Charles Aznavour: «el espectáculo debe continuar»

Por Guillermo Romero Salamanca

Este 22 de mayo debería cumplir 95 años. Sólo dos días antes de muerte, el primero de octubre del 2018, lo vieron cantando y ofreció varias entrevistas.

Era la voz de Francia.

Acababa de llegar de Japón donde ofreció un concierto que se realizó en la plaza NHK Hall en Osaka, Japón, el 19 de septiembre de 2018. Había interrumpido sus compromisos por una fractura que tenía en su brazo, pero estaba comprometido con un grupo de sus seguidores para cantarles en Bruselas a finales de octubre.

Durante más de 50 años ocupó los primeros lugares de popularidad en diferentes maneras: como compositor, actor –estuvo en más de 80 películas—cantante, vendedor de discos y hombre genial.

Su nombre completo casi nadie lo pronunciaba: Shahnourh Varinag Aznavourián Baghdassarian, pero fue una gran figura del cine francés y vendió más de 100 millones de copias de sus canciones. Se calcula que registró unos 1.200 temas y compuso para figuras como la inmortal Edith Piaf, Gilberto Becaud y Johnny Hallyday entre otros.

Sus padres se llamaban Knar Baghdasarian, actriz y Michael Aznavourian, cantante de restaurantes. Estuvo casado en tres oportunidades. Entre 1946 y 1952 con Micheline Rugel. Luego, de 1956 a 1960 con Evelyne Plessis y después con Ulla Thorsell.

Tuvo seis hijos que registró con los nombres de Seda, Charles, Patrick, Katia, Misha y Nicolás. Su nieta se llama Leila.

Su canción más conocida, por la cual millones de románticos soltaron lágrimas y dejara en quienes degustaban de la nostalgia, un pesar por los tiempos idos.

Aznavour-Cantante-Compositor
París y el mundo lo recordará siempre.

Lo llamaban como el Frank Sinatra francés, el Embajador de la canción francesa y el poeta romántico francés. Se casó tres veces y tuvo seis hijos. Deambuló por los principales escenarios de Europa y Estados Unidos. Famoso por su frase “El show debe continuar”, pero también dijo para una entrevista para ABC: “No doy una gran cantidad de consejos, porque somos individuos con diferentes talentos y dones. A mí me sirvió el trabajo duro, creer en ti mismo, tratar de ser diferente y no tener miedo al fracaso. Siempre es mejor hacer algo, que hablar de ello. No vivo en el pasado, sino en el presente. Siempre miro hacia adelante para los nuevos proyectos y las nuevas aventuras”.

Sobre el “gorrión de París” dijo también en esa entrevista: “Estuve ocho años con Piaf, porque éramos amigos, nunca amantes. Fue una artista increíblemente instintiva y con talento, que rompió límites con la elección de sus canciones, su presencia en el escenario, su interpretación con la voz única e irremplazable. Lo sorprendente es que es más conocida y apreciada ahora, que cuando estaba viva”.

Con el cantante Jerónimo en un encuentro en Buenos Aires.

En 1977 fue condenado a un año de cárcel, en libertad condicional por el Tribunal de Versales y a pagar una multa de un poco más de dos millones de dólares por evasión de capital a Suiza.

Cuando cumplió los 84 años fue nombrado como embajador Armenio en Ginebra, Suiza y en el 2004 fue nombrado como Héroe Nacional por el presidente de Armenia, Robert Kocharian.

En 2002, Aznavour colaboró en el disco Duets del legendario cantautor y músico cubano Compay Segundo. Los dos grabaron la canción «Morir de amor».

En 2017 le fue concedida una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Fue conocido por críticos y admiradores con el apodo de «Charles Aznavoice». Se le atribuye la frase «el espectáculo debe continuar».

Lea también:

http://www.pantallazosnoticias.com.co/news/llega-a-colombia-el-nuevo-mundo-la-telenovela-hit-de-taiwan/

https://www.youtube.com/watch?v=TClrvf4pbJw


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *