Don Jaime R. Echavarría, el hombre que hacía suspirar a las mujeres

Por Guillermo Romero Salamanca

Don Jaime Rudesindo Echavarría Villegas no sólo nació para liderar, gobernar, mandar, crear empresas y representar a Colombia, sino también para cantar, y componer inmortales himnos románticos.

Así como le gustaba la política, también sacaba tiempo para escribir hermosas melodías que llevaron por título composiciones como “Me estás haciendo falta”, “Cuando voy por la calle”, “Yo nací para ti”, “Qué tienes tú”, “Serenata de amor”, “María Inés”, “Entre estas cuatro paredes”, “Llévame de la mano”, “Adorada”, “Sueño” o la inmortal y siempre presente en el catálogo de quienes liban sus despechos con “Traicionera”, interpretada por el soledeño Alci Acosta.

El maestro Jaime R. frente al piano interpretando una de sus canciones.

Eran canciones que hacían suspirar a las jóvenes cuando las escuchaban. En las tertulias musicales en el Valle del Cauca, por ejemplo, había alegatos y exposiciones sobre cuál versión era la más bonita de “Cuando voy por la calle”. Unos decían que en la propia voz del maestro Jaime Erre, otros que, con Claudia de Colombia, unos más que con el Trío América y había unos que levantaban la voz por Helenita Vargas.

El tema lo escuchaban en una versión y en la otra:

Cuando voy por la calle y me acuerdo de ti
Me lleno de alegría, de ganas de vivir
Me parece que fuera las flores más bonitas

el cielo más radiante y el aire más sutil
Cuando escucho en la noche, alguna melodía

que cosas no daría por estar junto a ti
Para sentir que vivo, que vivo intensamente
Y para que tu sientas lo que eres para mi
Estoy enamorado de tu vida, estoy enamorado de tu amor
Y cada vez que pienso en tu dulzura
Comienza a florecer mi corazón
Me acuerdo que tú tienes tu luz propia
Que siempre estas sonriendo para mí
Y empiezo a revivir en mi memoria, la gloria que le has dado a mi vivir.

Don Jaime le compuso incluso a Cartagena un tema que se convirtió por muchos años en uno de himnos de la ciudad, “Noches de Cartagena”.

Había nacido el 13 de noviembre de 1923 en Medellín y el 29 de enero del 2010 partió al cielo de los grandes compositores este cantautor, ingeniero, gobernador de Antioquia, embajador de Colombia en Suiza y Etiopía, presidente de Fabricato, columnista de El Espectador y funcionario de varias entidades del Estado.

Otra de sus facetas fue la de líder de los artistas colombianos e impulsó con ahínco la creación de la Asociación de Intérpretes Colombianos, Acinpro, que hoy por hoy es una de las entidades de mayor recaudo de América Latina.

Sus letras, muy románticas y compuestas con el corazón fueron llevadas a los estudios de grabación por vocalistas como Armando Manzanero, María Marta Serra Lina, Helenita Vargas y Claudia de Colombia.

Recibió la Cruz de Boyacá, el Escudo de Antioquia y cuentan sus familiares que “sus últimos años de vida fueron en el centro de atención especializada al adulto mayor de Medellín en donde se dedicó tres años de su vida a tocar muchas melodías en su piano lo cual alegraba la vida de sus más de treinta compañeros de hogar”.

Este 29 de enero para conmemorar su partida, más de un romántico apasionado escuchará alguna versión de “Me estás haciendo falta” para recordar viejos amores.

Me estás haciendo falta
Mucha falta de verdad,
Y fue que la distancia
Cambió aquel sentimiento
De la frivolidad.

Y lo volvió nostalgia
De estar entre tus brazos,
Y sin yo darme cuenta
Me enredó el corazón.

Me estás haciendo falta
Mucha falta de verdad,
Te estás metiendo en mi alma
Hasta un lugar que a nadie
Le permití jamás.

También puede leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *