Tain: el pintor de sentimientos

Por Guillermo Romero Salamanca

Carlos Troitiño Tain firma sus cuadros sencillamente como Tain. Unas veces pinta en la madrugada, otras veces, en las noches y unas más, cuando le llega la inspiración para tomar los pinceles o los dedos y plasmar lo que le va saliendo del corazón.

Es un maestro de la naturaleza, pero también de lo abstracto.

Entre los abstractos y los bodegones.

Nació en Galicia, España y comenzó a colorear desde muy niño cuando un tío suyo le enseñó a utilizar las acuarelas y el óleo. Pero después Carlos comenzó a utilizar acrílicos, ceras, pasteles y todo aquel color que le diera la libertad de mostrar su inspiración.

Es un autodidacta de tiempo completo.

La naturaleza le da sensaciones que él aplica detalladamente en sus cuadros. Pero también lo son los paisajes que los lleva también al abstracto. Y, es más, utiliza su propia figura para plasmar sus ideas en autorretratos.

Algunos de sus autorretratos.

Ha visitado varias veces los museos de Madrid. Se extasía con las grandes obras expuestas en El Prado. Les gasta horas a Vincent Willem van Gogh, Picasso, Paul Cézanne, Diego Velásquez, Francisco José de Goya y Lucientes y a muchas nuevas figuras del arte.

Cuando vivía en las islas Canarias, el sol le alegraba mucho y se imbuía en los colores. Libia, su esposa, es quizá su mayor crítica, pero también es quien más le anima a continuar con su labor. Él pinta y pinta. A veces va en un cuadro y lo deja para continuar en otro.

En 1977, en Pontevedra hizo su primera exposición y ahora muchas personas le han dicho que se anime a exponer sus obras en otras ciudades.

Conoció a Colombia y los paisajes cafeteros le llenaron el alma de energía para hacer lo que más le gusta: pintar.

Está totalmente de acuerdo con Pablo Picasso cuando decía que “un pintor es un hombre que pinta lo que vende. Un artista, en cambio, es un hombre que vende lo que pinta”.

Los artistas, serie sobre una orquesta.

Le fascina caminar porque es así como también descubre puntos de vista para tomar ideas para llevar a sus cuadros. Y sueña con seguir plasmando ideas sobre la vida y el tiempo.

Es un maestro de la tranquilidad y del buen consejo.

Con apoyo de www.spain.info, www.esmadrid.com

También puede leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *