La vulnerabilidad a la que se han visto expuestos las personas mayores de 60 años como consecuencia de la pandemia de COVID-19 no ha hecho más que subrayar el reto de responder a la creciente demanda de prestaciones de jubilación y servicios complementarios que garanticen una mejor calidad de vida. Por ello, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con su laboratorio de innovación, IDB Lab, dio a conocer el informe sobre los retos de la economía Silver con el fin de impulsar soluciones innovadoras que faciliten que la creciente población de personas mayores se convierta en un motor de inclusión social y recuperación económica en la región de América Latina y el Caribe.

En este sentido, la compañía colombiana Ruah, nace como un servicio de gestión de trámites, conductores, acompañamiento en tecnología y en general cualquier apoyo a las personas mayores de 60 años en sus actividades del día a día. La idea está en dar herramientas a esta población para seguir haciendo lo que les gusta, que sigan vinculados a sus pasatiempos y a sus obligaciones. Ser un complemento de su día a día, de resolver dudas y sobre todo de solucionar problemas.

El Reto de Innovación de la Economía Silver para la Inclusión convoca la participación de modelos de negocio con soluciones innovadoras listas para ser implementadas en las áreas de servicios de salud, tecnología, formación, asesorías y movilidad. Por ello, empresas como Ruah, son ejemplos del futuro prometedor en el desarrollo de la economía silver en el país y en el resto de Latinoamérica. 

“Lo que se define como economía Silver, nosotros lo denominamos “La Etapa Ruah” como un segmento, como si habláramos de millennials o centennials, como un grupo de personas que tienen particularidades, que viven una realidad similar y que necesitan de servicios específicos. No buscamos suplir un afecto, tiempo o atención sino complementar y facilitar aquellas actividades del diario y generar bienestar integral, entender que es un grupo de población que consume, y se desarrolla” agregó Ricardo Mora Ramírez, CEO y fundador de Ruah.

De hecho, en una nueva versión del informe anual ‘Pensions at a Glance’, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) espera que la edad mediana en Colombia aumente 12,6 años en 2050, a un promedio de 43,9 años, con la que sería la segunda tasa de envejecimiento más rápida entre los miembros de la organización.  Adicionalmente, hoy en día hay más de 80 millones de personas mayores de 60 años en la región y se espera que dentro de 30 años haya casi 200 millones.

“Es el momento de prepararse para este rápido cambio demográfico”, afirmó Irene Arias, directora general de IDB Lab en la presentación del informe sobre la Economía Silver. “Ante esto, la región tiene que estar preparada con soluciones innovadoras para que tanto los gobiernos como el sector privado puedan satisfacer las necesidades de las personas mayores y, al mismo tiempo, promover la recuperación económica y prestar servicios sociales inclusivos”.

Así, a pesar de que en América Latina y el Caribe aún predominan los servicios de salud y de atención a la dependencia, ya existen iniciativas que tienden a concebir a las personas mayores no solo ni necesariamente como individuos de quienes es preciso hacerse cargo. En cambio, han surgido actores como Ruah, que ofrecen bienes y servicios especialmente diseñados para el grupo de población conformado por las personas de estas edades, quienes son consideradas agentes activos, autónomos y con el poder económico necesario para invertir en la satisfacción de sus necesidades diarias.

Ruah llega al mercado para dar soporte especializado virtual y presencial a través de una suscripción anual. Con esta plataforma, los actores de la Economía Silver, podrán acceder a conductores, plomeros, electricistas o incluso atención personalizada y asesoría a larga distancia para el manejo y/o entendimiento de herramientas tecnológica o trámites 100% virtuales que llegaron para quedarse en un mundo de transformación digital constante.  

En resumen, en la actualidad es aún más evidente la importante función del mercado de la economía Silver, que, por un lado, puede contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas y que además permite aprovechar el potencial de ese grupo de población en cuanto promotor de la recuperación económica y generador de empleos después de la pandemia. “Vemos cotidianamente que las marcas, la tecnología y las innovaciones están pensando en las generaciones jóvenes y se olvidan de un sector creciente. Nuestra intención es reincorporar a este sector económico y ser un acompañamiento a las nuevas tecnologías, a las experiencias e incluso a las obligaciones”, concluyó Mora Ramírez, CEO y fundador de Ruah.

También puede leer:

Corona lanzó un nuevo producto que no es cerveza

Please follow and like us:
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial