Por Marina Pérez- https://opusdei.org/es-co/

Desde el Gimnasio Los Pinares, obra corporativa del Opus Dei, ubicada en Medellín, durante el confinamiento, hemos buscado maneras amables y acordes con los sucesos académicos para trasmitir ideas cristianas a las familias, docentes y alumnas. Habíamos aprovechado recursos digitales que han surgido para enviar mensajes de esperanza, pero luego pensamos en iniciativas académicas para trasmitir la filosofía institucional.

Con esto en mente, llegamos a la idea de consolidar el vocabulario que se ha frecuentado a partir de la cuarentena y hacerle la traducción al valor cristiano al que hace referencia. Con esto, buscamos contrarrestar el exceso de información sobre el Covid-19, pues, a veces, las redes parecen inundadas.

Además, queríamos algo con humor que ayudara a distensionar. Enviar mensajes positivos, que faciliten aprovechar esta situación para avanzar en el crecimiento integral, que es nuestra esencia. Y apoyarnos en las plataformas implementadas durante el aprendizaje virtual.

Luego, por el día del idioma, se nos ocurrió montarlo en forma de diccionario en formato de e-book, aprovechando el proceso de enseñanza-aprendizaje de una docente con sus alumnas.

A través de historias de Instagram, enviamos la primera tanda de palabras; mientras que la pieza completa la tenemos preparada para el relanzamiento de la nueva página web. También, está publicado en “Aprendiendo en Casa” la plataforma del Colegio para funcionar de modo virtual y a la que accede solo la comunidad educativa de Pinares.

También hemos hecho otras publicaciones con este mismo objetivo. Tanto en la página como en las redes sociales publicamos una entrevista al Capellán, el Padre Gustavo Posada, quien lleva vinculado a la institución desde hace 17 años. Por primera vez en todos estos años, no ha podido acudir a las instalaciones por un periodo tan largo de tiempo. En la entrevista, que está condensada en su título “Descubrimos, ganamos y extrañamos”, quisimos preguntarle cómo ha afrontado esta situación y, por supuesto, le pedimos que nos abra horizontes sobre cómo darle un sentido cristiano al confinamiento.

Asimismo, publicamos un artículo escrito por la dirección de Orientación que anima a fortalecer el sentido de familia en los hogares de todos quienes componen la gran familia Pinares. El texto puede consultarse en Instagram @colegiopinares y Facebook de Pinares @colegiogimnasiolospinares. Otro artículo, del equipo de psicólogas del colegio, explica el impacto positivo en el desarrollo de las niñas durante la cuarentena y, en esta misma línea, un texto de las docentes explicando el impacto positivo en el desarrollo cognitivo de las alumnas.

No hemos dejado de lado las actividades de voluntariado y ayuda social. A través de “Obra Pinares” proyecto de responsabilidad social del colegio, hemos impulsado la campaña “Sobre Familia Solidaria”, para recoger mercados para familias necesitadas. También, a través de la elaboración de un “Diario Viajero”, nuestras alumnas apadrinan y acompañan a los niños del barrio Altos de la Torre. El diario es una herramienta construida por cada estudiante que contiene actividades pedagógicas para fortalecer las habilidades blandas y el inglés en niños de cuarto de primaria. Pero, más que esto, es una forma de enseñar a nuestras alumnas a compartir, a transmitir la formación integral que ellas reciben.

También puede leer: