En Colombia se desperdician 9,76 millones de toneladas de comida al año

Bogotá, 11 de octubre_ RAM_Según la FAO, casi una de cada tres personas en el mundo sufre de por lo menos una forma de malnutrición. Los problemas de malnutrición existen en todos los países y en todas las clases socioeconómicas. Dos mil millones de personas sufren de inseguridad alimentaria moderada o grave, lo que significa que pasan hambre o están en riesgo de pasar hambre y, por lo tanto, se ven forzadas a restringir la calidad y cantidad de sus alimentos. Un número similar de personas sufren de graves deficiencias de micronutrientes debido a una alimentación deficiente y no variada, a lo que algunas veces se denomina “hambre oculta”.

A esto se le suma que las personas no tienen acceso a alimentos ricos en nutrientes. Las cifras arrojan que 151 millones de niños menores de cinco años tienen retraso en su de desarrollo, 462 millones de adultos tienen bajo peso y una de cada nueve personas no consigue alimentos suficientes para estar saludable y llevar una vida activa.

“Los alimentos nutritivos a menudo se pierden o desperdician a una tasa más alta que otros componentes de una alimentación saludable. En muchos países entre el 40% y el 50% de las frutas y las verduras y el 35% del pescado se pierden o desperdician. Gran parte de estos alimentos se podría redirigir a las personas que pasan necesidades. Dado que los alimentos nutritivos suelen ser altamente perecederos, es difícil aumentar el acceso a estos alimentos de manera segura”, comenta Carlos Enrique Cavelier, Coordinador de Sueños de Alquería.

En Colombia se pierden o desperdician 9,76 millones de toneladas de comida al año, lo que representa el 34% del total de los alimentos que el país podría consumir durante un año, es decir que, por cada 3 toneladas de comida disponible en Colombia, una tonelada va a la basura (Departamento Nacional de Planeación, 2016).

Los Bancos de Alimentos en Colombia rescataron en el año 2018 alrededor de 24.450 toneladas de alimentos las cuales fueron entregadas a 3.868 organizaciones beneficiando las condiciones nutricionales a 584.498 personas a través de una red de más de 3800 organizaciones sin ánimo de lucro y 1100 donantes en todo el país.

“El acceso a alimentos nutritivos es esencial para un futuro brillante y saludable. Los efectos de la desnutrición en los niños pueden ser devastadores e incluyen problemas cognitivos, menor concentración y bajo desempeño académico. No podemos ser indiferentes ante estos hechos. La situación alimentaria en Colombia es un desafío que debemos afrontar todos como sociedad incluyente y responsable. Se debe crear una conciencia colectiva frente a la eliminación de la desnutrición”, añade Carlos Enrique Cavelier, Coordinador de Sueños de Alquería.

También puede leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *