FUNDACIÓN MAPFRE IMPULSARÁ INVESTIGACIONES PARA MEJORAS EN SALUD Y PREVISIÓN SOCIAL

Entre las ayudas concedidas para apoyar la investigación en el campo del seguro y la previsión social se destaca el proyecto del colombiano Jorge Mario Uribe, líder del grupo de Finanzas Cuantitativas en la Universidad del Valle e Investigador Asociado al Riskcenter de la Universidad de Barcelona, que a lo largo de este año estudiará los riesgos y beneficios del desarrollo de nuevos productos dirigidos a electricidad renovable variable (VRE- Variable Renewable Electricity) desde la perspectiva de las compañías de seguros.

Un estudio sobre el envejecimiento saludable y el sistema de previsión social, una investigación sobre la relación entre los plásticos y la obesidad; y dos iniciativas para mejorar las tasas de morbilidad y la calidad de vida de enfermos con cáncer y pacientes crónicos, son algunos de los proyectos que han recibido una de las 11 ayudas a la investigación Ignacio H. de Larramendi que Fundación MAPFRE ha concedido recientemente.

Dichas ayudas, dotadas con 315.000 euros, permitirán a los investigadores potenciar su talento, exponer su excelencia y realizar trabajos durante el 2019 en universidades, empresas y hospitales de Colombia, Argentina, Estados Unidos, Canadá, Italia y España.

En este mismo campo también se destaca la que ha recibido Jorge Onrubia, doctor en Economía y profesor titular y director del Departamento de Economía Aplicada en la Universidad Complutense de Madrid, para crear una metodología que proponga soluciones a los sistemas actuales de pensiones y explique las ventajas de las distintas alternativas de previsión social que existen en la actualidad. La base de su trabajo radica en primer lugar en medir la sostenibilidad fiscal del sistema previsional y la ratio de dependencia de vejez, que mide el número de personas en edad de retirarse sobre el número de personas en edad de trabajar y en segunda instancia, en estudiar los sistemas previsionales con mecanismos de ajuste automático (MAA).

Entre los proyectos de salud se destaca el que llevará a cabo María del Carmen Fiuza Luces, investigadora de la Universidad Europea de Madrid. El trabajo consistirá en analizar los efectos sobre la enfermedad y la calidad de vida de pacientes con cáncer pediátrico cuando se implementa un programa educacional y de ejercicio físico individualizado y supervisado como herramienta terapéutica y preventiva.

En esta categoría, en la que se han recibido un total de 183 solicitudes, también destaca otro programa que llevará a cabo un equipo de investigadores de la Universidad de Granada, quienes estudiarán la presencia en alimentos de compuestos similares al Bisfenol A, utilizados para fabricar envases de alimentos, bebidas o biberones y su asociación con el sobrepeso u obesidad infantil como posibles disruptores endocrinos.

Además, se han beneficiado de estas ayudas los siguientes investigadores: Salvador Gilpérez Rivera con su proyecto “CuidaT” de Aura Cuidados, del Centro Sociosanitario Lago de Arcos (Cádiz); Romina Natalia González, de la Universidad del Gran Rosario (Argentina), por su investigación “Evaluación del impacto de un programa de entrenamiento de alta intensidad en una población con enfermedades crónicas no transmisibles adscrita a centros de atención primaria de la salud”; David Pescador Hernández, del Instituto de Investigación Biomédica (Salamanca) por su estudio “Modelos predictivos del pronóstico y secuelas del esguince cervical en accidentes de tráfico”; y José Pardo Masferrer, de la Fundación Española de Oncología Radioterápica por su investigación “Mejora de la seguridad y calidad clínica en el tratamiento del paciente con técnicas avanzadas de radioterapia mediante la aplicación de análisis de Riesgo”.

Asimismo, se han beneficiado de estas ayudas Runhuan Feng, de la Universidad de Illinois, por su investigación “Cyber Insurance – Challenges and Opportunities for Market Growth”; Kailan Shang, Investigador independiente (Canadá) por su estudio “Insurance Chatbot”; y Michele Tumminello, de la Universidad de Palermo (Italia) por “A network approach to recommend insurance instruments and detect frauds”.

Dentro de esta convocatoria, Fundación MAPFRE también ha fallado la Beca Primitivo de Vega, valorada en 15.000 euros, para realizar un estudio sobre los factores que influyen en la evolución de los pacientes mayores que han sufrido una fractura de cadera. Esta investigación la llevará a cabo Pilar Sáez López, del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz.

Con estas ayudas, cuyo importe asciende a 14,5 millones de euros en los últimos 10 años, Fundación MAPFRE contribuye a la mejora de la calidad de vida de las personas y al progreso de la sociedad.

Fundación MAPFRE es una institución no lucrativa altamente comprometida con la sociedad, creada en 1975 con el principal objetivo de contribuir al bienestar de los ciudadanos y la sociedad en España, Colombia y en otros 29 países en los que actualmente está presente. A través de cinco áreas especializadas (Acción Social, Cultura, Prevención y Seguridad Vial, Promoción de la Salud, y Seguro y Previsión Social) colabora con un amplio número de instituciones, ONG, museos, fundaciones y asociaciones para mejorar las condiciones económicas, sociales y culturales de las personas y grupos más desfavorecidos. En Colombia desarrolló 16 proyectos en 2018, benefició a 102.772 personas, de las cuales 56 mil fueron niños que recibieron apoyo en nutrición, salud y educación.

Lea también:

EL INTERCONTINENTAL DE MEDELLÍN, ANFITRIÓN DEL SABOR EN ANTIOQUIA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Mostrar Botones
Ocultar Botones