JORGE REYNOLDS POMBO: EL INGENIERO QUE LE HA SALVADO LA VIDA A 78 MILLONES DE PERSONAS

Por Guillermo Romero Salamanca

Será homenajeado en 14 de noviembre en la VI entrega de los Premios Momentos.

Es un sabio en nanotecnología.

Jorge Reynols Pombo creó en 1957 el primer marcapasos cardíaco externo con electrodos internos, el cual fue implantado exitosamente en la Fundación Clínica Shaio. Pesaba 33 kilos, hoy es tan grande como una tercera parte de un grano de arroz y no tiene baterías.

Este invento es considerado como uno de los más importantes de la historia de la humanidad, según la Revista Pacing and Clinical Electrophisiology de Estados Unidos.

Desde su creación ha salvado más de 78 millones de vidas.

Al ingeniero electrónico Jorge Reynolds Pombo le parece una contradicción pensar que todavía, quienes necesiten de un trasplante de corazón, deban esperar a que un motociclista fallezca. “Esto se podrá acabar cuando en pocos años podamos entregarle uno nuevo, hecho con células madre”, sentencia.

El científico, con 16 doctorados, considerado también como una de las mentes brillantes del mundo, trabaja a sus 81 años y es uno de los grandes innovadores de América Latina. Además de sus permanentes investigaciones que desarrolla en la Clínica Shaio de Bogotá, ofrece conferencias en universidades, colegios y a cuantos le pidan que les hable de tecnología en un futuro. Sólo carga un celular donde tiene guardadas todas sus exposiciones. “Este aparato sirve también para hacer y recibir llamadas”, comenta en tono jocoso.

Este bogotano estudió en Trinity College, en Cambrigde, Inglaterra y allí se tituló como ingeniero electrónico, quizá uno de los primeros del país. Regresó a Colombia y en 1957 presentó su primer marcapasos, que pesaba 33 kilos y funcionaba con batería de automóvil.

“El primer marcapasos se lo pusimos a un sacerdote. Eso fue en 1958 Estábamos en pruebas experimentales, pero tanto el médico como él, me dieron ánimo. El trabajo resultó exitoso y gracias a ello, el paciente vivió 18 años más”, recuerda.

Su invento se extendió por el mundo entero y gracias a ello, 78 millones de personas han sido beneficiadas y disfrutan de una nueva vida.

Cuando un ingeniero electrónico empezó a trabajar en el corazón, todo el mundo se rio. Medicina y electrónica eran entonces cosas separadas. “Nadie en Colombia sabía para qué servía un ingeniero electrónico; pensaban que tendría algo que ver con la bomba atómica y que debía saber arreglar planchas.” Pero Reynolds no se rindió, en nota para innovadoresdeamerica.org. Foto: tomada del portal Colombia New York.

UN TRABAJADOR INCANSABLE

En la actualidad investiga en el Departamento de Investigación en Electrónica y Nanotecnología que tiene con la Fundación Clínica Shaio, donde se desarrollan novedosos procesos relacionados con la Medicina, especialmente con la Cardiología.

Con un equipo interdisciplinario entre médicos, ingenieros, biólogo marino y personal administrativo inquiere en el estudio de la tecnología y diversas aplicaciones para la salud del corazón.

Con ellos busca la implementación de nuevos sistemas electrónicos con la ayuda de la telefonía celular para diferentes usos; por ejemplo: escuchar las palpitaciones del corazón o calcular el nivel de oxígeno en la sangre.

“Su trabajo se destaca gracias a los desarrollos en nanotecnología, es decir la reducción del tamaño de los circuitos electrónicos para diferentes aplicaciones dentro del diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes con enfermedades cardiovasculares”, explican.

En el momento se está creando con la División de Educación de la Fundación Clínica Shaio, nuevos métodos de enseñanza para el aprendizaje de los estudiantes.

TRABAJO CON JÓVENES

Cuenta que uno de sus grandes secretos para desarrollar su trabajo consiste en estar con gente joven. “Uno los tiene que comprender. Ellos viven oyendo música, escribiendo en el computador y le ponen cuidado cuando uno les habla. Yo no sé cómo hacen, pero me entienden”, comenta mientras suelta una de sus tímidas carcajadas.

Tiene muchas noticias para los participantes. Les hablará que, en unos años, los celulares también servirán para escuchar el corazón, tomar el pulso y las mujeres sabrán cuándo estarán en días de mayor fertilidad. Además, comentará sobre los más recientes avances en nanotecnología y los nuevos descubrimientos como los tatuajes invisibles que llevarán información al momento sobre las curvas de glicemia o los ritmos cardíacos.

En el momento se está creando con la División de Educación de la Fundación Clínica Shaio, nuevos métodos de enseñanza para el aprendizaje de los estudiantes. Foto Clínica Shaio.

NUEVOS INVENTOS

“La vida se prolongará aún más. Los niños que ahora tienen 10 años podrán vivir hasta los 105. En un futuro, no muy lejano, enfermedades como el Párkinson y el Alzheimer desaparecerán, pero lo grave serán las enfermedades producidas por bacterias como la dorada, por ejemplo”, comenta.

Habla también sobre el avance de las gafas que utilizarán los médicos en un futuro para realizar sus operaciones. “Ellos podrán incluso, vía cibernética, introducirse en los tumores cerebrales y el cáncer será manejado con pequeñas máquinas que limpiarán la sangre”, explica.

“Algo que se conocerá en unos cuántos años son los avances con las células madre. Así se podrá entregar un corazón en una semana o un pulmón en cuestión de días. No será necesario que otra persona muera para efectuar un trasplante. Yo no soy médico, pero entiendo muchas cosas de Medicina”, comenta.

El doctor Jorge Reynolds Pombo será homenajeado el próximo 14 de noviembre en la biblioteca del Gimnasio Moderno con la entrega del PREMIO MOMENTOS AL MÉRITO HUMANITARIO COLOMBIANO.

El museo se inauguró en el 2013, en el marco de los 55 años de la Fundación Clínica Shaio, allí se encuentran más de 600 modelos de marcapasos que el colombiano Jorge Reynolds, creador del primer marcapasos cardíaco externo con electrodos internos, ha coleccionado desde 1970. Foto Clínica Shaio.

DE LOS PREMIOS MOMENTOS

La revista Momentos es dirigida por la periodista María Cristina Guerrero Santacruz.

La Revista MOMENTOS, medio independiente con edición impresa y digital que circula bimestralmente desde el 2011, realiza cada año la entrega de los Premios al Mérito MOMENTOS, para destacar a quienes sobresalen en cada una de las temáticas que cubre esta publicación.

Personajes como Hilda Strauss, Hernán Peláez Restrepo, Julio Sánchez Vanegas, Jorge Barón, Fernando Molina, Alfonso Lizarazo, Alí Humar, Rebeca López, Carlos Muñoz (q.e.p.d.), Amparo Grisales, Juan Diego Alvira, Juan Eduardo Jaramillo, Carlos Benjumea, Carolina Cruz y Linda Palma, entre otros, han recibido esta distinción.

El comité editorial –jurado de esta selección de personalidades—está integrado por los periodistas María Cristina Guerrero, Olga de Villegas, Édgard Hozzman, Germán Matamoros, Ketty Lora, Ana Sofía Sierra, Fernando Motta, Víctor Manuel García y Guillermo Romero Salamanca.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Mostrar Botones
Ocultar Botones