Por Teresa Montero -elmundoalinstante.com

Yo soy de las que piensa demasiado las cosas, y muchas veces la vida se trata de dejar que todo fluya, por eso en ocasiones termino causándole un montón de lagunas mentales, tomando decisiones precipitadas y repensadas, como si mi vida dependiera de eso, y al final quedo muy frustrada e insatisfecha, pero no quiero que te pase a ti, por eso, hoy te cuento qué es el sobrepeso mental, el problema de pensar demasiado las cosas, ¿crees que lo tengas?

El sobrepeso se relaciona con el tener mucha más grasa corporal de la que el un cuerpo saludable debe tener, lo cual nos trae problema a nivel orgánico, porque repercute en el funcionamiento de todo nuestro organismo. Especialistas de KidsHealth.org, nos hablan de que muchas veces relacionamos el sobrepeso y la gordura con una cuestión de estética, y no como el verdadero problema médico que representa.

El sobrepeso mental se refiere a llenar nuestra mente con pensamientos (grasa) que no tienen ningún tipo de productividad, es decir, pensamientos basura, aquellos que están ahí quitando espacio a otro tipo de pensamientos que nos harán tener una mejor actitud; por ejemplo, cuando salimos con una persona, los pensamientos basura serían aquellos que poco a poco nos agoten y desanimen como: “seguro no podré gustarle” “no debí haber dicho/hecho esto…” o cosas que a final de cuentas no aportar nada.

Síntomas

Sin importar la edad o el sexo, cualquier persona puede padecer el sobrepeso mental, sin embargo, es importante, detectar el momento en que comencemos a tener este tipo de pensamientos, ya que así serían mucho más fácil de combatir, aunque también existen ciertos síntomas que nos pueden ayudar a detectar cuando nos encontramos en este estado mental, como:

-Agotamiento físico

-Dificultad para respirar

-Ansiedad

-Estrés en exceso

-Dolor en articulaciones

-Acné o urticaria

-Inflamación o colitis

También puede verse reflejado en nuestras actividades diarias, ya que comenzamos a sentirnos desmotivadas, poco creativas, con mucha dificultad para comprender las cosas y poco nivel de concentración, todo esto porque no dejamos espacio para pensamientos positivos y enriquecedores.

¿Qué tipo de pensamientos son “pensamientos basura”?

Cuando se trata de pensamientos, nuestra mente puede llegar a jugarnos muy mal, sobre todo cuando nos sentimos en una situación de presión o incomodidad, y los racionamientos que son considerados basura, son todos aquellos que, en lugar de dejarnos avanzar, nos hacen retroceder, son los siguientes:

Pensamientos críticos: cuando en nuestra mente comenzamos a condenar la actitud de otra persona, sin siquiera conocer por qué razones lo hizo, o cuando juzgamos las acciones de otros, es una forma de proyectarnos, por lo que este tipo de pensamientos ocupan un espacio importante en nuestra mente.

Pensamientos de lástima: la lástima, tanto hacia nosotras mismas, como a los demás, es muy destructiva, ya que aquello nos victimiza, en lugar de empoderarnos, y sólo nos lleva a atormentarnos, a sentirnos derrotadas, y con una muy baja autoestima.

Pensamientos supuestos: el hacer conjeturas, el pensar que “tal vez”, nos desgastan emocionalmente, por lo que respecta a las actitudes de los demás, siempre serán un misterio, por lo que no debemos intentar adivinar porqué alguien actúa de cierta u otra forma, sólo engordamos nuestra mente.

Pensamientos condicionales: “qué hubiera pasado si…” Como diría cierta canción, lo pasado, pasado, ya no podemos seguir pensando en las cosas que no se hicieron, porque si en ese momento no sucedieron, ya no regresarán, aunque puede pensar en eso no como un arrepentimiento, sino más bien como un aprendizaje.

¿Cómo eliminar el sobrepeso de mi mente?

A diferencia del sobrepeso físico, el mental, no tiene una pastilla que te haga perder todos los pensamientos negativos que habitan en tu mente, sin embargo, existen algunas medidas y actividades que te ayudarán a perder todo ese peso, por ejemplo, te recomiendo:

Encontrar alguna actividad, hobbie o deporte que te agrade:

Realizar actividades como el deporte, nos generan mucho bienestar no sólo físico, también emocional, ya que fortaleces tu autoestima, y así mantienes tu mente ocupada en otras cosas, es decir, la despejas un rato y puede que no sólo pierdas pensamientos basura, sino que también podrías enriquecerte con pensamientos positivos y productivos.

Deshazte de relaciones tóxicas:

No me refiero a tu pareja, sino a ese entorno social que te llene la cabeza de pensamientos negativos, el lugar donde consideres que influye demasiado en cómo tomas las cosa y cómo observas la vida. Intenta descubrir a esas personas que siempre se victimizan, que envidian a las personas y que intentan siempre encajar en un patrón, ¡aléjate de ellas!

Identifica al momento un pensamiento basura y ¡elimínalo!

Suena bastante fácil, sin embargo, llevamos tanto tiempo sin distinguir un pensamiento basura de un pensamiento real, que esto puede llegar a costar mucho trabajo, por lo que te pido que te tomes tu tiempo para primero, saber diferenciar este tipo de razonamientos y luego intentes cambiarlos por alguna solución o algo que te haga sentir mejor, ya que así no sólo te sentirás mejor, también te verás mejor.

La forma en que pensamos repercute de manera directa en la forma en la que vivimos, por lo que, si pensamos mal, de esa forma viviremos, así que, ¿qué esperas para perder peso mental? Si tienes sobrepeso físico, probablemente el llenar tu mente de cosas un poco más positivas pueda ayudarte a perder grasa también, “mente saludable, cuerpo saludable”. Y ahora, ¿qué piensas?

También puede leer: