DIEZ HISTORIAS DE ÓSCAR GOLDEN: EL CANTANTE QUE NACIÓ PARA REÍR

Por Guillermo Romero Salamanca

IMITADOR DEL DUEÑO DEL ANTAÑO

La vida de Óscar Golden era para una novela.

El show más esperado por sus amigos era aquel que armaba con Harold. Los dos, de un momento a otro, antes de las presentaciones oficiales en Radio 15 se abrazaban y comenzaban a cantar un tema del Dueto de Antaño: “Un día hacia la mar, una lancha partió y a su paso llevó un nido de ilusión, en la playa quedó triste y confiada la mujercita que dulcemente cantó: se va, se va, la lancha se va con el pescador y en esa lancha que cruza el mar se va también mi amor”.

Las carcajadas eran atronadoras y seguían en una sola voz: “Quién sabe hasta cuándo, la lancha no volverá y yo me quedo cantando así: se va se va se va la lancha”.

Eso salía sin ensayo, sin partituras ni letras. Todas las letras del dueto conformado por Ramón Carrasquilla, primera voz y Camilo García, segunda voz. Cuando ya veían que faltaban minutos para comenzar el programa que se hacía en un altillo del edificio de Caracol en la calle 19 con carrera octava de Bogotá, Óscar entonaba otro tema: “No despiertes si sueñas amores, niña hermosa, que amar es soñar, despertar es quebrar ilusiones, hallar, entre sombras, la amarga verdad. No despiertes si vives soñando en tu mente hay torrentes de sol, en tus sueños se encienden suspiros que te cercan y acallan tu voz”.

Y de inmediato llegaba el dueño con las frases siguientes: “Soñar y nada más, con mundos de ilusión, soñar y nada más, con un querer arrobador, soñar que tuyo es él y vive para ti”.

Quienes estaban allí simplemente reían y entregaban generosos aplausos.

Harold se sabía todas las canciones del Dueto de Antaño, porque en su amada Cali se escuchaban en las reuniones familiares y Óscar, porque las había oído en su niñez en su natal Quindío.

Resultado de imagen para oscar golden

CALEÑO POR ADOPCIÓN

Nació en Calarcá el 10 de septiembre de 1945 y su nombre original fue el de Óscar Hernán Osorio Jiménez y sus padres biológicos fueron Néstor Osorio Garrido y Fanny Jiménez Chica. Después de la muerte de su progenitor, su madre se trasladó a Cali con sus 4 hijos: Orlando y Armando, Óscar Hernán y Alberto. Allí conoció al cirujano plástico Bension Goldenberg, con quien conformó un nuevo matrimonio y los niños adoptaron un nuevo apellido.

COMENZÓ EN EL SHOW DE LOS FRENÉTICOS

Su padre quería que fuera Médico, pero pudieron más las canciones y el éxito que le llegó con sus interpretaciones. El promotor y periodista Édgard Hozzman recuerda que donde más se divertía era en Radio 15 de Caracol, en el programa “El Show de los frenéticos”. “Los pregrabados los hacía Javier Morales. Harold hacía las pistas musicales, dirigía y producía a quien intervenían: Lyda Zamora, Óscar Golden, Ernesto Satro, Kenny Pacheco, entre otros”.

Su primer gran éxito fue “Zapatos pom pom” del cantautor argentino, Jhonny Tedesco. Harold tomó el tema y en los tres primeros compases le imprimió un sonido muy comercial. Se grabó en directo, en el auditórium de Emisoras Nuevo Mundo. El ingeniero de sonido fue Luis Eduardo Sánchez y la batería la grabó Manuel Jiménez.

VENDEDOR AMBULANTE DE ROSAS

Óscar fue el primer gran ídolo de la Nueva Ola colombiana.  “Por aquella época no había estrategas que crearan campañas de expectativa. Un día a él se le ocurrió poner una venta de rosas en la carrera 7 con calle 11, al lado de Almacenes Ley y de la Casa del Florero. Cuando lo descubrieron las fanáticas, fue la sensación y una excelente estrategia promocional.

Se reía a montones cuando le decían que era el cantante más vendedor de discos en Colombia. “Es que tiene dos almacenes uno en Chapinero y otro en El Restrepo”.

Resultado de imagen para oscar golden

POSABA DE GAY

Sus canciones se convirtieron en un himno en Colombia. Ante su forma de ser, sus temas y su acogida en la radio se incluyó en la famosa Gira Go Go que se desarrolló entre 1965 y 1966. Los estadios se llenaban, las emisoras cubrían los eventos y la gente estaba feliz con el primer gran espectáculo que se ofrecía en el país.

“Era el artista más popular. Le encantaba desubicar a los periodistas que lo esperaban en los hoteles y en las antesalas de los conciertos, posando de gay para terminar muerto de la risa ante el desconcierto y sorpresa de los comunicadores y algunas admiradoras”, agrega.

Incluso, cuando estaba en una reunión y tenía que partir, les decía a sus amigos: “recuerden que soy gay mal cantante” y se iba riendo, previendo que fueran hablar mal de él.

CON BROMAS HASTA CUANDO GRABABA

Óscar fue artista del Sello Estudio 15 y gracias a los éxitos los que redundaron en ventas lo que le dio las posibilidades de grabar en los estudios profesionales Suramericana y Discos Daro, donde el ingeniero de sonido era Guillermo Torres y miembro del famoso grupo de humor Los Chaparrines y claro, las secciones de grabaciones eran un recreo por la mamadera de gallo del par de personajes.

El periodista Orlando Cadavid Correa recuerda que resultó muy divertido el recorrido que hicieron en una oportunidad cuando viajaron a Boyacá en programa para RCN Radio.

Resultado de imagen para oscar golden

AMIGO DE LOS AMIGOS

“Fue un gran ser humano, rememora Hozzman, durante la gira Milo a Go Go, me llevaron a una inspección de policía por no tener documentos de identidad y entonces Óscar, siendo la estrella del momento, intercedió por mí, ante la sorpresa de los policías e inspector que no me habían creído que era parte del elenco. No solo me presentaron las disculpas sino me pidieron que Óscar posara con el comisario, comandante y policías para una fotografía del recuerdo”.

 

MANTUVO EN COLOMBIA A LUISITO REY

En 1966 Luisito Rey, el padre de Luis Miguel, vivió en Colombia. “Estaba en una mala situación económica y no tenía qué hacer.  Harold y Óscar lo ayudaron y se divertían mamándole gallo. Lo subían encima de un viejo armario y lo dejaban allí indefenso y temeroso de caerse, siendo blanco de las carcajadas de quienes asistíamos a las tertulias en el apartamento de Golden”, revela Hozzman.

UN SUSTO EN SU VIDA

“La única vez que lo vi serio y rezando fue en el vuelo de regreso de Pasto a Bogotá en el vuelo 161 de Avianca, el que 15 días más tarde se accidentó y dejó un saldo de 29 personas muertas”, cuenta Hozzman.

“El vuelo fue el más movido de todos los que tuvimos quienes viajamos en el 161. A mi inquietud en el aeropuerto el Dorado, le dije a Óscar: “nos íbamos meando del miedo”. Y me contestó: “hermano eso no es nada, las viejas se cagaron del terror. No era para menos, ¡qué vuelo tan horrible! Él se refería a las chicas del ballet a Go Go.

AMIGO DE JOSÉ JOSÉ Y ENRIQUE GUZMÁN

Su magia, calidez y sentido del humor, le permitió hacer grandes amistades, como José José y Enrique Guzmán quien fue su modelo como cantante. Guzmán era difícil por su personalidad, pero Golden con su buen humor supo abordarlo y ser su amigo.  

El periodista Lázaro Vanegas de El Espacio le armó una fotografía donde posaba con dos hermosas modelos, desnudas. “Golden y sus chicas lo tituló el periodista caleño”.

Óscar marcó una historia en Colombia. Fue un gran ídolo de la canción. Comandó el equipo de la balada en nuestro país. Con Vicky, Harold, Claudia de Colombia, Kenny Pacheco, Emilce, Billy Pontoni, Fausto, Greta y Claudia Osuna marcaron la primera gran etapa de la música romántica del país.

Cuando se escriba la historia de la balada será obligatorio escribir de temas como Zapatos Pom Pom, El romance del cacique y la cautiva, Boca de Chicle, Embriágame, Contigo porque te quiero, Sol en el andén y otro tanto del gran Óscar Golden, quien marchó al cielo de los cantantes el 29 de julio del 2008, pero que su memoria sigue vive entre sus seguidores.

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Mostrar Botones
Ocultar Botones