David Rubenstein, el dueño del libro más caro del mundo

Por Guillermo Romero Salamanca

Según la revista Forbes, David Rubenstein ocupa el puesto 838 entre los multimillonarios del 2019, con una fortuna estimada en 3 mil millones de dólares, vive en Bethesda, Maryland en los Estados Unidos, está divorciado, estuvo casado con Alice Nicol Rogoff, una empresaria y especialista en arte con quien tuvo 3 hijos, es licenciado en artes y doctor en Jurisprudencia de la Universidad de Chicago.

Su hoja de vida sólo recalca momentos de éxito. Además de sus negocios particulares como la empresa Carlyle Group que se dedica a las asesorías, es miembro de entidades como Kennedy Center, Corporación Harvard, Galería Nacional de Arte, Universidad de Chicago, Memorial Sloan Kettering Cancer Center, Johns Hopkins Medicine, Lincoln Center, Duke University y preside el Instituto Smithsonian, encargado de varios museos y de un canal de televisión con amplia sintonía mundial.

En una oportunidad le preguntaron cuál era el secreto para ser millonario y contestó: “La clave está en la perseverancia. Aún si tu idea no es tan maravillosa o eres la persona más inteligente; incluso si no trabajas tan duro, debes perseverar y no admitir un ‘no’ como respuesta”.

Ha dicho también que “aún si crees que eres genio, debes compartir el crédito”.

Uno de sus consejos como emprendedor: “Hay tres maneras de hacer esto: aprende a comunicarte oralmente -para que cuando hables, te escuchen-, aprende a escribir y aprende a liderar con el ejemplo, que es la mejor manera de persuadir”. Foto Wikipedia.

SUS CONSEJOS PARA SER MILLONARIO

Y aconseja que el emprendedor quiere tener éxito por las razones correctas. “Ninguno de los grandes emprendedores comenzó por el dinero, sino movidos por impulsar y probar una idea. El dinero es una consecuencia”.

Aunque su familia no era adinerada o educada en una universidad, comenta que “tuve la suerte de tener dos padres que me proporcionaron el ingrediente más importante para una vida exitosa: amor y apoyo incondicionales”.

Comenzó su carrera como funcionario de la Administración Carter y más tarde se graduó como abogado. En 1987 montó con William Conway y Daniel D’Aniello la empresa Carlyle.

Le han fascinado los temas de historia y de arte. En el 2007 adquirió una de las 17 impresiones sobrevivientes de la Carta Magna por la suma de 21.3 millones de dólares.

Además del arte y la historia, el abogado se ha preocupado por la vida de los animales y en diciembre del 2011 donó 4.5 millones de dólares al Zoológico Nacional para desarrollar un programa para la reproducción del oso panda gigante.

Un año después regaló 7.5 millones de dólares para la recuperación del Monumento a Whasignton.

EN LA PUJA POR LOS SALMOS

El 27 de noviembre del 2013 se presentó en la casa Sotheby’s en Nueva York y participó en una subasta donde se ofrecía un libro de Salmos, impreso en 1640 y según los analistas fue el primero que se imprimió en los Estados Unidos. Los postores consideraban que la puja llegaría, de pronto a los 30 millones de dólares, pero lo cierto es que David, al ver que había pocas propuestas y después de una corta almoneda simplemente ofreció 14 millones 165 mil dólares y el martillo se lo aprobó.

El filántropo guarda celosamente el libro, pero lo presta, de vez en cuando a los museos, en especial a los investigadores de Smithsonian.

Bay Psalm Book
Los salmos vendidos al famoso abogado. Foto Casa de subastas
Sotheby’s

LOS LIBROS MÁS CAROS DE COLOMBIA

Según los estudiosos, los libros más difíciles de encontrar en Colombia y, por ende, los más valiosos son las primeras impresiones de María de Jorge Isaacs, Cien años de Soledad de Gabriel García Márquez, Todos estábamos a la espera de Álvaro Cepeda Samudio, El Atravesado de Andrés Caicedo y Administración Reyes de Baldomero Sanín Cano.

Lea también:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *