Shaio desarrolla protector facial contra el COVID-19

Ante la emergencia sanitaria y atendiendo las necesidades de los profesionales de la salud, la Dirección de Investigaciones con el apoyo del área de Epidemiología de la Clínica Shaio, ha diseñado un protector facial para garantizar tanto la seguridad del personal institucional como de profesionales en primera línea de atención de pacientes con COVID-19.

Se trata de un escudo de alta cobertura y flexibilidad complementario a los elementos de protección personal convencionales, que protege las mucosas faciales de los aerosoles emitidos por pacientes portadores del virus. 

Esta iniciativa fue impulsada por un equipo investigativo de alto conocimiento en diseño e impresión 3D, en el marco del Programa de Responsabilidad Social en Investigación de la Clínica, que busca generar aportes positivos a nivel institucional y nacional en situaciones que lo requieran, mediante la aplicación de conocimiento científico y tecnológico.

De esta forma, la Institución brindará todo el apoyo para el desarrollo de estos dispositivos con una producción inicial de 1200 unidades, de las cuales una parte será destinada a la protección de personal asistencial de la Clínica y otra donada a hospitales públicos alrededor del país que atiendan pacientes con COVID-19, respondiendo a la urgente necesidad de controlar la contingencia mediante EPP alternativos dado la escasez mundial de los mismos.

PROTEGEN TODO EL ROSTRO

El proceso de desarrollo partió de una revisión de los diseños de mascarillas faciales más utilizados y la impresión de modelos 3D para su evaluación. Sin embargo, estos diseños dejaban desprotegidas algunas áreas y eran poco ergonómicos, por lo que gracias a una constante retroalimentación con el personal de Epidemiología se obtuvo un prototipo con una mayor protección de las mucosas faciales y el cuello frente a los modelos estudiados, de fácil realización para producción en masa y viable con los insumos disponibles en el país.

Cuenta con un diseño cerrado que impide la entrada de aerosoles por los laterales del rostro, además, la estructura posee cierta flexibilidad para mayor ajuste y fijación. Este nuevo modelo está integrado por un visor transparente de plástico PET, comercialmente disponible para la protección de riesgo biológico por virus y un soporte de polímero plástico PLA realizado mediante impresión 3D. Es importante que esta mascarilla sea utilizada de forma adicional a los EPP autorizados por la OMS como el respirador N95 y las gafas de protección.

Para la Clínica Shaio, el compromiso con la seguridad de los profesionales de la salud en Colombia es fundamental; por tanto, la Institución ha aunado esfuerzos para la producción responsable de estos elementos y hace extensiva la invitación a diferentes entidades que deseen generar alianzas para garantizar todas las medidas de protección posibles en otras instituciones del país que hoy lo necesitan. (GRS).

También puede leer:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *