CUANDO SUSPENDIERON A MIKE TYSON POR ODAXELGANIA

Por Guillermo Romero Salamanca

Durante más de 20 años Mike Tyson fue primera página de las secciones deportivas por sus permanentes escándalos. Unas veces por ir a la cárcel, otras por golpear a un vecino, unas más por sus matrimonios o por sus peleas que terminaba en el primer asalto después de un mazazo a su contrincante.

Mike tyson perfil de twitter @MikeTyson

Pero el 9 de julio de 1997, en Estados Unidos, le suspendieron su licencia por un año y le pusieron una multa de 3 millones de dólares por los hechos ocurridos una semana antes, el 28 de junio, en el enfrentamiento que tuvo contra Evander Holyfield en la cual le arrancó un trozo de la oreja izquierda.

Años después diría Mike: “estoy triste de haber mordido su oreja. Estoy realmente apenado porque me cae bien Evander, es un buen hombre, un hombre realmente bueno”.

Por su parte, en el 2004, en una campaña de la iglesia evangelista para la “difusión del amor”, Evander manifestó que ya había perdonado a Mike y que no había rencor en su corazón.

A Mike se le conocían sus problemas de depresión, de enfermedades venéreas como gonorrea, pero pocos entendían de su padecimiento de odaxelgania, que según los sicólogos es la excitación al morder a su pareja o a su amante o también siendo mordidos por ellos.

En su vida profesional Mike tuvo 50 victorias, 44 por la línea del nocaut y 5 por decisión.  Sufrió tan sólo 5 derrotas pon nocaut y una por descalificación.

Foto de Twitter de Mike Tyson y sus premio como campeón de peso pesado

En esos años de gloria se recuerda el chistecito que decía que un niño le preguntaba a su papá: “¿sabes quién es Mike Tyson?”. A lo cual el vejete respondía: “Mike Tyson, Mike Tyson, Mike Tyson, me suena, me suena…”.

–¿Me suena?, le respondía el chiquilín. Lo vuelve es nada….

Mike Tyson nació el 30 de junio de 1966. Nunca conoció a su progenitor. Tuvo dos medios hermanos más: Rodney y Niecey. Su mamá tuvo que mantenerlos y a cada momento eran desalojados de su residencia. Fueron duros años para Mike, quien ante el matoneo, no volvió a estudiar y se volvió un peleador callejero, conoció varias correccionales juveniles por asaltos y desmanes.

En una de esas cárceles conoció a sus descubridores para el pugilismo. Bobby Stewart, un ex boxeador y el entrenador Cus D’Amato.

Esto le fascinó a Mike, pero no tenía juicio para los entrenamientos y a veces prefería ir pasar noches de juerga que a sudar en el ring o darse golpes con los espárrines. Sin embargo, conquistó el mundo del deporte, recibió más de 300 millones de dólares por sus enfrentamientos, sus trabajos de publicidad, pero por sus escándalos y su licenciosa vida lo perdió todo. Sus ex esposas se han llevado sus casas y una demanda por acoso sexual le llevaron a la cárcel y a perder más de 30 mil dólares.

Se dedica ahora a dictar conferencias, a contar cómo se hizo su tatuaje en la cara y su conversión al islam le ha dado una nueva esperanza de vida. Además, se convirtió en vegano y habla de las maravillas de comer habichuelas y no probar carne. Tal vez la lección de su mordisco de la oreja de Evander le dio esa transformación.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Mostrar Botones
Ocultar Botones