Por Guillermo Romero Salamanca

Corría el minuto 54 del partido entre Independiente Santa Fe y Envigado. El equipo capitalino salía de un letargo de empates y esta vez ganaba ante el penúltimo de la tabla de posiciones, por dos anotaciones contra cero. Yeison Gordillo devuelve mal el balón a su arquero Leandro Castellanos quien debe salir apresuradamente y en el momento de salir corriendo, siente un fuerte dolor en su pierna derecha, cae y empieza a gritar del dolor.

Resultado de imagen para leandro castellanos

Lesión del arquero de Santa Fe. Foto Fútbol Caracol Tv.

El atacante de Envigado aprovecha la oportunidad y golpea el interior de la malla del arco. Anota y sale jubiloso sin importar que su colega ni se diera cuenta de lo sucedido. El estadio se enmudece. De inmediato el médico de Santa Fe, Rafael Montaña llega presuroso y después de un pequeño análisis con el portero lo confirma: rotura del tendón de Aquiles.

La ambulancia lo lleva a un centro médico. Total, tendrá una incapacidad entre 8 y 10 meses.

Futbolistas como Thomas Vermaelen, Agustín Parra, David Batty, Javier Zanetti, David Beckham –cuando jugaba con el Milán estuvo 6 meses fuera de las canchas por esa lesión–, Eduardo Rubio y Nicolás Núñez, entre otros han sufrido también rotura del tendón de Aquiles.

Alejandro Carrasco, confesó al diario La Tercera de Chile: “Es una lesión maldita. Perdí fuerza en la pierna. Uno se da cuenta, porque cuesta recuperar la musculatura de la zona del gemelo, se atrofia. Hay que fortalecer mucho esa zona después. Sin apurar, el proceso de recuperación es de seis meses. No volví a ser el mismo de antes de la lesión, perdí velocidad”.

“El tendón de Aquiles une el gemelo –interno y externo– con el músculo sóleo a lo largo de, normalmente, 15 centímetros. Se sitúa en la parte posterior de la pierna, por detrás del tobillo, y su función principal es la flexión plantar del pie, aunque también interviene en la de la rodilla. Por ello, su rotura, muy grave para cualquier persona, tiene un gran dramatismo para los deportistas”, explica el doctor Gonzalo Mora, especialista del Departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología de la Clínica Universidad de Navarra.

“Es como un alambre, como una cuerda que poco a poco se va deshilachando hasta que… ‘¡pum!” se acaba rompiendo”. Los ingenieros los llaman “rotura por desgaste del material”, complementa el doctor Mora.

EL TENDÓN Y EL TALÓN DE AQUILES

El tendón de Aquiles es el ligamento que conecta el talón con los músculos de la pantorrilla y “Talón de Aquiles” es un término que se utiliza para mostrar los puntos débiles de algo o alguien.

Todo viene de la mitología griega.

Aquiles nació privilegiado: era hijo de Peleo y la ninfa del mar Tetis. Era todo un portento y gozaba de la bendición de Poseidón y de Zeus, los máximos dioses.

image.png

El tendón de Aquiles. Foto Foto fisioterapia-online.com

Sin embargo, Aquiles sería mortal. Doña Tetis consideró que lo mejor sería

Bañarlo en el río Estigia, uno de los 5 ríos cercanos al Inframundo, o reino de Hades, y se creía que quien se hundiera allí, se le otorgaba el don de la inmortalidad.

Ella, entonces, lo sumergió y las únicas partes que no se mojaron fueron precisamente los talones del niño y de esta manera, Aquiles quedó vulnerable en esos puntos. No obstante, el niñito era un prodigio y luego en términos de guerra era un valioso soldado que participaría luego en la guerra de Troya.

París, uno de los enemigos de Aquiles, sabía de su debilidad y esperó el momento oportuno para lanzarle con precisión una fecha envenenada al talón y de esta manera le causó su muerte.