Fieras salvajes también usan coronas y hasta brackets

Leones, jaguares, primates, conejos y hasta burros también necesitan ir al dentista.

Contrario a lo que se piensa leones, jaguares, primates, entre otros animales salvajes y exóticos, siempre  están necesitando servicio, ya sea para de tipo preventivo o curativo, así lo manifiesta Javier Rivas, docente de la Universidad de La Salle y especialista en odontología veterinaria al cumplir 8 años de trayectoria en esta especialidad.

“La salud dental de un animal, sin importar, si es salvaje o no, es la misma que la de un humano. Por ejemplo, el hecho de no poder comer bien, altera completamente su sistema inmunológico. Incluso un colmillo fracturado puede convertirse en el motivo para que la fiera más grande termine por presentar un cuadro de desnutrición que termine ocasionando otras lesiones u otras enfermedades”, explica Rivas.

Para la Universidad de La Salle, reconocida como una institución líder en la formación de médicos veterinarios y poseedora de la Facultad privada más antigua de país de Ciencias Agropecuarias es vital, sensibilizar a la opinión pública sobre este tema.

Rivas quien ha realizado procedimientos y tratamientos odontológicos a animales de diversas especies, tamaños y grados de agresividad, es necesario que dueños de animales más cercanos como caballos, vacas, burros, conozcan que no sólo gatos y perros necesitan higiene y salud dental, sino que los grandes animales también la necesitan.. 

Limpieza dental a leones, jaguares, primates es necesaria    

Al igual que ocurre con algunos niños y adultos, en la mayoría de los casos, la visita al odontólogo es toda una odisea. Parece que el temor que genera el sonido de la fresa o el ligero punzón de la anestesia es universal. Obviamente con la diferencia de que el animal no llega por su voluntad, sino que el cambio en su comportamiento, la manifestación de dolor o la disminución en la cantidad de comida que ingiere, alerta que está ocurriendo algo que requiere manejo profesional. 

“He tenido la oportunidad de realizar limpiezas dentales a leones, jaguares, primates y otras especies silvestres y exóticas. Debo decir que gracias a la colaboración de los colegas que realizan la anestesia, no ha sido difícil tratarlos. En algunoa casos los he atendido en su lugar de estancia, lo cual implica tener que adaptarse a su hábitat y trabajar con muchas personas alrededor, asunto que es muy diferente al trabajo de rutina en perros y gatos en una unidad médica con todas las comodidades de equipo” dice Rivas.

–¿Cómo funciona la odontología animal?

–“Los procedimientos con animales salvajes los realizamos en conjunto con un equipo interdiciplinar Generalmente por nuestro entrenamiento sabemos cuando el animal tiene una dolencia bucal. Por lo general, los animales cambian sus hábitos alimenticios, dejando de comer, a veces no pueden cerrar la boca o se hacen evidentes heridas y secreciones, lo cual indica que se debe revisar completamente la cavidad oral en busca de alguna lesión, luego de detectar el problema programamos un día para sedarlo, anestesiarlo y hacer un examen general completo, que incluye estudios radiográficos, ecografías, y toma de muestras de sangre para pruebas de laboratorio. Simultáneamente examinamos minuciosamente y tratamos de inmediato los problemas que detectemos en la boca”.

También usan coronas y hasta brackets  

El investigador Javier Rivas sobre el cuidado dental en las fieras.

Esta rama del conocimiento es muy amplia y abarca tratamientos periodontales, endodoncias, exodoncias, implantes con coronas, etc. Tener dientes sanos y boca sana no es exclusivo de los humanos. El tema no es una asunto de vanidad para las mascotas o animales silvestres es literalmente una necesidad para garantizar el bienestar animal de todo tipo de especies.

Para los que se estén preguntando cómo es posible que hoy los animales necesiten estos servicios y antes vivieran perfectamente sin ellos, Rivas señala que “son muy diferentes las condiciones de un animal salvaje en su hábitat natural que cuando están en cautiverio.

Por ejemplo, un jaguar en la selva que sufra una fractura de un diente, debe adaptarse a esa situación. Con los animales en cautiverio, se pueden hacer diversos tratamientos para mejorar su calidad de vida sin afectar su alimentación.

Lea también:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *