Supersalud impone la más alta multa por fallas administrativas y asistenciales en atención al periodista Mauricio Orjuela

  • El primer centro médico no se adhirió a las guías de manejo de urgencias para dolor abdominal agudo.
  • A pesar de que la intervención de un gastroenterólogo era una urgencia vital, no se le prestó este servicio porque el único especialista de la IPS estaba fuera del país.
  • La EPS incumplió con la realización de actividades de evaluación, seguimiento y mejoramiento de los procesos de atención de salud prestados al paciente.

Con tres multas que ascienden a más de 3.600 salarios mínimos mensuales legales vigentes –cerca de $3.000 millones–, la Superintendencia Delegada de Procesos Administrativos de la Superintendencia Nacional de Salud sancionó a la EPS Medimás, a la Clínica General de la 100 y a la Subred Integrada de Servicios de Salud Norte E.S.E. – Unidad de Servicios de Salud Engativá Calle 80, por las irregularidades administrativas y fallas asistenciales en la atención en salud del periodista Mauricio Orjuela Bernal, quien falleció el 18 de agosto de 2018.

Cronología del caso

Todo el caso empezó el 10 de julio, cuando el periodista llegó a la Subred Integrada de Servicios de Salud Norte E.S.E. – Unidad de Servicios de Salud Engativá Calle 80, conocido como el Hospital de Engativá con un fuerte dolor abdominal. Dos días después fue intervenido quirúrgicamente y remitido a su casa para la recuperación.

No obstante, casi un mes después, el 6 de agosto, fue llevado de urgencias, esta vez a la Clínica Shaio, de donde lo remitieron a la Clínica General de la 100.

Resultado de imagen para periodista mauricio orjuela
El periodista Mauricio Orjuela Bernal, Foto La FM.

En ese primer ingreso a esta IPS el comunicador fue atendido y dado de alta el 9 de agosto, pero el 13, tras presentar otra crisis abdominal con síntomas de fiebre y mucho dolor, tuvo que volver a la misma clínica.

Precisamente fueron los días 13, 14 y 15 de agosto los más críticos para el estado de salud del paciente, y los que determinaron su posterior agravamiento y deceso, por lo que la Superintendencia enfocó su investigación, principalmente, en lo ocurrido en estas fechas.

Para conocer todo el contexto del caso, la Superintendencia Delegada para la Supervisión Institucional requirió al Hospital de Engativá, a la Fundación Shaio y a la Clínica General de la 100 S.A.S. para que informaran lo ocurrido con Mauricio Orjuela entre el 10 de julio y el 18 de agosto.

Otras Sanciones administrativas

E.S.E. Hospital de Engativá

La Superintendencia Delegada de Procesos Administrativos sancionó a la Subred Integrada de Servicios de Salud Norte E.S.E. – Unidad de Servicios de Salud Engativá Calle 80, con más de $330 millones, equivalente a 400 salarios mínimos legales vigentes, por fallas en Ia prestación del servicio de salud requeridas por el señor Orjuela Bernal.

Dentro del proceso se demostró que la IPS, donde fue inicialmente hospitalizado, fue negligente al presentar demoras en el diagnóstico del paciente, que impidieron Ia toma de decisiones médicas oportunas y seguras.

Según el acto administrativo, el pasado 11 de julio el médico tratante ordenó Ia realización de un TAC abdominal y/o tomografía abdominal contrastada para descartar una apendicitis aguda, exámenes que no fueron realizados.

Según el Superintendente Delegado de Procesos Administrativos, Andrés Evelio Mora, el centro médico no se adhirió a las guías de manejo de urgencias por dolor abdominal agudo, como ocurrió en este caso y, como consecuencia, no contempló el suministro de medicamentos indicados en el protocolo.

Igualmente, el médico encargado de Ia atención inicial no procedió a realizar una interconsulta por cirugía, no obstante que se trataba de un diagnóstico altamente probable, donde, Ia conducta a seguir según las mencionadas guías, debió ser Ia intervención quirúrgica de urgencia.

Clínica General de la 100 S.A.S

La IPS fue sancionada con el pago de 2.000 salarios mínimos mensuales legales vigentes ($1.656 millones de pesos) por su responsabilidad administrativa tras identificarse que se demoró en prestar el servicio de gastroenterología, que era vital por el estado de deterioro del paciente y que había sido recomendado por el primer médico que atendió a Orjuela Bernal.

Lea también:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *