En la imagen, varias personas participan en una ceremonia de amor y respeto en la que lavan los pies a sus respectivas figuras parentales.

Esta ceremonia tuvo lugar el 2 de mayo en el sudoriental distrito de Taitung, pero en todo el país, durante el quinto mes del año en cada casa se realiza el lavado de los pies a las progenitoras.

El Día de la Madre, que se celebra en Taiwán el 14 de mayo, es un motivo también para el encuentro familiar y para señalar el respeto que se debe tener a quienes les han dado la vida.

La tradición de lavar los pies a los ancianos constituye para los taiwaneses una demostración de amor filial, simbolizando el eterno agradecimiento de los hijos a los padres por haber caminado y hecho tantos esfuerzos para alimentar, criar y educar a su progenie.

En Taiwán, el lavado de pies representa el deseo de que la madre reciba todas las bendiciones y goce de excelente salud y felicidad por muchos años. (Foto de CNA)

También puede leer: