Dice general (r) venezolano Fernando Ochoa Antich “No existe evidencia alguna de amenaza bélica contra Venezuela por el Estado colombiano”.

Por Estefani Brito-El Nacional

–Nicolás Maduro decretó “alerta naranja” en la frontera ante una supuesta amenaza por parte de Colombia. ¿Qué representa esta acción para la FANB, el país y las relaciones internacionales?

–Lo primero que hay que aclarar es que no existe evidencia alguna de amenaza bélica contra Venezuela por el Estado colombiano. Lo que sí existe y es público y notorio, es la presencia y permanencia de grupos irregulares de la subversión colombiana a lo largo de todo nuestro territorio fronterizo.

Con respecto a la FAN, tomando en cuenta lo dicho anteriormente y los antecedentes existentes, creo que sus integrantes lo toman como una manifestación más de su utilización como instrumento de distracción ante los graves problemas que aquejan al País. Esto lo corroboran pobladores fronterizos que expresan su desconocimiento de algún despliegue importante de unidades militares en esas áreas.

En cuanto al país, no parece que los venezolanos hayan tomado en serio el anuncio de esa alarma. Ni siquiera se habla o se discute sobre este asunto.

En relación a la situación internacional, esa acción incrementa las graves tensiones existentes en la región como consecuencia de la diáspora venezolana.

–¿Buscaría el gobernante chavista una acción armada con el gobierno colombiano?

–La experiencia nos enseña que todo tirano en dificultad trata de procurarse un hecho bélico que exacerbe el nacionalismo de su pueblo con la bandera de “la Patria ultrajada”. De esta manera, se logra que los ciudadanos que lo rechazan cambien de opinión por muy poco tiempo, retornando con gran rapidez a su anterior posición. Ejemplos hay muchos. El más reciente fue el de la dictadura argentina y la guerra de Las Malvinas. De todas maneras, es importante resaltar lo que significó la derrota argentina en esa absurda operación militar. El general Galtieri tuvo que entregar el poder a los pocos meses de haber tomado tan absurda decisión.

–¿Estaría la FANB preparada para una acción de esta magnitud?

–La respuesta a esta pregunta abarca diferentes aspectos a analizar, los cuales no están circunscritos únicamente al ámbito de la Fuerza Armada propiamente dicha. En primer lugar, al tomar en cuenta las condiciones de precariedad que en todos los aspectos de la vida nacional padece Venezuela, es impensable que un régimen, incapaz de proveer un mínimo de eficiencia en los servicios públicos ni de satisfacer las más elementales necesidades de alimentación para su población, y el cual tiene un rechazo popular superior 80 %, en virtud de los graves cuestionamientos a toda su dirigencia, pueda convencer a ningún ciudadano de ir a exponer su vida, para mantener ese deplorable estado de cosas. Por si eso fuera poco, cuando observamos la cantidad de hechos denunciados que tienen que ver con atropellos e injusticias perpetrados por militares contra compañeros de armas, la comisión de delitos comunes por miembros de la Fuerza Armada y las graves acusaciones contra los altos mandos de la Institución por la supuesta comisión de graves delitos de corrupción y narcotráfico, no podemos sino inferir que nuestra Fuerza Armada, lamentablemente, adolece de muy baja moral, factor fundamental para el desempeño eficaz, eficiente y decidido de un buen combatiente.

Si acaso lo anterior no fuera suficiente, al considerar la situación en el ámbito internacional surgen expectativas aún más comprometedoras. Se está tratando de provocar una confrontación con una nación cuyas fuerzas armadas profesionales, altamente entrenadas, equipadas y compenetradas con su rol institucional. Además, Colombia es miembro de la OTAN y cuenta con el apoyo irrestricto de los Estados Unidos de Norteamérica, lo que dice mucho a la hora de comparar lo que operacionalmente se conoce como “el poder relativo de combate”, el cual es abrumadoramente favorable a Colombia. Algunos alegan lo posibilidad de que Venezuela reciba apoyo militar ruso, lo cual, si eso se diera, sería muy limitado, por diversas razones, como ya lo he expresado en algunos de mis artículos.

Mi conclusión, es que la FAN no estaría preparada, para esa acción y que constituiría una criminal irresponsabilidad de los mandos que pretendieran involucrarla en esa aventura.

Nicolás Maduro lidera movimientos bélicos en la frontera con Colombia. Foto RCN Televisión.

–Maduro y Delcy Rodríguez han acusado a Juan Guaidó de entregar el Esequibo a cambio del apoyo del Reino Unido e, incluso, el Ministerio Pública aperturó una investigación en su contra, ¿cree usted que esta denuncia tiene fundamento?

–Si la situación no revistiese tanta gravedad, la verdad es que estas declaraciones no provocarían otra cosa sino hilaridad. Sobran las evidencias de que en la Historia de Venezuela no han existido unos gobiernos más entreguistas que los de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Los ejemplos sobran. Hugo Chávez privilegió siempre sus intereses políticos particulares antes que los intereses vitales de la Nación y Nicolás Maduro lo secundó en ese cometido. Fue así como, para nombrar algunos casos, colocaron nuestra reclamación del Territorio Esequibo ante Guyana en el actual estado de dificultad en que hoy se encuentra; en el año 2007 propusieron la creación de un condominio con Colombia en el Golfo de Venezuela, lo cual felizmente no ocurrió, solo para congraciarse con Álvaro Uribe, quien era presidente de Colombia; permitieron la masiva invasión de cubanos para ejercer funciones en el Estado que sólo corresponden a venezolanos; han cedido inmensas áreas de nuestro territorio al control de bandas armadas de la subversión colombiana y del crimen organizado; han comprometido el futuro de muchas generaciones, regalando y apropiándose indebidamente de ingentes recursos que eran necesarios para el desarrollo nacional. No cito más casos porque Venezuela bien los conoce y el espacio es limitado.

Mi respuesta es que esa denuncia no tiene fundamento y les preguntaría a los acusadores: ¿con qué autoridad moral y a quién piensan engañar con tan descabellada acusación?

–¿Qué busca ahora el régimen de Nicolás Maduro con estas acciones?

–Vista la situación actual, principalmente la de Nicolás Maduro y su camarilla, creo que esas acciones solo pretenden crear confusión, desviar la atención sobre las graves acusaciones que pesan sobre él, y su camarilla derivadas de su involucramiento explícito con los supuestos disidentes de las FARC y su connivencia con otros elementos del crimen organizado, además de, como siempre, ganar tiempo en lo que le resta de poder, a cualquier costo. También creo que busca fortalecer el sentimiento nacionalista del pueblo venezolano para tratar de ganar las próximas elecciones parlamentarias. Creo que se equivoca. Los venezolanos, si así lo decide el liderazgo opositor, votarán masivamente en contra del PSUV a fin de garantizar que la Asamblea Nacional permanezca bajo el control de la oposición democrática.

Nicolás Maduro y Raúl Castro. Foto cubanet.org

–¿Qué pasaría de avanzar en sus planes con la FANB en la frontera y la denuncia en contra de Guaidó?

–De acuerdo con mi respuesta sobre la preparación de la FAN para una confrontación, no creo que pueda pasar mucho más allá de algo parecido a la rimbombante orden de movilización de diez batallones de tanques a la frontera con Colombia, ordenada por Hugo Chávez por televisión, con motivo del ataque de las Fuerzas Armadas Colombianas al campamento del “Mono Jojoy” en territorio ecuatoriano, el cual terminó con su eliminación. Toda Venezuela fue testigo de la ridiculez que significó esa movilización y dejó en claro la incapacidad de la Fuerza Armada Nacional para realizar una operación militar de esa magnitud.

En cuanto a la denuncia contra Guaidó, pienso que es otra maniobra para justificar su posible detención. Sin embargo, a la luz de todo cuanto se ha tratado de hacer en este sentido y los correspondientes fracasos, dudo que se atrevan a tomar una decisión tan delicada. En caso de hacerlo, estoy convencido de que se comprometería la estabilidad del régimen madurista.

Tomado de El Nacional de Caracas.

Lea también:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *