Cabral Jiménez. Cuando creí que tenía las suficientes bases visité a Jaime Padrón Fernández, voz estrella del noticiero Orientación, de amplia sintonía en la ciudad. Él era director de la Emisora Mariana. Me escuchó le gusto mi voz y me contrató.

Carlos Salazar Trujillo director de emisora 1020 frecuencia recién adquirida por el doctor Fernando Gómez Agudelo. Me descubrió en Emisora Mariana me hizo una prueba y me contrató. El director era Carlos Pinzón un profesional que sabía mucho de radio la que innovó en Mil XX, con sus promociones y programación juvenil en la que el eje eran los grandes de la Nueva Ola de Argentina, México, Chile y Brasil. A Mil XX arribamos Moisés García, Mario Leyva y Gabriel de las Casas. Más tarde llegó Jaime Martínez, Disjokey sin complicaciones, natural y buena voz. En esta frecuencia conduje mi primer espacio lanza éxitos, “Al Rojo vivo caliente muy caliente”, estrenos y mucha información de farándula y entrevistas.

El doctor Gómez Agudelo fundó Sigacol, que era un estudio donde se grababan las radionovelas, allí me hice narrador lo que me dio la oportunidad de conocer a los grandes actores nacionales y extranjeros como Gaspar Ospina, Jaime Jhon Gil, Betty Valderrama, Myriam Mejía, Lucila de Medina, Erika Krum, Alicia de Rojas, José Saldarriaga. Antonio Martínez y Maricarmen Gordon de España y Santiago García de Cuba.

Imagen relacionada
Actor, pintor, productor de radio durante más de 40 años. Foto YouTube.

–¿Cuál fue su modelo radial?

–Mi modelo radial se basó en las emisoras lanza discos, en busca de los nuevos sonidos.

—¿Qué locutores admiraba?

–Desde luego que, a Carlos Montalbán de México, en Colombia a Juan Caballero, Juan Harvey Caicedo, Alberto Piedrahita, Carlos Arturo Rueda, Jaime Martínez, Jorge Antonio Vega, Pastor Londoño, Armando Osorio, Manolo Villareal, Eucario Bermúdez, Heliodoro Otero, Édgar Oviedo, Gustavo Nino M, Julián Ospina Mercado, Otto Greiffestein, Álvaro Uribe, Edwin Paz, Juan Eugenio Cañavera, Libia Boada, Sofía Morales, Efraín Yepes Lalinde.

–¿Cuál fue la primera novela que narró?

–“Lejos del Nido¨

–¿Cómo era Isaías Cuervo, su amigo?

-Isaías Cuervo un profesional dinámico que amaba su trabajo, buen productor y administrador radial, quien contó con el respaldo de Carlos Pinzón. Fue un buen colega y mejor amigo, lamenté su temprana partida.

–¿Vivió el momento estelar de la Nueva Ola?

–Claro que sí. Mil XX fue la frecuencia que lanzó este movimiento con la música y los artistas que llegaban de México y Argentina. Mil XX fue la emisora de los Cien Golpes Musicales que era el número de discos que se programaban. Mil XX fue la más escuchada de los años sesenta, la primera frecuencia juvenil y Disjokey de Colombia.

– ¿Quién fue su primer ídolo?

–Carlos Montalbán excelente locutor mexicano protagonista de las series, “Ojo de Águila”, “Capitán Silver”, espacios que marcaron récord de audiencia en Hispanoamérica.

¿Recuerda cuál fue el primer programa que condujo?

–“Al Rojo Vivo” en Mil XX.

–¿Cómo llegó a Todelar?

–Llegué primero a la cadena Unión Radio dirigida por Carlos Pinzón. Isaías Cuervo fue quien hizo los nexos para mi contratación.  Cuando esta Cadena la comenzó a administrar Todelar. La Voz Amiga frecuencia en la que laboraba se convirtió en Radio Tequendama su director era Enrique Pérez Nieto. Me comprometí con la producción de promociones trabajo que no pasó inadvertido para Bernardo Tobón Jr. quien me ofreció la dirección artística de Radio Tequendama, Voz de Bogotá y Emisoras Monserrate; finalmente me quedé solo con Radio Tequendama, emisora que comenzó a tener una excelente respuesta en sintonía gracias a la programación crossover con estrellas de la talla de Elvis Presley, Areta Franklin, Tom Jones, Matt Morro, Joe Cocker, Diana Ross, The Beatles, Barry White, Stevie Wonder, Franck Pourcel, Ben Kaempfert, Paul Mauriat, entre otros más.

–¿Como nació Pompín y la estructura de Radio Tequendama?

–“Pompin” fue mi hijo radial. Surgió cuando buscaba una entrevista en mi grabadora, al devolver la cinta produjo el sonido que identificó a “Pompín” perfeccionado en los estudios de grabación de Todelar, organicé una promoción para los oyentes con el título: “Dibuje a Pompín” y esta campaña tuvo sorprendente respuesta, me escribieron publicistas, diseñadores, creativos y desde luego la audiencia. Pompín le dio identidad a Radio Tequendama y la Vitrina de éxitos, el conteo de las novedades que tenían más aceptación en “Música a la carta” espacio de complacencia. El programa en él se resumía y elaboraba el listado el que luego se imprimía y obsequiaba a la audiencia se realizaba los sábados al medio día.

El dibujo de Pompín, un muñeco que nació accidentalmente en una grabación. Fue un éxito en los setenta. Foto Archivo particular.

Extra-impactos era la plataforma para los lanzamientos de novedades, con entrevistas y noticias del mundo del disco y la farándula, programa Disjokey, por donde pasaron las grandes estrellas nacionales e internacionales como Harold, Paloma San Basilio, Sandro, Julio Iglesias, Óscar Golden, Mocedades, Roberto Carlos y Nino Bravo, quien me concedió su última entrevista en América, una hora en el estudio de la emisora, desafortunadamente este documento se perdió, lo borraron.

Radio Tequendama se convirtió en el modelo que fue copiado en Bogotá y todo el país. Las disqueras tenían en cuanta los lanzamientos, los que me llegaban por el correo directo que logró Bernardo Tobón Jr. desde Los EE. UU y Europa, por lo que estábamos al día con las novedades, además conté con la colaboración de ejecutivos de la industria de la música, Alberto Suárez de Discos CBS, Gabriel Pulido de Discos Fuentes, Alfonso “el conejo” Barrios de Codiscos, Jorge Luis Betancourt, Édgard Hozzman y Thonny Rodríguez Discos Philips.

¿Recuerda el elenco de locutores de Radio Tequendama?

Locutores que pertenecieron a la nómina de Radio Tequendama fueron: Enrique Gaviria ¨Manzanita¨ era el madrugador, Jairo Palomino, Juan Caballero, Enrique Ortiz, Édgar Troncoso, Alberto Torres quien cerraba la emisión de la noche, también colaboraron e hicieron sus primeras armas radiales en Tequendama José Gregorio Hernández, un reconocido jurista a quien aprecio y admiro. William Vinasco, Lázaro Vanegas, Mario Riveros, Margot Ricci, Marino Recio, Efraín Alberto González, Napoleón Vanegas, Óscar Ayala. El programador era Jairo Vanegas

Si se me escapa algún nombre no es de manera voluntaria.

–¿En esta frecuencia se promocionó y proyectó la segunda invasión española la artística?

–Se produjo una verdadera invasión española, pero con cañonazos de éxitos. Fueron diez años protagonizados por un desfile de grandes estrellas, encabezados por Raphael. Elenco artístico sin igual que nos dio a conocer el talento musical español, voces, letras y estupendos arreglos que marcaron una época.

–¿Cómo llegó a la televisión?

–Con un pequeño papel que me dio Gaspar Ospina. Luego actué en la novela más larga en esa época “La Perla”. Fui protagonista de Rafael Reyes en la serie Revivamos Nuestra Historia. Hice un papel de James Thorne en la telenovela Manuelita con María Eugenia Dávila. También participé en Dialogando un programa para la familia colombiana.

–¿Cuál fue su gran personificación, Reyes o el Dr. Thorne?

–Cada personaje tiene unas características diferentes que me aportaron mucho a mi experiencia que me aporto como actor.

–¿Una actriz?

–Es muy difícil escoger una sola actriz cuando hay tantas que merecen ser destacadas por su talento y magnificas actuaciones tanto en televisión como en el teatro.

–¿Tiene más pasado que futuro nuestra televisión?

-La televisión y los medios de comunicación en general han venido cambiando. El internet es ahora el gran conductor. Funcionan compañías como Netflix y Amazon que han hecho grandes inversiones en su estructuración para captar más audiencia. Sus productos no están sujetos a horarios ni a dispositivos.

Uno de los grandes éxitos como locutor fue la grabación de poemas. Foto Édgard Hozzman.

–¿Quién lo bautizó como La voz del corazón?

–Fui bautizado como la voz del corazón por Discos Philips, a raíz de la interpretación de “La carta que nunca envié” del compositor Alfonso De La Espriella, la producción de Eduardo Cabás y la orquestación de Paul Mauriat.

–¿Cómo recuerda a Andrea del Boca ¨Pinina¨? ¿Cómo fue su experiencia trabajando al lado de ella?

–A comienzos de los años 80 me llamaron para trabajar en la serie “Andrea de Dios”, para mí fue sorprendente compartir con una niña genio que actuaba muy bien y se grababa la letra de los libretos rápidamente, sus actuaciones eran llenas de ternura.

–¿Quién lo presentó en Caracol?

–Yamit Amat tuvo mucho que ver en mi paso a Caracol para dirigir Radio Visión, con una programación que tenía como eje el sonido anglo con grupos y cantantes reconocidos.

–¿Cómo fue su experiencia al frente de Radio Visión?

–Mi audiencia de Radio Tequendama me siguió. Programé dos conciertos que tuvieron una excelente asistencia, el primero con Génesis y Humberto Monroy en La Calera y el segundo en el Parque de Los Novios, con Jerónimo. A los asistentes los premiamos con camisetas con el logo de Radio Visión, una plumita representada por un pajarito de canto melódico.

–¿¨La carta que nunca envié fue su más grande satisfacción?

–Claro. Fue una de las grandes satisfacciones que pude lograr en mi actividad como director, locutor y actor.

–Su mejor producción fue la narración de Juan Salvador Gaviota ¿Por qué no se imprimió este trabajo en un disco?

–La grabación de Juan Salvador Gaviota fue realizada para una Semana Santa en Radio Tequendama. El producto gustó mucho pero no se produjo discográficamente por que fue un trabajo para le emisora.

–¿La payola acabó con la industria discográfica, los grandes artistas y la buena radio musical?

–Sí, porque la programación no era el reflejo de la realidad los ¨éxitos¨, eran un producto comprado sin la participación del público supremo juez.

–¿Recuerda cuántos comerciales grabó?

–No. Imposible. No llevaba una estadística, pero fueron muchos ya que tuve la oportunidad de ser la voz de grandes empresas y marcas nacionales e internacionales.

–¿Además de Todelar a que otras empresas identificó?

–Fui voz institucional de Cenpro, Cinevisión y Caracol televisión.

–¿Su arte proyecta el silencio de su ayer o la soledad de fantasías primaverales?

–Ni lo uno ni lo otro; es simplemente una disposición que he tenido desde niño y que ahora me permito expresar en el lienzo.

–¿Pintor, actor o locutor?

–Las tres actividades me gustan y las disfruto. Como pintor estoy explorando las técnicas del dibujo.

–Hoy está dedicado a la pintura, ¿Cuántas exposiciones ha celebrado?

–Realicé una exposición en Villa de Leyva y próximamente haré una en Bogotá.

Imagen relacionada
Con el escritor de estas líneas Édgard Hozzman. Foto Archivo Particular.

–¿La banda AM desapareció como opción radial?

–No ha desaparecido, pero no es un sistema atractivo para las empresas radiales las que tienen como objetivo la banda FM y las plataformas digitales.

—¿Las nuevas generaciones comunicadoras perdieron el norte de la buena radio?

–Salvo algunas excepciones de la radio avanzada, exquisita e informativa, la modalidad de los programas populares deja mucho que desear.

–¿Cómo eran Todelar y Germán Tobón?

–A Germán Tobón lo recuerdo como un hombre dedicado a su labor de gerente de las emisoras, cálido y cordial. Tuve siempre su respaldo como director de las emisoras.

–¿Cómo fue su más reciente encuentro con Armando Plata, muchas remembranzas?

–Tuvimos la oportunidad de compartir un fin de semana en su casa de Macanal, en Boyacá, junto a su querida esposa Gloria, en el marco de un paradisiaco y bello lugar. Compartimos recuerdos y anécdotas de nuestra vida en la radio. Me comentó de sus nuevos proyectos, conferencias y el desarrollo de su programa Global Hits.

–¿De cuántas emisoras fue director?

–Radio Tequendama, Monserrate, La Voz de Bogotá, Radio Musical, Sonorama Estéreo, Radio Visión, Smart 70, En Manizales: Radio Luz y Radio Sintonía.

–¿Su playlist cinco teams?

Stevie Wonder: “Superstition”; Nino Bravo: “América”; Nicola Di Bari: “Los días del arco iris”; Demis Roussos “Te amaré hasta el fin” y John Lennon “Imagine”.

En su cuarto de pinturas Gonzalo Ayala escucha radio y algunas baladas que impuso en Colombia. Foto Archivo Particular.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Mostrar Botones
Ocultar Botones