No es correcto besar en la boca a sus hijos, según los psicólogos

Recientemente las redes han estallado tras la imagen que subió el futbolista del Real Madrid, Sergio Ramos, quien publicaba una muestra de afecto a su hijo donde se le veía dándole un beso en la boca.

Tras el polémico beso en la boca de un futbolista a su hijo, los expertos en infancia analizan este gesto y su influencia en los niños

Este gesto suscitó un gran revuelo, pues no se suele ver muy a menudo. Sin embargo, ¿qué repercusiones puede tener este gesto en el entorno familiar, social y personal?

Ya se ha comprobado multitud de veces y con diferentes famosos, que el hecho de que un padre o una madre besen a sus hijos en la boca produce gran revuelo socialmente, en ocasiones incluso gran rechazo, tanto en admiradores del personaje público como de personas ajenas a estos, y es que, la atención no se centra solo en la persona famosa, sino en su estilo de crianza.

La psicóloga Silvia Ávala Sordo apunta la gran importancia de mostrar afecto a nuestros hijos para su desarrollo, asegurando que abrazos, besos en la mejilla o en la frente están muy recomendados para demostrar nuestro cariño, además del apoyo verbal. «Entre los actos que no se consideran necesarios se encuentra el beso en la boca», asegura.

¿El motivo?

La razón es que existen suficientes muestras de afecto para demostrarles nuestro cariño sin tener que besar en los labios, lo que se puede reservar para la pareja, de este modo, el propio hijo distinguirá los diferentes tipos de gestos de cariño, se evitará cualquier «signo de erotismo». «Además, los niños no distinguen a menos que les enseñemos la diferencia, por lo que se puede dar el caso de que extrapolen estos gestos a la guardería o a cualquier otro entorno social, lo que podría causar un problema tanto con sus compañeros como con los demás miembros de la sociedad». Por ejemplo, si un niño tiene normalizado dar besos en la boca y da uno a un compañero en el patio del colegio, este puede quejarse y los padres del niño montar en cólera ante este hecho por considerarlo fuera de lugar.

Esta experta añade que, si no enseñamos a nuestros hijos que «es un acto más propio de amor entre parejas, no sabrán que, si un desconocido adulto les da un beso cuáles son sus verdaderas intenciones, lo que puede provocar más fácilmente que sean presa de abusos sexuales ante su confusión».

Conclusión

De todas formas, Silvia Álava considera que besar en la boca «tal vez esté demasiado demonizado», al no existir estudios que demuestren con hechos significativos que «sea un factor determinante en la educación y desarrollo de los menores o esté asociado a algún problema». Sin embargo, está recomendado por la inmensa mayoría de los psicólogos «enseñarles la diferencia entre estos gestos para que conozcan los límites entre un beso exclusivamente afectuoso de uno más erótico, además de la importancia de reconocer estos a nivel social y poder negarse o aceptarlo en caso de que lo reciban de otra persona», concluye.

Textos y fotos: Elmundoal instante.com

También puede leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *