Manuel Mantilla Paredes y Javier García Muñoz: DOS VIDAS DISTINTAS UNIDAS POR EL ÉXITO

Por Guillermo Romero Salamanca
“¡Javier no te metas allá!”, le gritaba el periodista y animador Dante Capella al vendedor y rebuscador de éxitos de Discos Fuentes Javier García Muñoz, una tarde soleada en Lima. “Es muy peligroso y te pueden atracar”, le agregaba, mientras trataba de quitarle el ánimo para que no fuera a Surquillo, uno de los grandes mercados de la capital peruana.
Pero para el aguerrido fumador incansable no había barreras y, además, no entendía cómo en los almacenes elegantes de Lima no se vendía la música de Discos Fuentes, sino en la plaza de mercado.
Con 26 años, pero con un recorrido extenso, Javier se adentró en las calles de Surquillo, atestadas de compradores y vendedores de emolientes, frutas, legumbres, carnes y con una variedad de olores. Los comerciantes en música consistían en “carritos de madera, con dos parlantes encima y tenían un tocadiscos y vendían montones de temas en 45 revoluciones. En un palo estaba el ranking. Al primero que divisé, le pedí que fuera poniendo cada uno de los temas. Así encontré grabaciones de letras como “Traicionera”, “Lloró mi corazón”, “El chanquis chanquis”, “Las limeñas”, “Solo un cigarro” y “Mi carta final”, entre otras.

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo

“Escuché “Traicionera” y me encantó de inmediato. La imaginé en la voz de Pastor. Así, también, se enamoró de la música popular peruana. Tiempo después supo de algunos compositores. Admirador, por ejemplo, de Manuel Mantilla Paredes. “Nunca lo conocí, pero me gustaron sus letras. Los llevé a Discos Fuentes donde el departamento jurídico se encargó de los derechos de autor y por otro lado llamamos a Francisco Contreras, un músico valenciano para que hiciera los arreglos para Pastor López y Willie Quintero que cantaban con Nelson Henríquez y querían organizar sus propias orquestas”.
“Francisco “Kico” Contreras, era gerente general de Disqueras Unidas de Venezuela y productor de muchos artistas incluyendo Pastor López, Willie Quintero, Nelson y sus estrellas, Nelson Enríquez, Billos Caracas Boys, entre otros y le entregué en Medellín personalmente los discos en 45 revoluciones por minuto. Las grabaciones se hicieron en Maracaibo y en Caracas”, explica tajantemente Javier García Muñoz.
“Inicialmente estas producciones, fonogramas o grabaciones son venezolanas y las hizo el grupo Vevelt del señor José Page”, agrega ahora Javier.
En Discos Fuentes Pedro Muriel, grabó una segunda producción años después y le puso la magia en las perillas de las consolas y le dio el brillo necesario para que Pastor López se luciera.
Uno de los primeros temas que grabaron fue “Traicionera” del maestro Manuel Mantilla Paredes. “Cuando se quiere como te quise/ Trata de cerrar la herida que me abriste/ Yo he vuelto a amarte y a recordarte/ Pero yo no puedo ahora olvidarte/ Oye traicionera, aunque yo me muera/ Donde yo me encuentre rogaré por tu alma/ Oye traicionera, aunque yo me muera/ Donde yo me encuentre rogare por tu alma”.
Tremenda canción que cuenta ahora con millones de visitas en YouTube.

Resultado de imagen para manuel mantilla compositor peruano 2018
El maestro Manuel Mantilla Paredes, gran compositor peruano, es considerado como el príncipe del despecho tropical. Foto radiofantastico.pe

Tenía 17 años cuando el maestro Mantilla compuso y grabó esa canción. En 1977 se dio cuenta del suceso extraordinario que tenían sus versos en Colombia, Ecuador, Venezuela, México y algunas partes de Estados Unidos.
Él mismo compuso “Lágrimas de escarcha” que inmortalizara Jairo Paternina con El Combo de las Estrellas. “Mis ojos se me nublan al saber /que tu amor me está olvidando (bis)/ sé que será difícil para mí/ el tratar de olvidarte/ hay que será de mi destino”. Éxito que después también grabara Pastor López.
El grupo Palo Santo impactó en Colombia a principios de 1980 con “La revancha” cantada por Édgar Leandro y entonces, él se lanzó como solista con un nuevo hit del maestro Mantilla: “Pagarás”, que se ha convertido en el himno de la música tropical del despecho y que más a de uno pone a rodar lágrima por las mejillas.
“Quiero ponerme a beber; y un cigarrillo fumar/ a la mujer que mató, mis sentimientos iré a buscar/ no, no debiste jugar; con mi tonto corazón/ lo que hiciste con mi amor; te juro pronto vas a pagar/ No estoy triste; no es mi llanto, /es el humo del cigarrillo que me hace llorar/ ¿quién te crees?, una diosa/ flor hermosa que algún día, te marchitaras”, dice el himno de quienes saben del despecho y de pasar horas en una cantina o en la soledad frente a una copa con el elíxir de los dioses.
El próximo 26 de diciembre el maestro Manuel Mantilla Paredes cumple un año más de vida, llena de composiciones que han sido grabadas por figuras como Alci Acosta, Rodolfo Aicardi, Banda Trancazo, Doctor Krápula, Pastor López, Los Destellos, Armonía 10, Las Nenas y las Gitanas, entre otras.
En el 2013 adelantó demandas contra el grupo Maná que hiciera una canción llamada “Mariposa traicionera” con la música de “Traicionera”.
Javier García Muñoz, en su reposo y mientras contempla atardeceres suele, además de tomar fotografías, escuchar una y otra vez las canciones del letrista peruano.
El maestro maestro Manuel sigue haciendo lo que sabe hacer: música. Acaba de lanzar una súper producción con sus temas y otros de despecho tropical. Que Dios le siga dando creatividad.

Lea también:

LAS TRISTEZAS DEL REY DE LOS DICIEMBRES RODOLFO AICARDI


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *