Por Édgard Hozzman  IIX-24-018

A mediados de 1983 recibí una llamada de D’aldo Romano, director de LAO Latin America Operations, desde su oficina en Miami. Había que impulsar a un nuevo grupo: Miami Sound Machine.

Resultado de imagen para daldo romano

El promotor y productor Daldo Romano. Foto Archivo personal Daldo.

Discos CBS había tomado conciencia de la importancia del mercado hispano en los EE. UU. desde 1978. Al sello lo representaba la disquera Caitronic que editaba a los artistas más importantes y éxitos hispanoamericanos para su distribución y venta en La Unión Americana dentro de las colonias latinas.

LAO, comenzó a editar y promocionar los catálogos hispanoamericanos y a producir sus propios artistas. Miami Sound Machine produjo su primer álbum en los estudios del colombiano Carlos Díaz Granados, quien fue alma y nervio de Discos Tropical como grabador y productor.

El nombre de la banda fue tomado de los estudios Miami Sound Recording de Díaz Granados y este trabajo fue adquirido por LAO.

El creador y director de este grupo fue el teclista y percusionista Emilio Estefan, esposo de Gloria Estefan.

D’aldo los comenzó a promocionar en Centro América y más tarde en Sur América. Logré interesar a Julio Sánchez Vanegas, quien me condicionó al visto bueno de Julio junior, quien finalmente aprobó la contratación para Espectaculares JES.

El recibí en el Aeropuerto Eldorado en una buseta, contratada para el periplo promocional. En la Avenida Caracas con calle 45, en la parada del semáforo un raponero que era perseguido por un policía se subió a la buseta, causando sorpresa y terror entre los integrantes de la banda musical.

El agente, revólver en mano, capturó al ladrón teniendo como testigos a los diez miembros, dentro de los que estaba la teclista una bella española, el bajista, Marcos Ávila, futuro esposo de la periodista Cristina Saralegui. Enrique Kike García, Emilio y Gloria.

Primer grupo de Miami Sound Machine. Foto CBS.

Previamente a la llegada de MSM convine con Manuel “el negro” Hoyos director y programador de Radio Tequendama de RCN una buena difusión del álbum de la agrupación. El programa donde mejor se promocionaba un artista en esta frecuencia era, “La guerra Disjokey”, la que por lo general ganaban los artistas, sin embargo, a MSM lo derrotó el conductor del espacio, Efraín Alberto González.

Logré un acuerdo con Mike Char y la Organización Olímpica para llevarlos a Barranquilla y Cartagena donde actuaron en el Hotel Caribe. El trayecto de ida y regreso a Barranquilla, desde la Ciudad Heroica, se hizo en una buseta sin aire acondicionado por lo que la banda se estaba asfixiando del calor. Gloria y Emilio no protestaban y estoicamente soportaron las incomodidades, eran años en los que eran miembros de la orquesta.

Marcos Ávila quedó maravillado y enamorado de Cartagena, me comentó: “estoy próximo a casarme y me encantaría pasar mi luna de miel acá. Mi futura esposa, Cristina trabaja con una gran periodista colombiana, Elvira Mendoza ella es su jefe”.

Durante el trayecto Emilio y Gloria me comentaron que habían logrado un gran contrato con 7 Up, el que les habían confirmado a la llegada a Bogotá, por lo que estaban con el tiempo justo para regresar a Miami, de lo contrario lo perderían.

Habían incorporado una caja de ritmos, novedad que reforzaba la percusión. Emilio tocaba una tumbadora sin mucho vigor, por lo que un cartagenero que lo obcecaba, lo abordó y le comentó: “aja compadre tú lo que estás es mamando gallo, porque lo que suena es otra cosa, ¿dime cómo es tu cuento?”.

De regreso a Bogotá los hospedé en un hotel de pocas estrellas en la zona de Los Héroes y encargué al promotor Yesid Guzmán para que los llevara al aeropuerto. A mi llegada a CBS en Bosa, Guzmán me comunicó que extranjería no dejaba salir la agrupación, porque había trabajo sin las visas correspondientes.

Afortunadamente pude aclarar la situación en las instalaciones del Das en Paloquemado. Cuando llegué al hotel, todos estaban al borde de un ataque de nervios, frustrados porque se les escapaba el primer gran contrato, el que además de dólares, les significaba una excelente oportunidad de difusión y promoción.

El agradecimiento de Emilio y Gloria está en una carta que enviaron a Discos CBS Colombia y LAO, además de una foto de Gloria en la que me agradece mi gestión.

En 1985 me invitaron a la grabación del video de Conga en el Copacabana de Miami. Allí Marcos Ávila me presentó a Cristina Cristina Saralegui, quien me hablo bellezas de Elvira Mendoza, a quien consideraba su maestra.

En poco tiempo Miami Sound Machine era el grupo más popular de América Latina, poco tiempo después Gloria Estefan asumió el liderato y se convirtió en la estrella de la música. Lo demás es historia.