Superintendencia sanciona a Medimás por $5.800 millones

Fueron dos las multas impuestas a la EPS Medimás. La primera por 6.000 Salarios Mínimos Legales Vigentes, por la no entrega de medicamentos a 70 pacientes trasplantados que alcanza los $4.968 millones. Es la más alta en la historia de la Supersalud. La segunda sanción, por 1.000 SMLMV que asciende a los $828 millones, por el no suministro de información obstruyendo el proceso de inspección, vigilancia y control.

Son las primeras multas impuestas con las facultades de la Ley 1949 de 2019.

La Superintendencia Nacional de Salud impuso dos multas a la EPS Medimás, en primera instancia, que alcanzan los $5.800 millones por fallas en la prestación de los servicios de salud de sus afiliados y por el no reporte de información que obstruyó las acciones de inspección y vigilancia propias de la Entidad.

La primera sanción por $4.968 millones, equivalente a 6.000 SMLMV, se impone por el no suministro de medicamentos a pacientes trasplantados y por no haber atendido a las órdenes de la Superintendencia para que lo hiciera de inmediato.

La segunda sanción, por $828 millones, equivalentes a 1.000 SMLMV, obedece al incumplimiento de Medimás quien no dio una respuesta oportuna y con calidad a la Superintendencia, quien requirió a la EPS por las demoras en la entrega de insumos y servicios a pacientes de alto costo y oncológicos, situación que puso en riesgo Ia vida y salud de sus afiliados en el departamento de Cundinamarca.

De acuerdo con Andrés Evelio Mora, Superintendente Delegado para los Procesos Administrativos de la Supersalud “con estas multas, la Superintendencia Nacional de Salud estrena los “dientes” entregados por la Ley 1949 de 2019, que le permitió aumentar su capacidad sancionatoria y a la vez, el monto de las sanciones”. Así mismo, afirmó que estas, se convierten en las multas más altas impuestas por la Supersalud en su historia.

Contra las resoluciones 7590 y 7599, con las que configura la medida impuesta, Medimás puede interponer los recursos de reposición y apelación.

Lea también:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *