Por Patricia Benayas/Empantallados.com. Foto: freepik

Tomado de Lafamilia.info

El teletrabajo era algo que siempre estaba en el aire. Es decir, todo el mundo hablaba de él y sus beneficios pero solo unos pocos lo practicaban. Desde el mes de marzo nos hemos encontrado en una situación sin precedentes: un confinamiento a nivel mundial. Esto ha obligado a que todos nos convirtamos en expertos teletrabajadores a marchas forzadas. Y lo cierto es que la fórmula no resulta sencilla si además hay niños en casa.

Así que desde Empantallados nos comparten los siguientes consejos para hacer del teletrabajo una experiencia positiva y mejorar tu productividad. Cada familia es un mundo y no todos estos consejos van a resultar útiles, así que toma lo que mejor se adapte a tu situación.

1. Monta tu espacio de trabajo

Es muy importante que reserves en casa un lugar que sea tu despacho provisional. Siempre que sea posible, que esté apartado de las zonas de paso donde hay más ruido y que tus hijos (por lo menos, los mayores) tengan claro que no pueden entrar o salir cuando deseen. Recuérdales que llamar a la puerta es una gran costumbre de este siglo.

2. Establece un horario

Y sobre todo compártelo en alguna zona visible de la casa para que lo conozcan y así evitarás, en la medida de lo posible, distracciones.

3. Compartan juntos el descanso

Una vez que te hayas instalado en tu despacho, es importante que no te encierres allí para siempre. Recuerda que tus momentos para tomar un café ahora los puedes compartir con tu familia.

4. No sufras

Habrá días mejores y otros peores, pero los niños seguirán siendo niños y tendrán sus más y sus menos, como nosotros, durante el confinamiento, de modo que cada día es un día nuevo.

5. Auriculares para días locos

Quizá puede ayudarte utilizar auriculares con música para evadirte un poco y trabajar con ritmo. Si la música te distrae, y el ruido que hay en casa no acompaña, puedes probar con un invento de toda la vida: ¡ponte audífonos!

6. Desconecta

Cuando acabes de trabajar significa que has terminado de trabajar. Aprovecha esos momentos para relajarte, descansar y seguir disfrutando de los tuyos.

También puede leer: