Estos son los templos budistas más impresionantes de la Tierra

Por: José Infante Ferrucho

Foto portada: Templo de Angkor Wat

En la cima de altas montañas o junto a cascadas estos son algunos ejemplos a los que seguro te gustaría viajar

El budismo se entiende como una religión y filosofía de vida que trata de dar a entender una solución espiritual al sufrimiento humano. En esta búsqueda, los templos budistas juegan un importante papel y su ubicación tratan de inspirar la paz interior y exterior. En la cima de altas montañas o junto a cascadas estos son algunos ejemplos a los que seguro te gustaría viajar.

Templo Mahabodhi, India

El Templo Mahabodhi en Bodhgaya en India es el templo budista por excelencia por ser el lugar donde Siddhartha Gautama alcanzó la iluminación convirtiéndose en Buda. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2002. Construido de ladrillos entre los siglos V o VI de nuestra era, el Templo tiene una torre piramidal en el centro de 55 metros de altura está rodeada de cuatro torres similares más pequeñas en las cuatro esquinas. Dentro del templo esta la colosal imagen cubierta de oro del Buda en una postura en la que toca la tierra.

El Templo es propiedad del estado de Bihar, y está administrado por miembros indios y de otros países budistas, como Birmania, Bután, Camboya, Corea, Japón, Mongolia, Sikkim, Sri Lanka, Tailandia y un representante del Dalái Lama.

Templo Wat Arun, Bangkok

Wat Arun es un templo budista en Bangkok, capital de Tailandia. En 1768 se levantó su torre principal ampliada entre 1824 y 1851. Este templo es conocido por su gran escalera centrar que mide 86 metros y sus cuatro torres. La parte interior del templo está decorada a base de conchas marinas y trozos de porcelana que pertenecen a barcos antiguos que viajaban de Bangkok a China. Otra de las curiosidades del Wat Arun es que cuenta con dos figuras de demonios en su parte principal como «guardianes del templo».

Borobudur, Indonesia

El templo budista de Borobudur está en Java, (Indonesia) y es, además de un lugar de peregrinaje budista, el monumento más grande del mundo. Construido entre los años 750 y 850 por los soberanos de la dinastía Sailendra fue abandonado tras el siglo XIV con el ocaso de los reinos budistas e hindúes en Java, y la conversión de los isleños al Islam. Fue descubierto en 1814 por Thomas Stamford Raffles, gobernador británico de Java.

El templo tiene forma piramidal con seis plataformas cuadradas coronadas por tres circulares. El proyecto de restauración más largo fue llevado a cabo entre 1975 y 1982 por el Gobierno de Indonesia y la Unesco, tras lo cual el monumento fue nombrado Patrimonio de la Humanidad.

Seiganto-Ji, Japón

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, el templo budista Seiganto-ji, en Wakayama (Japón) fue construido como ofrenda a los dioses cerca de la cascada Nachi, de 133 metros de caída. Construido en lo alto de un monte el complejo religioso está compuesto por un templo en forma de pagoda -de tres pisos en color rojo y negro-, por un santuario además de otras construcciones. Los edificios del templo fueron incendiados durante las guerras civiles del siglo XVI y reconstruido en 1587.

Angkor Wat, Camboya

El templo de Angkor Wat, a cinco kilómetros de Siem Riep, en Camboya, está considerado como la mayor estructura religiosa jamás construida y uno de los tesoros arqueológicos más importantes del mundo cuya construcción data de principios del siglo XII. El recinto cumplía las funciones de templo principal, y albergaba además el palacio real.

El templo consta de tres recintos rectangulares concéntricos rodeados por un lago perimetral de cerca de cuatro kilómetros de longitud y una anchura de 200 metros. En el recinto interior se elevan cinco torres en forma de loto, alcanzando la torre central una altura de 42 metros sobre el santuario. En 1992 fue declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. ?

Paro Taktsang, Bután

Ubicado en un acantilado del valle de Paro, el monasterio de Taktshang, que incluye siete templos, es unas de las imágenes más representativas de Bután. El complejo se comenzó a construir en el año 1692 en las inmediaciones de la cueva donde se cree que meditó el Gurú Padmasambhava durante tres años, tres meses, tres semanas, tres días y tres horas en el siglo VIII. El acceso al mismo es sólo a pie o mula.

Taung Kalat, Myanmar (antigua Birmania)

En Myanmar (o Birmania), en el sudeste asiático, está el templo budista de Taung Kalat, un monasterio construido encima de un volcán en el Monte Popa al que solo se puede acceder subiendo una escalera colgante de 777 peldaños.

Monasterio de Tsz Shan, Hong Kong

Después de más de una década de obras, a mediados del año 2015 abrió sus puertas al público el monasterio de Tsz Shan, un fastuoso templo budista levantado en la parte continental de Hong Kong, cerca de la frontera con China. Erigido en el distrito de Tai Po, en una frondosa colina con espectaculares vistas al mar, está presidido por una descomunal estatua de bronce de Guanyin, el «Bodhisattva» («iluminado») de la compasión en el que muchos en Occidente quieren ver a una diosa de la misericordia por sus rasgos femeninos. Con 76 metros, incluyendo el pedestal, dobla al Buda gigante de la isla de Lantau, también en Hong Kong, y ya se perfila como una de las principales atracciones turísticas de la antigua colonia británica.

Además de visitar el monasterio, que tiene una sala con tres estatuas budistas recubiertas de oro de 24 kilates, los peregrinos podrán alojarse en algunas de sus celdas para meditar y aprender las enseñanzas de los monjes. Uno de los tres dormitorios tiene las ventanas blindadas con el fin de proteger a los «invitados importantes».

También puede leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *