Rubén Darío Arcila: 2018 SERÁ EL AÑO DEL CICLISMO

Por Edgar Hozzman

Rubén Darío Arcila es marca de éxito para las transmisiones. Cuando él está al frente del micrófono. Se puede presagiar el éxito: a los deportistas colombianos, les irá bien.

Así lo ha demostrado en las competencias europeas, en los olímpicos y demás competencias.

Hace años le tocaba transmitir desde cabinas telefónicas a las orillas de las carreteras, sentía la lluvia, el calor o respiraba el olor de los bosques. Ahora cuenta con un estudio con gigantescas pantallas de televisión, información al segundo vía internet y modernos celulares. Ayuda del satélite y café o agua helada sobre la mesa.

A pesar de todas esas ayudas, su voz, su imaginación, su inteligencia están por doquier. Vibra de emoción y hace palpitar los corazones de millones de seguidores.

Rubencho, el poeta, el periodista, el hombre que vive intensamente el ciclismo, sufre y llora con los logros de nuestros escarabajos en tierras extrañas, le ha contado a Colombia en un lenguaje coloquial, el que entendemos todos.

¡Qué buena esta contratación de Caracol Televisión lo hubiera enviado a Europa para que en vivo y directo nos hubiera transmitido más emociones!

Rubencho, el héroe de su historia tiene voz para narrarnos más triunfos de nuestros ciclistas en el mundo.

Poeta, gracias por hacernos vivir y vibrar con sus narraciones los momentos que traen satisfacción y alegría a una patria tan necesitada de momentos amables

 

–¿Fue más emociónate narrar el triunfo de Lucho o el de Nairo?

–Fue más emocionante el triunfo de Lucho. Todos puros criollos, puros colombianos. Era la primera vez. Estábamos ahí día a día, durmiendo con ellos, respirando etapa por etapa. Esta vez con Nairo, la actuación de Esteban Chaves por el podio le añadió dramatismo a la carrera. Lo de Atapuma fue la ñapa.

–¿A cuántos Tours de Francia, Vueltas a España y Giros de Italia ha asistido?

–Muchos. Tours, Giros Vueltas al Táchira, Guatemala, Giros, Guillermo Tell, Comunidad Europea, Mundiales en Suiza, Austria, Italia…perdí la cuenta

–¿Cuál de los triunfos de nuestros ciclistas lo ha emocionado más? ¿Por qué?

–El triunfo de Martín Ramírez en la Douphiné Liberé del año 84.

Porque superaron la prueba de la nieve, temperaturas bajo cero, cronómetro individual. Sin médico, sin uniformes, con las uñas, apenas terminaron dos hombres – Wilches y Ramírez- contra la poderosa banda de Hinault, Lemond, Pascal Simon, Phil Anderson. Tengo fotos colgado de una bocina telefónica transmitiendo para Colombia por RCN.

–¿Cuál es el mejor escalador que ha conocido?

–El número uno: Lucho Herrera.

–¿Cuál el mejor pasista?

–Cochise Rodríguez el mejor pasista. Su primera etapa la ganó en el Valle.

–¿Recuerda cuando hizo su primera transmisión de ciclismo?

–Mi primera transmisión fue una Vuelta de la Juventud en 1973. Salió de Neiva y ganó Julio Alberto Rubiano.

¿Cuál es el mejor ciclista de todos los tiempos de Colombia?

Nairo Quintana. Con 26 años ya lo ganó casi todo.

–¿El mejor ciclista del mundo de todos los tiempos? ¿Por qué?

–Eddy Merckx. Lo llamaron justamente “El Caníbal”. Corría todo el año y todo lo ganaba.

–¿Cómo fue su experiencia trabajando al lado de “La Goga” Georgina Ruiz?

–Trabajar con GOGA tan cerca, compartiendo desde el desayuno hasta el último pedalazo, es reconfortante para cualquier profesional. Sabe mucho.

–¿Para usted cuales son los diez ciclistas más grandes de la historia de esta disciplina en Colombia?

–Nairo Quintana, Santiago Botero, María Luisa Calle, Álvaro Pachón Morales, Cochise Rodríguez, Lucho Herrera, Fabio Parra, Rigoberto Urán, Rafael A. Niño, Álvaro Mejía.

–¿Vio correr a Fausto Coppi, Jaques Anquetil, Eddy Merckx, Federico Bahamontes? ¿Cuál era el mejor?

–A Fausto Coppi casi lo vemos en una doble a La Pintada con Hugo Koblet. Pasó en una ambulancia. Ganó Hernán Medina. Fueron legendarias las fugas solitarias de Coppi, las pruebas a cronómetro de Anquetil llamado la IBM del ciclismo, las cumbres alcanzadas por el Águila de Toledo, Bahamontes. El mejor fue el belga Merckx.

–¿Lourent Fiñón o Bernard  Hinault? ¿Por qué?

–Está claro que entre Fiñón y Bernard Hinault, me quedo con el bretón. Hinault era un toro miura en el lote. Sus historias en los mundiales y en el Tour lo ponen por encima de muchos. Fiñón fue un buen ciclista.

–¿Recuerda cuando transmitió su primera vuelta a Colombia?

–Mi primera Vuelta partió de Santa Marta. Niño se cayó y era el gran favorito.

–¿El mejor analista de ciclismo colombiano?

–El mejor analista, el mejor comentarista, el mejor maestro, el más carismático fue Julio Arrastía. Era muchas cosas: ayudó a diseñar el velódromo primero de mayo en Bogotá y la dinámica en las transmisiones radiales desde la carretera. Fue campeón nacional de velocidad en Argentina (tapa de El Gráfico), comentarista hípico y amante del tango gardeliano.

–¿El mejor comentarista?

A Julio lo recuerdo con su camisa a cuadros, gorra, pañuelo en la garganta con nudo de pajarita al estilo Gardel y mascando goma continuamente. Me enseñó a ser más observador, capturar detalles, descripción total en el lote de ciclistas.

–¿Cómo recuerda a Álvaro Pachón?

–Recuerdo a Álvaro Pachón ganando la Vuelta a México y bajando por la escalerilla del avión con un buzo de motivos aztecas que nunca más se quitó. Lo usaba hasta para entrenar. El apodo más bello: “El Cóndor colombiano”.

–¿Patrocinio Jiménez o Rafael Antonio Nino?

–El “Niño de Cucaita”. Rafael tiene el record de Vueltas y Clásicos.

–¿Colombia está en mora de hacerle un gran reconocimiento a Martin Emilio Cochise Rodríguez?

–A todos los campeones como Cochise deberían hacerles un paseo de la fama: Pambelé, Botero, Nairo, Herrera, Urrutia, Ibargüen, Pajón. En un boulevard bien hermoso como la Avenida Las Palmas. Algo así.

–¿En los billetes de veinte mil ha debido estar una deportista imagen positiva y no un político?

–A los deportistas no les interesa tanto salir en los billetes de cien mil. Prefieren recibirlos y metérselos al bolsillo sin importarles el barbudo que lleven dibujado.

–¿La etapa más emotiva que ha transmitido?

–La etapa más emotiva que hemos transmitido fue muy reciente: 10 de septiembre – Vuelta a España 2016. Monumental.

–¿Cuál fue el ciclista que pudo ser un campeón y no lo fue? ¿Por qué?

–Un ciclista como Mauricio Soler merecía mejor suerte. Gran escalador de Ramiriquí. Un accidente en Suiza lo dejó por fuera. Se caía frecuentemente y sufría bajando.

–¿Cuáles son los mejores cinco ciclistas de Colombia?

Los mejores cinco: Nairo, Cochise, Botero, Herrera y Urán.

–¿Cómo conformaría hoy su equipo ideal para una transmisión de ciclismo, incluyendo la voz comercial y conductor?

–El equipo ideal para una transmisión de ciclismo ya está armado: Goga, Botero, Osorio, Rubencho y Hernández Bonnet – director- con la voz comercial de Juan Carlos Ramírez o Juan Pablo Tibaquirá, el de Blu.

–¿Añora los anos de Alberto Piedrahita y su combo?

–Los años de Piedrahita Pacheco, Hernando Vidales, Juan Harvey Caicedo, Carlos Plata, Darío Álvarez, Churio, Javier Alberto Buitrago. Fue una época maravillosa.

–¿El ciclista más suicida bajando?

–Conrado Tito Gallo. Un suicida bajando el alto de minas. Se le rompió el tenedor y terminó loquito por las calles de Medellín.

–¿El Campeón Carlos Arturo Rueda fue el mejor narrador de ciclismo?

–Carlos Arturo Rueda fue campeón de boxeo, jinete, cantante. Extraordinario personaje. El inventor de este cuento y el padre de la narración. El mejor.

–¿Cuándo descubrió su devoción por el ciclismo?

–Yo iba de jovencito al velódromo a ver a los hermanos Saldarriaga, Ramón Hoyos, Mario Escobar y “papaya” Vanegas. El Speaker oficial era Arrastía. Tomaba ubicación solo de tal manera que el túnel me quedara de frente. Por esa boca aparecían los ciclistas de la Vuelta a Colombia, salían de la oscuridad a la pista llena de luz.

–¿Por qué el poeta?

–Me dicen Poeta, un apodo cariñoso y de alto rango. Pero es tremenda responsabilidad para alguien que- como yo- lee a Barba Jacob, Silva, Arciniegas, Neruda, Carranza con enorme reverencia y admiración. Puedo tener destellos, relámpagos, pero los mencionados maestros son Dioses de la palabra que iluminan todo el tiempo.

–¿Quién fue el último que apagó la luz?

–El último en apagar la luz fue Edgar Perea hace unos meses. Quedan pocos: Pastor Londoño, Joaquín Marino López y Gabriel Muñoz López superan la barrera de los ochenta en plena forma. Lentamente cae el telón de una generación irrepetible que aún se resiste a morir.

–¿Cómo será el 2018?

–Será el año del ciclismo. Más de diez colombianos estarán en podios en Europa.

ehozzman@gmail.com     ehozzman1@yahoo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *