Tener las plantas de los pies amarillas puede ser más serio de lo que crees

El color de la piel puede cambiar por muchos factores, algunos de ellos se relacionan con enfermedades y otros únicamente con el tono de la piel. Una de las zonas en donde menos prestamos atención es a la planta de los pies, ¿qué pasa si están amarillas?

Definitivamente no es nada común que echemos un vistazo a la planta de nuestros pies. Pero es igual de importante que identificar cualquier cambio en nuestro cuerpo. Esta parte del cuerpo, al igual que las palmas de las manos puede reflejar enfermedades o señales de que algo no anda bien en nuestra salud.

No necesariamente debe ser alarmante, pues los especialistas indican que puede deberse al exceso de caroteno. Es una sustancia que se encuentra en algunos alimentos, sobre todo en los de color naranja, como zanahorias, naranjas, pimientos, entre otros.

Regularmente cuando se trata de hipercarotinemia, no únicamente se presenta en la plata de los pies, también en otras partes del cuerpo, sobre todo en el rostro.

Pero esta condición no se manifiesta solamente por lo que se ingiere, de hecho, algunas personas con hipotiroidismo pueden presentar exceso de caroteno en el cuerpo y su tono de piel cambia fácilmente, tiende a ser más amarillo o naranja. Esto no tiene que ver con que sea más grave, simplemente es una reacción del cuerpo a nivel estético, esto lo revelan estudios publicado por The National Institute of Health, Estados Unidos.

Otra causa de las plantas de los pies amarillas es, la ictericia, que es cuando algunas partes del cuerpo se tornan color amarillo, incluso los ojos; y se debe a alguna alteración en el hígado. En ese caso es importante atenderlo de inmediato para evitar mayores complicaciones.

Además del hipotiroidismo, que es cuando la tiroides trabaja más lento de lo normal, y los posibles problemas de hígado, existe otra enfermedad que se  relaciona con las palmas de los pies amarillas: la diabetes.

Regularmente se conocen alteraciones en la piel como manchas o lesiones, pero el tono también puede cambiar fácilmente; por lo que, si eres un paciente con diabetes o tienes factores de riesgo para presentarla, es muy importante que acudas con un especialista si tiene reacciones cutáneas.

Finalmente, otra de las enfermedades que pueden relacionarse con las plantas de los pies amarillas es la anemia. Pues se caracteriza por la falta de glóbulos rojos y hierro en el organismo, por lo que la piel tiende a ponerse amarillenta, pálida o muy blanca.

Si además se tienen otro tipo de síntomas, es muy importante acudir al médico y realizar unos análisis para determinar si se tiene anemia o no.

Ahora que sabes qué significa tener las plantas de los pies amarillas, échales un vistazo de vez en cuando, ¡podrías prevenir muchas complicaciones de salud!

Textos y fotos: elmundoal instante.com

También puede leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *