PREPÁRESE PARA VISITAR EMIRATOS ÁRABES UNIDOS

A partir de este año, los colombianos podrán viajar a Emiratos Árabes Unidos, sin necesidad de visa.

Luz Stella Jara, viceministra de Relaciones Exteriores de Colombia, firmó un acuerdo que permitirá a los colombianos visitar los Emiratos Árabes Unidos sin mayores restricciones.

“Esto va a permitir a los ciudadanos de ambos países adelantar actividades como turismo, estudios, gestiones de negocios, eventos culturales y deportivos, hasta por un tiempo de 90 días, sin visa”, dijo la viceministra Jara, encargada de las funciones del Despacho del Ministro de Relaciones Exteriores. “Esperamos que esto también ayude a incrementar el número de turistas de lado y lado”, añadió.

El canciller de Emiratos Árabes Unidos señaló que “con el nuevo Gobierno de Colombia”, se generan muchas oportunidades para fortalecer las relaciones en materia comercial, cultural y de visas para el tránsito de ciudadanos de ambos países, entre otras áreas.

“Estamos en un punto en que podemos crecer en otros campos como alimentos y turismo. También somos muy unidos en la lucha contra el terrorismo. Vemos a Colombia como un compañero, un país aliado, un hermano y un país con gran potencial de cooperación”, señaló el jeque Abdullah Bin Zayed Al Nahyan. Señaló además que unos 4.000 colombianos viven actualmente en Emiratos Árabes Unidos.

De acuerdo con Migración Colombia, en 2018 se presentó una cifra récord de salidas de colombianos hacia Emiratos Árabes. Con un total de 4.784 personas, se alcanzó un crecimiento del 25% frente a 2017, el cual contó con 3.824 registros, siendo el turismo el principal motivo de viaje con un 36%.

PARA VER EN LOS EMIRATOS

Los Emiratos Árabes Unidos son una federación de emiratos localizada en la misma zona de la península Arabe. Los emiratos participantes son Abu Dabi, Ajman, Dubai, Fujairah, Ras al-Jaima, Sharjah y Umm al-Quwain. También son conocidos por sus siglas (EAU) o simplemente como los Emiratos. Se encuentran en la zona designada como Asia occidental o el sudoeste asiático, y se consideran parte de la región denominada como Oriente Medio. La capital de la EAU es Abu Dabi.

Dubai: con un desierto plantado de rascacielos, islas artificiales, mega tiendas, complejos comerciales cada vez más grandes, hoteles de súper lujo, esta ciudad encarna la idea del “lujo asiático”. El petróleo convirtió un desierto poblado de beduinos en uno de los países más dinámicos del mundo. Su objetivo manifiesto es convertirse en el Hong Kong árabe, con las luces de Las Vegas. 
Dubai ofrece mucho al turista desde esquiar en las dunas, playas de arena fina y un mar tibio todo el año hasta interesantes museos, mezquitas, fortalezas…y por supuesto, el único hotel del mundo construido bajo el agua, la torre más grande del mundo, la residencia privada más grande del mundo, el parque de diversiones más grande del mundo.

Maravillas naturales como las piscinas de Hatta localizadas en las montañas Hajar o el valle Wadi Hatta y su antigua fortaleza a sólo 90 minutos de Dubai.

Abu Dabi: Allí está el Fuerte Blanco, palacio del emir, construido a mediados del siglo XIX, la costanera que bordea la laguna, el mercado de pescados y el bazar iraní. Todo lo demás es nuevo. La Gran Mezquita de Cheikh Zayed de proporciones inauditas con su multitud de cúpulas, mármol, oro macizo, frescos…y el primer hotel 7 estrellas del mundo.

Al Ain, es un gran oasis en el desierto, a los pies de los montes Hajar, parte del emirato de Abu Dabi, la frontera con Omán divide este oasis en dos, del lado de Omán la ciudad se llama Buraimi, el palmar está en el centro. Numerosos fuertes edificados con ladrillos crudos y troncos de palmeras, durante los siglos XIX y XX para proteger las caravanas de nómadas, han sido reacondicionados y el fuerte del este, lugar de la creación del sheik Zayed está al lado del museo de la ciudad.

Los jardines arqueológicos de Hili almacenan una hermosa tumba del período de Umm an-Nar (2300-2200 AC). El mercado de camellos es muy folclórico y seguramente nos llamará la atención, para verlo en acción debemos concurrir muy temprano en la mañana y por supuesto no podemos perder la oportunidad de hacer una visita al desierto, es conmovedor.

Dubai City Tour con opcion Burj Khalifa
Una panorámica de Dubai. Foto: shore2shore.es

Liwa es otra ciudad que atrapa con oasis consecutivos con sus palmeras a 200 Kilómetros al sudoeste de Abu-Dhabi, a las puertas del desierto de Rub al-Khali, varias fortalezas fueron restauradas.

La isla de Sir Bani Yas, en el golfo Pérsico es una reserva de fauna exótica, se levanta en el lugar un Ressort de súper lujo, se crean safaris en vehículos 4×4, paseos en kayak o buceo.

Sharjah: por su importancia ocupa el tercer lugar. Aquí también los rascacielos se han construido al por mayor. Esta localidad ha orientado su actividad turística como estación balnearia. En 1998 la UNESCO la nombró capital cultural del mundo árabe gracias al reciclado de su casco histórico transformado en “barrio de las artes”. Esta ciudad cuenta con casi 20 museos que reciben al visitante con café y dátiles. Museo del Patrimonio, Museo Islámico, Museo del Arte de la Caligrafía Árabe, Museo de Orfebrería, Museo de la Vestimenta y los Cosméticos, Museo del Juego, Museo Marítimo.

Travelstart Dubai
Una sorpresa por doquier. Foto: travelstart.co.za

El barrio Al Shuwaiheen, barrio de las artes, reúne establecimientos culturales, galerías de arte y el Museo de Arte de Sharjah. Este barrio es sede de una importante bienal de arte contemporáneo. 

Por supuesto, frente a la laguna artificial de Khaled, un mega shopping moderno, al lado de la mezquita del rey Faizal.

En las afueras de la ciudad, el Desert Park es un museo de historia natural.

Ajmán: es el más pequeño de los emiratos, simpáticas playas con sombrillas en hormigón, un museo y el viejo fuerte Al-Hosn del año 1775, uno de los más impresionantes del golfo.

Ras al-Khaimah: entre el mar y los montes Hajar, es uno de los lugares que más concuerda con nuestra imagen interior del mundo árabe, sus montañas doradas, sus oasis y su cultura, sus torres y sus pacíficos puertos. Esta ciudad tiene una inmensa y profunda laguna, un casco histórico, playas y el viejo fuerte Al-Husen construido en 1820, hoy convertido en museo.
Hacia el norte están las ruinas de Julfar, que según la leyenda -discutida por los historiadores- era el palacio de la reina de Saba, son sólo ruinas, pero no dejan de ser una visión que conmueve. 

Hacia el sur, en Khatt se encuentra un centro termal famoso por su agua con alto contenido de sulfuro.

Fujairah: sobre el golfo de Omán, en el océano Indico, con montañas, valles verdes, palmares, jardines, playas amarillas y un mar que invita a la práctica del buceo, es el menos visitado de los emiratos. En su capital, Fujairah, hay un fuerte construido en el año 1670 y un museo de arqueología y etnografía. 
Hacia el norte, en dirección de Dibba, se halla la mezquita más antigua en la localidad de Badiyah, data del siglo XV y siguiendo hacia el norte están los hoteles instalados a lo largo de las playas.

COMER EN LOS EMIRATOS ÁRABES UNIDOS

La gastronomía de Dubái es una de las cualidades culturales más buscadas por los viajeros. Al igual que la mayoría de los países de Medio Oriente, los platos típicos de Dubái se encuentran llenos de aromas y sabores y se caracterizan por ser idóneos para soportar el clima y disfrutar de la ciudad. Entre las comidas más solicitadas están el hummus y el tabbouleh, y entre los postres es necesario probar el Esh Asaraya.

Las grandes ciudades no sólo brindan toda la oferta de la gastronomía internacional, sino que, también, los grandes hoteles han captado Chefs del mundo entero. Los restaurantes de comida típica de Oriente Medio sirven los clásicos de Egipto, Libia, Marruecos, Túnez.

En los Emiratos Árabes Unidos es más fácil comer comida internacional que comida árabe, pero se puede acceder a algunos platos.

Shawarma: tentempié, similar al Kebab turco o al suvlaki griego, a base de carne de pollo o cordero.

Tabbule: ensalada de rabanitos, pepinos, pimientos, lechuga, tomate, cebolla, limón y harina Burgol.

Humus: puré de garbanzos y sésamo.

Mutabal: caviar de berenjenas.

Kussa mahshi: zapallitos rellenos.

Madroba: pescado seco, prehidratado con mantequilla fundida.


Fala- Fil

Falafel feffle: pimientos rellenos y macerados.

Faina: tortilla de garbanzos

Quebe o kupi: mil maneras diferentes de preparar carne molida, completamente desgrasada con harina Burgol, rellena o acompañada con verduras.

Tagine: cocido de cordero, cebollas y tomates, muy condimentado y agridulce.

Samosas: empanadas árabes típicas.

La palabra “mashi” significa relleno y la palabra “malfuf” significa envuelto en hojas de acelga, col u otra.

En materia de postres, todas las frutas frescas imaginables y postres desbordantes de almíbar.

Baklawa: masa filo, nueces, azúcar y manteca.

En los Emiratos Árabes Unidos se toma agua desalinizada y una gran variedad de jugos hasta de aguacate. El café se bebe todo el día, incluso perfumado con cardamomo y azucarado previamente.

Contrariamente a lo que uno piensa el alcohol no está totalmente prohibido, salvo en Sharjah. Sí es controlada su venta y sólo se puede adquirir en hoteles y restaurantes. Los residentes extranjeros tienen un permiso especial y pueden abastecerse en tiendas especializadas.

No se sirve a menores de 21 años y en caso de conducir rige la “tolerancia cero”.

Con información de logitravel.com

Lea también:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *