Que tan malo es dejar los platos sucios durante toda una noche

Muchas veces después de un largo día de trabajo, llegar a la casa, comer algo y descansar son los únicos objetivos de las personas. Los platos que se juntaron desde el desayuno hasta la cena pasan a ser -para algunos- una tarea que no pueden dejar de realizar y -para otros- un incómodo momento que prefieren posponer.

Gwyneth Paltrow es una de las personas que no puede dejar pasar esta labor diaria. El pasado fin de semana reveló en su sitio web Goop, sus exigencias en cuanto se trata de la limpieza de los platos. “No puedo dormir en las noches si queda loza en el lavaplatos”, aseguró.

Lavar los platos antes de acostarse es una de las tareas que muchos expertos en limpieza más recomiendan. A pesar de que parece algo fácil y rápido, en la práctica suele evitarse con el simple hecho de “dejarlos remojando en jabón”, una costumbre que además de significar un trabajo extra para el día siguiente, crea un ambiente ideal para la proliferación de bacterias.

Lisa Ackerley, experta en seguridad alimentaria, explicó a The Guardian, que a pesar de que este tema no es uno de los más importantes en cuanto a higiene dentro de la cocina, es bueno preocuparse. “Las bacterias en los platos sucios se reproducirán durante la noche, pero si a la mañana siguiente los pones en la máquina de lavar platos no habrá problemas, ya que esos gérmenes se eliminarán y no se traspasarán alrededor de la cocina”, aseguró Lisa. Pero, si las personas no tienen lavavajillas en sus casas, dejar la loza sucia podría convertirse en un problema.

Según explicó la experta, el electrodoméstico utiliza una temperatura para lavar los platos tan alta, que las manos no podrían resistirla. Entonces, para quienes no disponen del aparato, “probablemente sea mejor dejarlos limpios la noche anterior”, pero, “no perdería el sueño si los dejo sucios de vez en cuando”, señaló Lisa.

No es bueno la limpieza en extremo
Pero, ¿hay peligros en que las personas sean demasiado limpias? Un estudio realizado en Suecia en 2015 sugirió que los niños que crecieron en casas donde se lavaban los platos a mano, tenían menos riesgo de desarrollar alergias ya que estaban más expuestos a microbios.

En este sentido, la experta aseguró que hay que tener cuidado en ser “demasiado limpios”. “Tenemos que asegurarnos de reducir el riesgo de contraer una infección, al mismo tiempo de permitirnos que el microbioma (bacterias que están en el cuerpo) esté sano”, señaló Lisa. Sin embargo, existe una única excepción a esta regla, indicó la especialista, y tiene relación a la manipulación de algunos alimentos.

Ackerley contó que, si las personas utilizan una tabla o cuchillo para preparar carne cruda, especialmente pollo, podrían tener un alto riesgo de estar contaminados con campylobacter, la causa más común de intoxicación por alimentos. Es por esto que es importante que los utensilios y las tablas se laven inmediatamente después de usarse, dijo Lisa. “Si no tengo la posibilidad de usa una máquina de lavar platos, se debe usar un limpiador antibacteriano. No estoy defendiendo el uso de estas (lavavajillas) en masas, pero las utilizaría en este tipo de circunstancias”, finalizó Ackerley.

Textos y fotos: elmundoal instante.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *