IVÁN DUQUE SÍ PUEDE LLAMAR COMO PRESIDENTE A ÁLVARO URIBE

Por Guillermo Romero Salamanca

El pasado 12 de febrero, durante la reunión sobre el Plan Nacional de Desarrollo el presidente de Colombia, Iván Duque, al terminar una reunión y ante los medios de comunicación dijo: “le doy la palabra presidente”, al referirse al expresidente y actual senador Álvaro Uribe Vélez.

De inmediato, miles de “memes” llovieron en las redes sociales, criticando la actitud del actual mandatario con esas palabras.

El tema se ha prestado para varias interpretaciones. Unos dicen que, por cuestiones de protocolo, se debe mantener el título de manera honorífica por siempre y otros sostienen que es una discusión de vieja data en Colombia. No hay nada escrito sobre el tema, aunque a conocedores de protocolo siempre les ha parecido innecesario y hasta de mal gusto decirle Presidente a quien ya no ostenta esa dignidad.

Según el profesor Cleóbulo Sabogal, jefe de información y divulgación de la Academia colombiana de la lengua, esta palabra en dicho contexto está mal usada.

“Si ya no está ocupando ese cargo lo correcto es llamarlo expresidente. En el diccionario, si uno consulta los usos del prefijo ex indica que se ha tenido un cargo y ya no. Y eso aplica para todos los cargos. Significa que fue y ha dejado de serlo”, manifestó a Publimetro.

Sin embargo, esa misma institución, cuando anunció la desaparición en esta vida de Belisario Betancur sostuvo: “La Academia Colombiana de la Lengua, la primera fundada en el Nuevo Mundo, al conocer el fallecimiento del personaje ilustre decidió redactar y publicar el Acuerdo de Honores, por el cual se deplora el fallecimiento y se exalta la memoria del Presidente de la República de Colombia, don Belisario Betancur Cuartas. Y acordó presentar la vida y obra del Presidente y Miembro Honorario de la Academia Colombiana de la Lengua, como ejemplo sobresaliente para todos los colombianos”.

Hace unos meses, el periodista Julio Sánchez Cristo, en una entrevista en La W con César Gaviria, cuando le preguntaba, lo llamaba como “Presidente”, tema que también alborotó redes y comentarios. A su paso, el doctor Alberto Casas Santamaría explicó luego que, por simples normas de respeto, se les sigue dando ese título.

Fernando Ávila Gómez, estudioso del idioma, conferencista en temas de redacción y escritor de una decena de obras sobre las maneras correctas de escribir, respondió a la inquietud sobre el título: “Claro que lo podía decir. A todo expresidente se le dice «presidente» al dirigirse a él”.

Para Martha Bejarano, directora de MB Comunicaciones, empresa de Relaciones Públicas y experta en temas de protocolo, afirmó: “Ellos quedan con ese calificativo de “Presidente”, manera vitalicia”.

El periodista Claudio Ochoa, quien fuera jefe de redacción de La República por más de 10 años considera que de manera formal, cuando hay un encuentro con expresidentes se les llama como Presidente, aunque en el tema de escritos se les pone el “ex”. “Lo que ocurre es que ahora algunos normalistas consideran que como Álvaro Uribe es senador y que se le debe dejar ese título y no el anterior”.

En otros países también sale a relucir el tema. La Academia Dominicana de la lengua sostiene que “El mantener el título de presidente para los expresidentes depende de la costumbre protocolar de cada país; es válido como muestra de cortesía y respeto” y recuerda que “cuando usamos la palabra expresidente, según las normas ortográficas, el prefijo debe ir soldado a la palabra y no separado de esta por un espacio o guion”.

El 20 de enero del 2009, cuando Barack Obama fue ungido como presidente, al iniciar su discurso se dirigió a George Bush así: “Compatriotas: Me encuentro hoy aquí con humildad ante la tarea que enfrentamos, agradecido por la confianza que me ha sido otorgada, consciente de los sacrificios de nuestros antepasados. Agradezco al presidente Bush su servicio a nuestra nación, así como la generosidad y cooperación que ha demostrado a lo largo de esta transición”.

“Total, al referirse a un expresidente, por cuestiones de protocolo y de elementar norma de educación y de fina cortesía se le habla de “Presidente”, concluyó Fernando Ávila Gómez.

Lea también:

Y HABLANDO DE LUSTRABOTAS FAMOSOS

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *