Por Guillermo Romero Salamanca

Tal vez cuando lo registraron lo llamaron por única y última vez como Felipe Renán. No caminaba y todos lo le decían “Pipe”. Pero el segundo nombre quedó únicamente en sus dos cédulas: la venezolana y la colombiana.

Pipe Peláez es sinónimo de laurel. Cuenta su biografía que vio la luz de la vida el 7 de febrero de 1976 en Maracaibo, Venezuela el 7 de febrero de 1976, pero pronto lo llevaron a Maicao, en la Guajira.

En su casa le insistían en que aprendiera Ingeniería Mecánica, pero, lo cierto, le llamaba la atención más la Comunicación Social porque su anhelo era llegar a los medios de comunicación.

Pero lo hizo de una manera diferente: cantando.

Bogotá le dio la oportunidad de mostrar sus cuadernos repletos de poemas, versos y una que otra canción en vallenato romántico. Con la agrupación de Otto Serge y Rafael –los mismos de Señora del maestro Rafael Manjarrés—grabó su primer tema titulado “Soñando contigo”.

Poco a poco artistas como Joe Arroyo, Los Betos, Jorge Oñate entre otros, le fueron grabando sus letras y el país se gozaba éxitos suyos como Ella y Yo, Cuando quieras quiero, Se te hizo tarde y El amor de los dos.

Pipe siempre ha sido un muchacho tímido. Cuando este redactor dirigía la revista Viernes Cultural, en Periódicos Asociados llegó a las oficinas para una entrevista. La realizó la compañera Adriana Marina Chaparro.

Al finalizar hablamos un rato y me comentó: “maestro, deme permiso para poner su nombre en una de mis canciones”. Yo quedé sorprendido y años después de esa conversación escuché en “Fue un amor de verdad”, un saludo que decía: “Para Guillermo Romero Salamanca, en Bogotá, muy especial”.

Muy agradecido, muy agradecido, muy agradecido.

Pipe Paláez uno de los grandes compositores de Colombia.

UNA CARRERA DE ÉXITO

Pipe Peláez comenzó a ser sinónimo de éxito. Decenas de artistas le querían grabar sus canciones y desde 1996 pertenece al listado de los socios de Sayco, entidad defensora de las obras de los compositores.

En el 2002 nuevamente es seducido por el micrófono y se arriesgó a cantar. Con el disco “Felipe Peláez y su son Guajira” se abrió espacio en el ámbito tropical como solista. En el 2006 cuando se lanza como intérprete vallenato haciendo de “Borracha” su primer gran éxito, el mismo que en el 2007 fue canción del Carnaval de Barranquilla. Desde entonces otros títulos como “Lo tienes todo”, “Loco”, “Katapum” (al lado de Eddy Herrera, merenguero dominicano), “Cuando vuelvas”, “Solo tuyo”, “Tengo Ganas”, “El amor más grande del planeta”, “Tu hombre soy yo”, “Voy a beber”, “Te amo y te amo”, “Tan Natural” y “Vestirte de Amor”, entre otros, han liderado los principales listados musicales de nuestro país.

VALLENATO, SALSA, MERENGUE

Además de vallenato ha interpretado salsa, merengue, pop, urbano y música tropical, lo que lo hace un artista polifacético. En el 2010 con Gilberto Santa Rosa el Grammy Latino a Mejor Álbum de Salsa por su trabajo “Irrepetible”, en el que hicieron a dúo la canción titulada “Hoy por siempre y para siempre”, y al año siguiente, con esta misma producción fueron nominados a los Grammy Anglo.

En el 2012 llega la primera postulación al Grammy Latino con una producción muy particular llamada “De otra manera”; un CD elaborado con los principales guitarristas, pianistas y bajistas del género vallenato, no hubo acordeoneros presentes en esta producción. Un álbum con directrices netamente acústicas, íntimas y con un toque esencialmente provinciano. “Diferente” puede ser considerado hasta el momento el disco más exitoso de su carrera pues la Academia Latina de las Artes y las Ciencias de la Grabación lo catalogó en el 2013 como el Mejor en la categoría Vallenato-Cumbia, otorgándole su primer Grammy Latino.

Cantando con Maluma en el 2017

MÁS DE 200 GRABACIONES

Ha compuesto más de 2 centenares de canciones y entre sus grandes éxitos se recuerdan temas como  “Quien más te quiere”, “Cuando quieras quiero”, “En nombre de los hombres”, en la voz de Iván Villazón; “Se te hizo tarde”, con Jorge Oñate; “Ella y tú”, con Joe Arroyo; “Una como tú”, del Binomio de Oro de América; “El amor de los dos”, “Llegó el momento”, y “El papá de los amores”, con Peter Manjarrés; “La mitad de mi vida”, Beto Zabaleta, lo consolidaron como uno de los más importantes del país.

En una calle de Nueva York cantando uno de sus temas.

PREMIOS Y NOMINACIONES

Tuvo que adecuar un salón en su casa para colgar todos los premios que ha recibido:

Compositor del año en Colombia en los años 2006 y 2007.

Triple Disco de Oro por el cd “A mi manera”.

Premio SAYCO “Mejor Cantautor” en el año 2010.

Grammy Latino a Mejor Álbum de Salsa con Gilberto Santa Rosa por el disco “Irrepetible” en el que está incluida la canción “Hoy, por siempre y para siempre” de su autoría e interpretada a dúo con el Caballero de la Salsa.

Ganador en Venezuela en el 2010 de la Orquídea de Diamante (Premio que entrega la ciudad de Maracaibo y Venevisión). Este galardón es el más importante que se le otorga a un artista nacional o extranjero en el vecino país, se hace en la Plaza de Toros de la capital del Zulia, y lo escoge el público con aplausos.

Ganador en Venezuela de la Doble Orquídea de Diamante en el 2011.

Nominado en el 2011 a Los Grammy Anglo con Gilberto Santa Rosa por el álbum “Irrepetible”.

Disco de Platino en el 2012 por el CD “Más que palabras”.

Nominado en el 2012 a Los Grammy Latino con su disco “De otra manera” en la categoría “Cumbia-Vallenato”.

Ganador en el 2013 del Grammy Latino en la categoría “Cumbia-Vallenato” por su disco “Diferente”.

Ganador en el 2014 en Los Premios Nuestra Tierra como Mejor Canción del Año por “Tan Natural”.

Ganador en el 2014 en Los Premios Nuestra Tierra como Artista Vallenato del Año.

Ganador Disco de Diamante en el 2015, reconocimiento que entrega por primera vez su casa disquera Codiscos por la producción “Tiempo Perfecto” (Más de 140.000 unidades físicas vendidas).

Nominado en el 2016 a Mejor Álbum Tropical en Los Grammy Anglo junto a la agrupación Guaco y su disco “Presente continuo”, para el que grabó el tema “Siento tu amor”.

En esta pandemia no ha dejado la guitarra ni sus cuadernos para seguir escribiendo, porque según comenta, “ni siquiera el coronavirus chino podrá acabar con el amor”.

También puede leer: