Una nueva investigación de Kaspersky revela que los consumidores de todo el mundo quieren tomar más medidas para proteger y mantener el control sobre su privacidad personal. Como se destaca en el informe más reciente de la compañía, los consumidores son cada vez más conscientes sobre dónde están disponibles en línea sus datos personales. De hecho, en Colombia, el 76% de los encuestados dicen que han intentado eliminar información privada de sitios web o redes sociales. Sin embargo, más de la mitad (52%) reconoce que no sabe cómo hacerlo.

Estos hallazgos revelan lo fundamental que es proteger la privacidad de nuestros datos personales e interacciones en línea para garantizar que todos sigamos beneficiándonos de la tecnología. El informe, que incluye los resultados de una nueva encuesta a consumidores realizada en 23 países, examina las actitudes de los consumidores con respecto a la privacidad en línea y las medidas que están adoptando para evitar que la información privada caiga en las manos equivocadas.

INFORMACIONES PRIVADAS

Los consumidores han expresado que no solo les preocupa su información privada, sino también la de sus seres queridos. Por ejemplo, el informe revela que el 24% de los consumidores en Colombia han visto publicada información personal suya o de su familia sin su consentimiento.

Tales sucesos están empujando a los consumidores a tomar decisiones conscientes sobre cómo y dónde se almacenan sus datos personales, para evitar que sean vistos o utilizados por otras personas que no tienen permiso para hacerlo.

Una proporción significativa de los encuestados en Colombia aplica medidas adicionales cuando navegan por Internet para ocultar su información de los cibercriminales (64%), los sitios web que visitan (55%) y otras personas que acceden al internet desde el mismo dispositivo (56%).

Además, algunos consumidores se muestran cautelosos en cuanto al almacenamiento de información personal en sus dispositivos. Por ejemplo, una quinta parte (25%) también dice estar preocupada por los datos personales recopilados por las aplicaciones que usan en sus dispositivos móviles.

Estas personas pueden sentir que están perdiendo el control sobre dónde se almacenan sus datos y son conscientes de los riesgos relacionados con el intercambio de información personal. Por lo tanto, es comprensible que no quieran que los datos sean utilizados por terceros sin su conocimiento. (GRS).

También puede leer: