Gracias a los nuevos closets, llevar tu ropa más delicada a la lavandería ya no será necesario

El armario inteligente de Samsung que lava y seca su ropa. (Foto: Samsung)

Los armarios inteligentes fueron pensados principalmente para hoteles y aeropuertos. Sin embargo, cada vez son más fáciles de usar por personas del común. El propósito de esta innovación es poder limpiar cualquier tipo de ropa, desde pantalones elegantes hasta suéteres y otras prendas delicadas mientras están colgadas.

Los closets están diseñados para lavar tu ropa, desinfectarla y secarla. Las empresas más conocidas por sus diseños y apuestas en armarios inteligentes son Samsung y LG.

El sistema Jet Steam que se encuentra en los closets, se encarga de liberal el polvo y la mugre de sus prendas de vestir por medio de salidas de vapor potentes pero que producen pocas vibraciones y ruidos, estos son lo suficientemente silenciosos para cualquier lugar de la casa, incluida su habitación. Mientras esto sucede, su ropa también se desinfecta y se libera de todo tipo de gérmenes.

El dispositivo trae consigo un sistema de aire para secar tu ropa y después pasarla por un proceso de disminución de arrugas que te permite tener tus prendas planchadas y listas para usar en contados instantes.

Los equipos de limpieza también tienen funciones de eliminación de olores que puede producir el sudor o los alimentos, y ya que no requiere de algún tipo de detergente tú puedes elegir el aroma de la ropa.

Y para facilitar aún más el proceso, los closets inteligentes vienen con pantallas incorporadas para seleccionar el ciclo adecuado de las prendas de vestir que desea lavar. Es decir, puedes decirle al armario qué tipo de tela tiene en su interior — lana, dril, seda, entre otros — para que este tenga los cuidados que cada prenda necesita.

Este dispositivo resulta ser demasiado útil para hoteles, aeropuertos, lavanderías y personas con una vida tan agitada que no puedan realizar estas labores o no tienen alguien de confianza que les ayude con el oficio de la casa. Y aunque también es útil para una persona del común su precio puede superar los mil dólares.

También puede leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *