Y HABLANDO DE LUSTRABOTAS FAMOSOS

Por Guillermo Romero Salamanca

Desde este lunes 11 de febrero, Caracol Televisión presenta la novela “Con la Gloria de Lucho”, reviviendo un poco la dramática historia de Luis Eduardo Díaz, un popular lustrabotas de Bogotá que resultara elegido como concejal en el 2000 con 18.383 votos.

Con la actuación de Verónica Orozco y Enrique Carriazo, la historia recrea pasajes de la inolvidable vida del hombre que por más de 20 años limpió los zapatos a los centenares de capitalinos en la carrera 13 con calle 38 de la capital. Ahora, después de un paso por el Concejo, de escenas escandalosas, multitud de entrevistas, participación en programas de televisión, vende empanadas y se ríe de todas sus historias que ocasionó su paso por la política.

Un buen día un avistado abogado vio la oportunidad de mercadear al personaje y convertirlo en concejal. Los electores, como una forma de protesta, votarían por él y luego sería manejado a su antojo, pero no contaba con la personalidad extrovertida de Lucho.

Los medios de comunicación se regodearon con sus excentricidades, con su matrimonio, con sus serenatas y con sus disparos al aire en medio de una borrachera.

Aspectos de esa vida serán llevadas a la pantalla por Caracol Televisión con la participación de actores como Luis Eduardo Arango, Juliana Velásquez, Edgardo Román, Kathy Sáenz y Laura Torres, entre otros.

Si bien Lucho, el concejal fue famoso, no se pueden dejar a un lado otros personajes que han acaparado popularidad.

Desde luego que Jaime Garzón con su Heriberto de la Calle ha sido el lustrabotas más famoso y querido en Colombia. Cada una de sus entrevistas se ha convertido en piezas de colección para reír y para pensar.

Los lustrabotas han sido personajes del día a día de Bogotá, desde época de antaño cuando los cachacos utilizaban los chapines, trozos de cuero que cubrían los zapatos para protegerlos del polvo o del barro. De ahí el nombre de “Chapinero”, uno de los barrios donde más se usaban porque los galanes los llevaban para visitar a sus novias. Antes de ingresar a las casas, se quitaban los sobre protectores y quedaban con sus botines relucientes.

El 9 de abril de 1948, cuando asesinaron a Jorge Eliécer Gaitán fueron los lustrabotas quienes iniciaron las reyertas y en las fotografías de la época se les ve levantando sus cajas y gritando por la desaparición de su líder.

En el mundo también han existido personajes que en sus infancias o adolescencias tuvieron ese oficio para sobrevivir.

Resultado de imagen para lucho el lustrabotas
Luis Eduardo Díaz, famoso a causa de sus excentricidades y por los medios de comunicación. Foto La W Radio.

Uno de ellos fue el cantante inglés de Heavy Metal, Ozzy Osbourne, quien vivió una trágica infancia, con cárcel de por medio y que entre sus múltiples labores limpió zapatos a más de un paisano.

Mahmoud Ahmed es quizá el más notorio cantante de Etiopía y cuando niño también limpió calzado hasta convertirse en un integrante de la banda real del emperador. Hoy, a sus 77 años, recuerda con cariño esos años.

El mismísimo James Brown, cantante de Carolina del Sur y considerado por la revista Rolling Stone como el cantante número 7 de su listado de Los 100 grandes artistas de todos los tiempos ejerció ese oficio antes de convertirse en el padrino del soul.

José Asunción Flores, uno de los grandes compositores paraguayos y creador del género musical conocido como la guarania también forma parte de los famosos que cargaron sus cajas con betunes y cepillos.

El primer director de cine afroamericano Óscar Micheaux también pasó sus años por ese oficio antes de llegar al séptimo arte.

El expresidente brasilero Luiz Inácio Lula da Silva, hoy metido en problemas de corrupción y condenado a varios años por el caso de Odebrecht también fue lustrabotas en su niñez, lo mismo el presidente peruano Alejandro Toledo, también sentenciado por recibir coimas de la multinacional de la construcción, tuvo este oficio cuando era joven.

Otros famosos limpia cueros han sido el golfista Lee Treviño, el líder afroamericano Malcolm X y el barítono Eduardo Brito.

Lea también:

Alejandra “Rivolta” Gutiérrez: “CRITICO A LOS POLÍTICOS, PERO MUCHO MÁS A QUIENES CREEN EN ELLOS”

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Mostrar Botones
Ocultar Botones