El sueño de toda familia es tener una vivienda propia. Casa o apartamento según las necesidades se deben planear con anticipación y no se debe dar un paso hasta que no esté totalmente consciente de la inversión que hará para los próximos años.

1. Visite la oficina de planeación. Antes de hacer una inversión de vivienda es recomendable preguntar en la dependencia de la Alcaldía sobre los futuros planes del sector. Si se hará una avenida que le perjudique, la construcción de un puente, los cambios de estrato, las nuevas construcciones privadas o cualquier otra cosa que le pueda ocasionar un perjuicio a su inversión.

2. Visite los sectores aledaños a la nueva vivienda. Es posible que no vea el “caño” que le pueda producir malos olores. Debe saber la distancia que hay de parques, centros comerciales, droguerías, panaderías o supermercados.

3. Visite el apartamento o la casa que va a comprar tanto de día como de noche. Recuerde que su inversión es por varios años y allí crecerán sus hijos. La visita nocturna de otra dimensión, seguridad, iluminación o presencia policial.

4. Pregunte quiénes son los constructores. Averigüe qué clase de material utilizaron en la construcción del edificio o de la residencia. No todo lo importado de China es bueno. Cada vez los muros son más delgados y no utilizan ladrillo para ahorrar costos. Asesórese de un ingeniero que le puede dar una idea de lo que va a comprar.

5. Compromiso nacional. Indague a los constructores que compren buen ladrillo a empresas que cumplan con los requisitos mineros, ambientales, jurídicos, que paguen impuestos, seguridad social, si son socialmente colaboradores y que sean ambientalmente responsables.

6. Investigue sobre el pasado del lote. Quede tranquilo si sabe que allí no hubo antes una laguna, un río o un depósito de basura. Pregunte por las rondas del río, quebradas o la “inocente” alcantarilla que pasa por el lugar.

7. Hable con el presidente de la Junta de Acción Comunal que le puede decir cómo está el barrio, cuáles son los planes para el futuro y qué dificultades hay.

8. Si es una compra de una vivienda de segunda, pregunte por el tiempo de construcción y es posible que deba hacer cambios de tuberías, techos, ventanas, puertas o pisos. Haga un cálculo de esa nueva inversión.

9. Servicios públicos. Pase por sus oficinas y pregunte sobre la disponibilidad para donde va a vivir. A veces hay instalaciones de gas, pero se demora dos años en llegarle el servicio. Lo mismo puede pasar con el agua, el cable o el internet.

10. Averigüe sobre los impuestos y los costos de los servicios públicos para que pueda tener un balance efectivo cada año.

El Grupo Ladrillo Verde, constituido por las empresas Ovindoli, Tablegres y Gredos, tiene sus plantas en el Parque Minero Industrial de Cogua, trabaja socialmente con responsabilidad con la Fundación Ladrilleros de Cogua, Funlaco y está comprometido con el programa de gobierno de “Minería bien hecha”.